martes, 22 de marzo de 2011

DESPUÉS DEL BOMBARDEO

*


Ahora sólo ve
la negrura de la noche
y una luna alzada,
allá en la altura.

Ahora sólo oye
el silbido del viento,
que arrastra
harapos calcinados.

Hace solo unas horas,
vio luces bailando
en el cielo
y humo y llamas
entre las casas
que se desmoronaban.

Restos de banderas
entre escombros.
Cuerpos rotos.
Y juguetes sin dueño
entre el fuego y el barro.

Oyó
silbido de misiles.
Explosiones.
Oyó gritos de gente
que corría...

Aún sigue escondido.

El terror.
Sus ocho años enteros
tienen miedo.

Le duele el hambre,
la soledad, el frío.

Dónde sus padres?
Su casa? Sus juguetes?...

No tiene nada.

Solo tiene
una piedra en la mano
para arrojar
a un dios inalcanzable.


***************

Nunca hubiera querido reponer este poema. Por desgracia, hoy vuelve a ser una evidencia

Y solamente dos preguntas:

* Los criminales se hacen de un día para otro?...

* No es criminal vender armas a los criminales ?...

37 comentarios:

Charcos dijo...

por desgracia es demasiado actual Soco...

Y se empeñan en que desayunemos las ruedas de molino, y se unen todos contra el (¿que?) y ahora el malo es el lobo, y ahora es caperucita y ahora la abuelita....

Me harté de cuentos Ya Basta!!!

nada justifica esto y lo peor no somos nadie ni nos harán caso

aún así yo no me callo


Besos Soco muchos

Cita dijo...

Si es triste que haya personas que tengasn que vivir este tipo de situaciones mucho mas triste es que lo hagan los niños.

En un tiempo, pensé que los criminales se hacían a sí mismos, por circunstancias, las que sean. Pero ahora tengo claro que nacen así. Desde el momento que son engendrados sin ningun tipo de inocencia, su vida está echada a perder.
Besos
Cita

José María Alloza dijo...

Ay Soco, tu poema es muy bonito, pero quisiera preguntarte algo: ¿de qué bombardeos hablas? Los ¿bombardeos de los mercenarios de Gadafi, en dirección de la populación civil?
Besos

María Socorro Luis dijo...

Jose Maria, hablo de "todos los bombardeos" porque estoy convencida de que TODOS, podrían evitarse.

Gracias y ese abrazo de siempre.

MIKEL dijo...

Desolador, triste y hermoso tu poema.

Todos los bombardeos son injustos e injustificables.

Un abrazo solidario. Mikel

JM Alloza. dijo...

No hay duda que el mundo sería mejor sin guerras. Ahora, algunas veces la ética impone usarla, para evitar mayores desgracias. Ejemplo: si en los años 30, en vez de tantos remilgos pacifistas, hubiésemos dado una buena patada a los nazis, cuando todavía no estaban preparados para la guerra, tal vez se hubiesen evitado algunas desgracias. ¿No te parece?
Respecto a los malos, el ultimo “malo” en “vedette”, siempre ha sido malo (y varias veces intentaron darle) otra cosa es que últimamente lo soportaran, porque parecía querer cambiar (pura ilusión…) Respecto a la venta de armas, paradójicamente, es tener un lazo del cual depende, y con el que puedes marcar limites… De todas formas, si no, será otro que las venderá, sin control…
Besos

María Socorro Luis dijo...

No entiendo de estrategias, querido amigo (de verdad y lo sabes).pero creo que los famosos Organismos Internacionales, deberían estar y justificarse, para algo más que para decretar guerras.
No habrá otra forma, pienso, de obligar a los "malos" a "portarse bien"inveradl?...

Más besos.

María Socorro Luis dijo...

Perdona JM, ese inveradl sobra, no sé de donde salió.

Leonel Licea dijo...

No existen guerras necesarias, no hay justificación para bombardear de ninguna parte que se mire, creo, como tú querida Soco, que los organismos internacionales deberían ponerse tantos problemas como prioridad antes de decretar una guerra.
Tu poema llega hondo, como llega el dolor de esos pueblos bombardeados.
Un abrazo fuerte para ti, querida amiga.
Leo

MARTA N. dijo...

Conmovedor hasta las lágrimas, querida Soco.

Y estoy de acuerdo contigo al completo.

Besos, montones. Marta

José María Alloza dijo...

Siento discrepar. Entiendo que es más fácil lavarse las manos con buenos sentimientos, pero os lo digo amigos, es así que nacen los pueblos de esclavos. Con pensamientos de este tipo, hoy día diríamos heil, en vez de hola… Por otra parte, las organizaciones internacionales hacen lo que pueden, no lo suficiente sin duda, pero hacen. ONU. Lista de operaciones humanitarias; mantenimiento de la paz / separación de beligerantes: Costa de Marfil, Congo, Darfur, Sur-Sudan, Liberia, Sahara. Haití, Timor, Frontera Pakistán /India Europa, Chipre, Kosovo, Oriente medio, Líbano, Frontera Golán (Israel / Siria) y otras tantas acabadas…
Mil excusas Soco, no sé si es el lugar más adecuado, pero son cosas importantes.
Besos

arena dijo...

yo también estoy segura que podrían evitarse, está en nuestra mano poder hacerlo

un abrazo

Gustavo dijo...

BIEN CAPTURADO EL SENTIR, EL INSTANTE...QUE SE REPITE, SOCO, COMO DICES TU, LAMENTABLEMENTE. CARIÑOS.

Manolo Jiménez dijo...

Por desgracia este poema tendrá vigencia mientras siga dominando el mundo lo material por encima de los sentimientos.

Todo es una hipocresía. Por eso, más que nunca, es necesaria la palabra ahora.

Saludos.

Manu dijo...

El dolor causado a los niños es doblemente
injusto.
Un excelente y necesario .poema denuncia.

Muxus

AUGUSTO dijo...

Tierno y duro, desgarrador. El final muy elocuente. Duele y golpea fuerte.

Saludos

Marisa Peña dijo...

ay...un beso mi querida poeta

SIL dijo...

Soco!! sol de invierno, la imagen de la piedra en la mano del niño para ser arrojada a un dios inasible ¡qué gigantesca es! ¡qué poderosa !

GRACIAS.

ABRAZO INMENSO

SIL

virgi dijo...

Es triste un niño sin familia, una anciana sola en medio del caos, un joven acribillado, una chica sin piernas.
Es lo de antes, lo de ahora, lo de mañana. Es la humanidad, por mucho que queramos creer otra cosa.
Un abrazo, Soco.

Amando Carabias María dijo...

Ante esta situación concreta el dolor aumenta de modo exponencial, porque pareciera que la única solución para acabar con una guerra sea organizar otra.
La solución contra la masacre de Gadafi es masacrar a Gadafi. Quizá José María Alloza tenga razón, pero me produce tanta tristeza, tanto dolor que comparto todos sus sentimientos Soco, en este poema

SUSANA dijo...

Yo tampoco entiendo de estrategias, pero me niego a aceptar la guerra como solución. Enhorabuena por el poema.

Luisa Arellano dijo...

Una guerra no se para con otra guerra. No existen guerras legales e ilegales.

Quizá lo anterior sea una utopía pero lo que si es cierto es que tal y como se está obrando en el mundo... jamás conseguiremos la ansiada paz.

Desgarrador poema, Soco.

Abrazos.

PIEL ROJA dijo...

Querida Soco
Estamos en una época de manipulaciones, de mentiras e hipocresía.
Y lo terrible, es que sólo podemos denunciar.

Gracias y abrazos. Usvaldo

elisa...lichazul dijo...

esos hijos son nuestros hijos
esos hombres son nuestros
esas mujeres son nuestras
el dolor , la impotencia, el abuso, la paradoja, el horror son nuestro pan en estas horas


un abrazo Socorro

María Socorro Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
rubén dijo...

Todo está contaminado.Y aquí si saliéramos a la calle a protestar nos llamarían fascistas.Nos gobiernan paletos con estudios!

LUIS dijo...

Coincido con Elisa. Sentir como nuestros los hijos de los otros, sentir el dolor de los demás, PERO DE VERDAD, sería la clave, el principio base para cambiar la humanidad.

Saludos a todos. Luis

Isolda dijo...

El poema es emocionante; cualquier niño en desamparo conmueve y con esa piedra en la mano, ¿qué va hacer?
Esto es o que duele y la hipocresía que nos rodea. También pienso que Alloza lleva parte de razón; no es lo mismo "cesar" a un dictador, que declarar la guerra a un país. Pero hay que sacar las armas a pasear de vez en cuando y que se sepa qué y quienes gobiernan el mundo.
Yo arrojaría también esa piedra contra un dios inalcanzable.
Besos sin respuestas, pero con cariño.

Sneyder dijo...

Esta de plena actualidad querida Soco el poema. En las guerras todos pierden y mas los niños, no entiendo de estrategias pero si del dolor humano.

Un fuerte abrazo

Paloma Corrales dijo...

Mi querida, Soco, tan necesario tu poema como innecesarias las guerras, y tus ojos se posan en el más inocente que hoy tira la piedra al Dios inalcanzable, pero que mañana la tirará contra su vecino, ésa es —desgraciadamente— la semilla.

Siempre me emocionas. Besazo.

Laura Caro dijo...

Siempre son los niños los peor parados en todas la guerras, incluso en las que a veces se hacen cotidianamente dentro de sus propios hogares.
Me encantó este poema, como todos los que escribes.
Un abrazo, Soco.

Rosa María dijo...

Amiga Soco: Es cruel cuando la poeta rota con el dolor de la guerra esgrime poesía bélica. Es triste, ver lágrimas envueltas en el negro humo de un misil abrasador. Es triste que los humanos quebremos la dignidad, la armonía y la vida de los que no tienen culpa de la bestialidad del poderío... es triste amiga Soco, es triste esgrimir la realidad de la guerra.
Un besiño

Seroma dijo...

comparto tus palabras... algo con igual intención tengo en www.cerroaislado.blogspot.com
se llama "No fue un sueño"

JOSELU dijo...

Poema imprescindible. Comparto tus palabras y hago mias esas mismas preguntas.

Siempre un placer. Joseluis

MALENA C. dijo...

La guerra fabrica el odio, la rabia y la venganza, además de víctimas y destrucción.
¿Dónde queda la diplomacia y el diálogo?...

Necesitamos poemas así. Gracias y besos desolados. Malena

SARA dijo...

Que triste y que hermoso.

Veo las ruinas y la desolación y al niño con la piedra sin saber a quien tirarsela...

Muchísimos besos.

María Socorro Luis dijo...

Muchísimas gracias a todos por dejar vuestra opinión.

Cordial bienvenida para Manolo, Isolda y Seroma.

Y un abrazo para cada uno.