sábado, 16 de febrero de 2013

Poemas de ayer : Era un contrato (r)





Aquel atardecer
apareciste
con un papel azul
y me pediste
que te lo firmara.

Era un contrato.

En él estaba escrito
- con tu mejor retórica
y tu particular
ortografía -
que me dabas tu amor
de parasiempre,
tu ternura y tus sueños.

Tus días mas azules.
Tus tequiero.
Tus dudas,
tus certezas...

Y que tu corazón
me lo entregabas
porque ya, no era tuyo.

Que todo lo que allí
estaba escrito,
era recíproco
y que los dos
- tú y yo -
jurábamos cumplirlo
para siemprejamás.

Lo firmé, por supuesto.

Pero...
No reparé en la letra pequeña.

27 comentarios:

MANU dijo...


Mi último cigarrillo del día con tu encantador poema.

Original y muy bien escrito. Mi enhorabuena; creces cada día.

Gabon ta muxumilla.

VivianS dijo...

Cuando de amor se trata, siempre hay que leer la letra pequeña.
Perspicaz ese verso final, me encantó.
Un abrazo Soco

Ramón María Vadillo dijo...

Puñetera letra pequeña, no puedo con ella, ni por la vista, ni por innecesaria.

Muxu bat

mariajesusparadela dijo...

Y ahora la padeces. Siempre pasa.

GRACIELA L. dijo...


Bellísimo. Muy original y tan real...

Somos multitud las víctimas de esa maldita letra pequeña.

Sos una axcelente poeta, te lo repito.

Besosporteños.

Rorschach Kovacs dijo...

Lo mejor de las relaciones muchas veces sucede antes de subir las escaleras para consumar y limitar la realidad.
Besos decadentes.

Lichazul dijo...

todo contrato trae letra chica
es lo que hay
y sí a muchos nos pasa que no reparamos en ello
y firmamos sin leer

tarde es cuando damos cuenta y estamos con el saldo a veces en contra para procurar alguna salida

a veces se nos va la vida en intentar resarcir los que una vez sellado quedó con nuestra rubrica

aunque hay algunos que se pasan por el aro la letra chica y borran con el codo lo que escribieron con la mano jejeje


besitos y feliz domingo

SIL dijo...

Recuerdo este poema.
El verso final es una dulce daga.

Precioso.


Besosybesos.



SIL

arena dijo...

esa letra que nunca se lee y siempre dice tanto..

un abrazo

©Laura Caro dijo...

Si es que... todos los contratos deberían dar la opción de ser renovables o no...

Cada vez me gustan menos los papeles.

Un abrazo enorme y agradecido.

TORO SALVAJE dijo...

Que bueno...
La letra pequeña siempre se nos pasa por alto.

Besos.

impersonem dijo...

Ay la letra pequeña...

El poema es muy bonito.

Besos

ADELFA MARTIN dijo...

No serìa amor si no le pisara los talones el desengaño...

te mando un abrazo

ANÓNIMO II dijo...



Dulce, tierno y con una pizca de humor. o ironía...? y enormemente original.

Y siempre con tu sello personal.

Chapeau.


inma ortiz dijo...

Nuca reparamos en la letra pequeña. Un beso.

Sarco Lange dijo...

El problema es saber leer, no el no saber mirar.

Un beso, Poeta...

danilita21 dijo...

¡Ah! que fascinante es aquella letra pequeña... Que desolador el paisaje pero cuan grande la experiencia.

LUIS dijo...



¿cómo lo consigues? Tus poemas tienen luz, son una mezcla de ternura, ingenio y creatividad. Se viven.

Siempre me asombran y me emocionan.

Gracias

Princesa Solitaria dijo...

Me encanto como puedes plasmar tus ideas y pensamientos tan facilmente te agradeceria que te pasaras por favor y me dieras tu opinion

MARTINE dijo...


C'est magnifique.

Bisous.

PIEL ROJA dijo...


Que bien me cae leer un poema tuyo después de un largo día de trabajo.
Y con música de Laboa...

Buenas noches, Soco. Es un hermoso poema.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Socorro:

La letra chiquita... siempre nos depara alguna sorpresa.

Un abrazo.

Sneyder C. A. dijo...

Los contratos siempre traen su pequeña o gran trampa escrita en la letra pequeña… y nunca la leemos…pecamos de confianza.

Como siempre me encantó tu poema.

Un cálido abrazo

MARTA N. dijo...


Yo también firmaría un contrato asi, tan prometedor y tan dulce.

Me chiflan tus poemas, siempre, siempre.

Marta

Amando García Nuño dijo...

No escarmentamos. nunca. Supongo que todo el que firma un contrato de ésos sin mirar la letra pequeña, acaba con un jirón de su vida embargado, desahuciado de sí mismo. En fin, es lo que hay.
Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
L. MARCELO dijo...


Original e ingeniosa estructura, sin abandonar la belleza y el lirismo.
Y siempre con tu sello personal y único.

Con todo mi afecto.