martes, 15 de diciembre de 2009

DÓNDE ESTÁ EL POEMA ???...



DÓNDE ESTÁ EL POEMA ?


Cada día
golpeo teclas.
Despisto tiempos, fechas,
lugares.
Imagino historias.
Sospecho sentimientos.
Invento metáforas...

Miro afuera
y desvisto otoños.
Copio matices de colores.
Persigo imágenes.
Mezclo trinos
o intercalo sueños.

Dónde está el poema?...

Agazapado,
el poema está ahí,
en el cerquita:

Evocando,
echando de menos.
Provocativo. Hiriente.
Desafiante a veces.
Irreverente. Tal vez enojado.

Loco de amor.
O loco de contento.

Acaso llega de un perfume.
De otro otoño vivido.
O nace de una ternura nueva.

De una caricia.
De una melodía...

De escenas de otra vida.
De un tiempo
sin tiempo.

Como un latigazo,
como un temblor.
O como un desafío.

Agazapado en el cerquita,
esperando a saltar...

Ahí está el poema.

martes, 8 de diciembre de 2009

ESPÍRITU NAVIDEÑO



********* ( Me han pedido que repita este texto colgado el año pasado, entonces en formato de poema )


HAY MILLONES DE NIÑOS POR AHÍ...


Noche de paz.
Noche de amor...

Frente a estos versos, que inundarán estos días este mundo nuestro, pongo estos otros versos de un trágico poema de los niños Yoru:

Llamamos a los vivos, No responden.
Llamamos a los muertos. Ellos sí responden.

Frente a nuestros niños abrigaditos, bien alimentados, rebosantes de ilusiones y de sueños hechos realidad, pongo los millones de niños que andan por ahí... castigados por el hambre y el frío: bíblicas pandemias que matan como erizos de púas encrespadas.

Millones de niños con las manos vacías, que los sueños infantiles se niegan a llenar. Que viven y sueñan a la espera de proyectos que siempre llegan tarde.
Demasiados niños sedientos de protección, entre adultos insensibles, ciegos y sordos, en un mundo oscuro, que sólo sabe responder con cánticos gregorianos de imposibles paraísos...

Hay millones de niños por ahí, que lloran lágrimas de desamparo, a veces, sobre el regazo de madres muertas, durante guerras que provocan mentes desquiciadas.
Niños abandonados a su destino, en la calle o en fríos campos de refugiados, esperando el milagro de una solución.

Pues bien: con la varita mágica del tan repetido espíritu navideño, y con una gran bolsa cargada de optimismo, confiemos en que un soplo de aire puro nos inmunice de la indiferencia.
Confiemos en que la conciencia de los hombres, despierte de su letargo milenario, e intente deshollinar el futuro. En que llegue por fin el día con un amanecer de proyectos cumplidos, en el que el poema de los niños Yoru pueda invertir su estrofa:

Llamamos a los muertos y no responden.
Llamamos a los vivos. Ellos sí responden.


martes, 1 de diciembre de 2009

POEMAS EN DICIEMBRE




QUISIERA SER POETA

Si yo fuera poeta,
mi verso sería espada
en lucha guerrillera
contra el hambre y la guerra.

Si yo fuera poeta,
mi verso sería lágrima
para llorar la muerte
de la foca y su entorno,
del árbol y su selva.

Si yo fuera poeta,
mi verso sería rebeldía
y voz de los que callan.

Quisiera ser poeta
para ser voz. Y lágrima.
Y espada