sábado, 7 de junio de 2014

Momentos : De hierro y de añil



Hoy me soñé errabundo.
Me pensé
llorando unsindestino.
Añorando
el tacto de una piel.

Y desprecié este mundo
de tanbuenaspersonas.

          ***

Hechas cenizas
arden las ciudades.
Mas allá de los límites,
cerradas con cuchillas
las fronteras

Oh, Dios, despierta,
mira las ruinasdetumundo,
y rézate a ti mismo.

          ******

Me basta
una noche de estrellas.
Un jardín, un estanque
y un perro.
Tus brazos tan cálidos,
para pasar la vida.

Y un trocito de añil, robado
delcielodeParis.

          ******

Poesía es,
la levedad de un gorrión
en el sauce.
La continuidad de la lluvia.
Un sendero que sube a la cima
donde la nube besa la tierra,

y un velero en un mar,
plágiodetusojos.
         

37 comentarios:

Sylvia dijo...

Querida Soco:
Sigues hilando palabras con tu ábil pluma. Cada vez que visito tu espacio, siento que toco el cielo, el añil robado del cielo de París.
Poderosos versos los que he encomillado. ¿Qué nos queda, salvo que Dios despierte y rece a sí mismo? Millones rezan y la destrucción continúa.

"Oh, Dios, despierta
y mira las ruinasdetumundo.
Y rézate a ti mismo."

Un abrazo, Soco. Mi ausencia se debe a que mi marido ya está en cuidados palliativos... A veces me mira con ojos grandes, quiero creer que no sufre.

Ramón María Vadillo dijo...

La primera estrofa es resumen de una vida que conozco bien, como siempre Soco, versos muy vivos y actuales, me gusta. Musu bat

mariajesusparadela dijo...

Pues si que tiene que ser triste para dios ver lo que hay y no tener a quién rezarle.
Un grandísimo poeta, "Curros Enriquez, Manuel" tiene un maravilloso poema que dice "si este é o mundo que eu fixen, que o demo me leve" (si este es el muundo que yo hice, que me lleve el demonio. Lo encarcelaron y excomulgaron. Pero el poema sigue ahí.

GRACIELA L dijo...

Bellísimos estos cuatro momentos, tan poéticos y tan certeros.

Sos genial y te dejo mi abrazo porteño,
con sabor a otoño

FERNANDO dijo...

Los dos primeros, hierro, los otros dos añil. Los cuatro con esa belleza y sencillez tan Soco.

Mis abrazos. Fer

Ursus Polaris dijo...

Me gustaría saber si has editado algo que pueda adquirir, si no es molestia.
Un abrazo.

Ursus Polaris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ursus Polaris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ursus Polaris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ursus Polaris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ursus Polaris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ursus Polaris dijo...

PERDON (los comentarios se reproducen)

Arantza G. dijo...

Versos de realidad.
Un gusto leerte.
Besos

Jesús Aparicio González dijo...

Pocas cosas y sencillas bastan para ser feliz, Socorro.

Un beso

Mirella S. dijo...

Mínimas realidades interiores y exteriores, que expresás en versos que son máximos.
Abrazo fuerte, Soco.

elisa lichazul dijo...

me gustó mucho la tercera SOCO
besitos y feliz fin de semana

Darío dijo...

Con poco nos alcanza, con poemas por ejemplo, que dios se haga cargo del desastre de su mundo... Un abrazo.

MARICARMEN dijo...

Preciosas imágenes
"un velero en un mar plágiodetusojos" me ha cautivado. Besitos, Socoguapa.

JOSELU dijo...

Siempre gracias por compartir pequeñas maravillas. Y abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Para Ursus.

Por supuesto no es ninguna molestia decirte.

Participé, con un pequeño poemario, en un libro que nos publicaron a los tres ganadores de un concurso.

Luego me autoedité un sencillo libro, pero ya no me queda ningún ejemplar.

Del primero me quedan algunos. Si me dejas una dirección de correos, te envío uno de estos, que te regalo con mucho gusto.

Abrazo.

L MARCELO dijo...

Pues ya es hora de que publiques otro. Yo, por ejemplo, sería el primero en agradecerlo. Con abrazos.

PIEL ROJA dijo...

Son las 15,30. Mi café de sobremesa y tus bellos poemas.

Afuera una tarde con sol.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Que lindos poemas Soco, pero el último me ha dejado emocionada por su belleza.

Buen domingo.

mariarosa

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Socorro:

Un saludo vengo a darte
con cariño de verdad,
y a decirte muchas gracias
por tu sincera amistad.

Abrazos.

SUSANA dijo...

Los dos primeros duelen, son heridas, y los dos últimos caricias.

Besos de otoño con lluvia. Su

TORO SALVAJE dijo...

Una noche de estrellas y me vuelvo niño.

Besos.

virgi dijo...

Si todos nos contentáramos con lo simple y hermoso de la vida, el mundo sería mejor,mas solidario y generoso.
Y tú tendrías muchas cosas que compartir.
Eres un amor de chica.

JUAN A dijo...

Bellos, bellos.

!qué bien le viene el título a estos momentos.)

Abrazo.

impersonem dijo...

Me gusta cómo describes cada uno de esos momentos... y el mensaje que hay en cada uno.

Besos.

Julio dijo...

Delicadeza extrema y sumamente cautivadora. Una delicia.
Salud.

Julio G. Alonso

Julio dijo...

Delicadeza extrema y sumamente cautivadora. Una delicia.
Salud.

Julio G. Alonso

SARA dijo...

Siempre tarde pero la verdad, es que me encanta leerte, me hace bien y te doy las gracias por hacer que me guste la poesía, cada día mas.

¿Sabes que te quiero mucho?

Amando García Nuño dijo...

Me enredo en el rumor de tus versos, en esa luminosidad de las palabras que pincelas. Luego, quedo atrapado en las sensaciones que provocas, por ejemplo, el grado de conocimiento humano que dibuja el primero de estos textos.
Abrazos, siempre

ANÓNIMO II dijo...

En tus Momentos hay gritos, anhelos y amores. Como en la vida.

Besoscomosiempre, poeta.

Mertxe dijo...

No tengo palabras para tanta sensibilidad. Un abrazo, amiga mía.

ilune dijo...

Dreyer (buenisimo cineasta aleman) dijo que el cine es el viento invisible que mece las hojas de los arboles. Con tu ultima reflexion nos damos cuenta de que cine y poesia son al fin y al cabo lo mismo.

Me parecen todos los "momentos" como tu los titulas, preciosos. Pero me quedo con el segundo y esa frase digna de cualquier libro de citas celebres: Oh Dios, despierta, mira las ruinasdetumundo, y rezate a ti mismo.

Maestra eternamente abuela!

Un abrazo!!

SIL dijo...

Yo, que jamás lo he visto, he conocido hoy el añil de ese cielo de París.



Más besos.