domingo, 27 de enero de 2013

El relato del mes : Así de sencillo













Desperté con un sobresalto.  La claridad del día me fue devolviendo poco a poco, todas las imágenes y todos los detalles borrados durante el corto y agitado sueño: La lluvia - mejor el chaparrón - de la tarde, el asfalto resbaladizo y brillante, multitud de paraguas abriéndose paso que se entrecruzaban, gente que corría buscando un refugio ocasional, coches que salpicaban insolentas las aceras...

Yo también iba a correr, pero me detuvieron sus ojos.  Semitirado en la acera, parecía herido.  Me acerqué : Estaba herido con un hilo de sangre corriendo por su cara sin afeitar.
Noté que hacía esfuerzos por levantarse, apoyándose en un banco, pero no lo conseguía. Y yo alli, parada como una estatua, empapada hasta los huesos.

Y fue un impulso. Me acerqué hasta él y le dije que quería ayudarle, que se apoyara en mi.  Sus ojos - profundos pozos sin luna - me miraron un instante y un esbozo de sonrisa se truncó en una mueca  de dolor.

Entramos en casa. Lavé y curé su herida, le ofrecí ropa seca, comida caliente y un calmante.  No hablaba, solo me miraba y sonreía. Le hice alguna pregunta; solo un gesto incierto y la sonrisa tímida. No me entendía?...  Y de pronto, cerró los ojos y se quedó profundamente dormido.

Y allí, delante de él quedé yo hecha un lío.  Qué es lo que había hecho? qué hacía, sola en casa con ese, tal vez, maleante. Un vagabundo? Una  de esas personas a las que siempre me habían  enseñado a temer? Por qué me había  comportado  como una insensata, como una irresponsable?
Lo cierto era  que un desconocido, quizá  peligroso, dormía en mi sofá. Acaso no podía ser un desalmado, un psicópata?

Adiviné los comentarios de mis amigos, de mi familia cuando mañana se enteraran : Pero, estás loca?  Sabes bien lo que has hecho?  Eres sorprendente. Cómo puedes ir por la vida saltándote todas las normas?  Es que eres increíble...

 Sacudí mis pensamientos : Quereis callaros? Es muy fácil de entender. Llovía a mares. Estaba herido. Solo. No tenía donde cobijarse y a mi me sobra espacio:  Así de sencillo.

Afuera la lluvia y el frío arreciaban. La ciudad y la noche descansaban en calles solitarias, llenas de sombras, ahogando sus últimos destellos de luz.
Me acerqué un poco mas.  Seguía apaciblemente dormido. Me conmovió su aspecto desaliñado, su pelo lacio le caía sobre la frente. Indefenso. Parecía un animal herido, perdido en la mitad del bosque. Si la cara es el reflejo del alma, - y de eso estoy bastante convencida - ese hombre era totalmente inofensivo.

Pensé en algunas opciones: Llamar al hospital o a la policía municipal. Pedir a un par de amigos que vinieran a pasar la noche en casa, pero me decidí por la tercera: confíar en él  y quedarme sola.  Apagué la luz y entré en mi dormitorio. Mañana será otro día.


Terminé de desperezarme. Ya, un sol incipiente, asomaba con timidez. Y haciendo el menor ruido posible, me acerqué al salón.  Todo estaba en silencio. Solamente una luminosidad entre azul y dorada, empujando tenaz por las persianas.
Pero el sofá estaba vacío. Una rosa blanca descansaba en el lugar donde la noche anterior, dormía ese desconocido.
             

domingo, 20 de enero de 2013

Tankas en invierno





Llueve en  enero
sobre los campanarios.
Sobre la mar.
Mansamente. Sin prisa.
Igual que si rezara.


******


Soy golondrina
en lo alto de un cable
mirando el mundo.
Gorrión a ratos libres
lágrima y vendaval.


******


La soledad
trepa por los semáforos.
Grita el silencio.
Un hombre sobre un banco
sueña no despertar.


******


Me sabe amargo
el pan de Navidad.
Y tengo frío.
Hay niños sin abrigo
y sueños bajo escombros.


******


En la utopía,
a soles de distancia,
busco un lugar:
donde el hombre, la foca,
la selva... son amigos.


******


Quisiera ser
tu postre de ternura
y chocolate.
Niño que sientes frío.
Niño que tienes hambre.


lunes, 14 de enero de 2013

MIS POEMAS : FANTASMAS






 Del sueño de la noche
van surgiendo
las angostas callejas
de Dublín.
Las montañas,
el mar,
y la torre que habita
el fantasma de Joyce.

Sobre una mesa de humo
descansa su sombrero.
Las gafas
y marchitos papeles
de colores.

-Cree estar solo-
Absorto en sus recuerdos
no escucha como llegan
en tropel
todos sus personajes.
Bloom,
Dedalus,
Molly...

Joyce vierte
un chorro de Dublín
y unas gotas
de páginas de ayer
en un cuenco olvidado

Y todos brindan.

Luego se desvanecen...



*** en el 72 aniv. de la muerte de Joyce

sábado, 5 de enero de 2013

Poemas mios : Invierno




Invierno
es un poema intermitente.

La lluvia escribe versos
en tu piel.
Tu sonrisa es un barco
que recaló en mi puerto.
Tus manos son lisura
en esta tarde añil.

La tristeza -me dices-
es un azul con pena.
El mar es un imán.
La vida es una barca
a la deriva.
Invierno
es un poema recurrente
aún sin terminar.

Sigue tenaz la lluvia
en los senderos.
Huele a humo de leña
y de primer amor.
El tiempo está al acecho
dentro de los espejos.

Invierno
es un poema interminable
que sigue su camino sin final.

martes, 1 de enero de 2013

Poemas de Ilune : Qué es lo real?





El aire tiene hoy
un ligero sabor a azúcar.
Las nubes están
mas blancas de lo habitual.

No hay ruido.
Ni humo.
Ni llantos,
ni nada.

Únicamente,
una inmensa tranquilidad.

Melodías extraviadas
endulzan un paisaje
que va creciendo ante mis ojos.

Y me dejo llevar
por este nuevo sentimiento
sutil
breve acaso,
pero intenso...


De repente caigo
a un lugar remoto
que sin embargo, me es familiar

y todo está destrozado.

Las nubes están sucias.
A lo lejos, ecos sordos
de sollozos casi apagados.
De gritos ahogados,
de guerra...

no sé donde está mi madre
ni tampoco mis hermanos.

Tal vez,
sólo tal vez,
si consigo dormirme de nuevo,
los encuentre esperándome.


                             Ilune