domingo, 5 de octubre de 2014

A mi perro * en el recuerdo



Te quedaste quieto,
dormido. Y tus ojos
fueron perdiendo el brillo
y esa forma tan mansa
de mirarme,

Y mis labios
quedaron sin sonrisa,
huérfanos
en el naufragio de un poema,
que mojado de lágrimas
te dedicaré.

Quedaste frío, quieto,
dormido,
tal vez soñando
con la caricia de mis manos
sobre tu traje negro.

Y todo, la casa, los chicos,
los recuerdos, se vistieron de ti...

Ahora, evocaré tu miedo
cuando destelle la tormenta
sobre los abedules
y el temor de tus ojos, suplicantes
de mi voz y ternura..

Guardaré tu recuerdo
allí, donde se guarda lo entrañable.

33 comentarios:

poemas lichazul dijo...

esos compañeros de ruta que todo dan y nada piden
son los fieles , verdaderamente fieles

abrazos Soco

Maria Rosa dijo...

Emocionante poema.

Soco; como duele la perdida de un fiel amigo, verlos irse lentamente y recordar de por vida sus ojos tristes que parecen entender que se van.

mariarosa

Bee Borjas dijo...

Esas criaturas angeladas que hacen que la Vida sea más dulce y tierna. Una sonrisa y un gracias para todos ellos.
Preciosas palabras para un ser especial.
Te abrazo, Socorro.

Tramos Romero dijo...



El dolor es intenso y tierno como su compañía, no se les olvida ...es enorme el espacio que ocupa en nosotros, mi cariño para tu corazón.

Besos

tRamos

mariajesusparadela dijo...

Llega dentro, muy dentro de todo aquel que ha perdido un amigo.

INÉS dijo...

Triste y hermoso mensaje. seguro que fue muy feliz viviendo a tu lado.

Abrazo, profe

MANU dijo...

Gabon, Soco.

Estoy seguro de que se fue soñando con las caricias de tu mano sobre su traje negro. Precioso poema

Musu handi

Mirella S. dijo...

Qué buen homenaje a un amigo y acompañante de todos los momentos, porque ellos siempre están ahí.

Besos, Soco, me encantó.

L. MARCELO dijo...


Te dejo mi abrazo para tu pena. Soco

Excelente poema

SARA dijo...

Que tristeza y que poema mas emocionante.

¿era el perrillo que sale en la foto con tus nietos?

Muchos besos

Amando García Nuño dijo...

Bueno, al menos no habrá tormentas dondequiera que ande. Sus ojos suplicantes, sí. De tu voz, y tu recuerdo.
Abrazos, siempre

Azzul. dijo...

En el corazón abrigado de ropas cálidas.
Un beso.

SIL dijo...

Este poema lo acariciará eternamente,


besosmujer /muchos

virgi dijo...

¡Cuánta infelicidad nos produce la ausencia de estos animalitos que suelen ser mejor que muchas personas!
Te comprendo, mi querida Soco, te vuela un abrazo entrañable.

María Socorro Luis dijo...


Sí, Sara, era ese perrillo negro que sale en la foto que dices. Estuvo con nosotros desde que nació, como doce años.

Gracias a todos por vuestro cariño. Abrazos.

JAVIER dijo...

Como una más de tus personas. Son cariñosos y entrañables.

Un bello y conmovedor poema. Musu bat.

vicente dijo...

Algo ya le debo a tu perro: Haber encontrado tu página y en ella tus poemas. ¿Puedo quedarme? Gracias.

MARIO dijo...

No sabes como te comprendo.Hace poco he pasado por la triste experiencia. Aún llevo su sombra.

Besos

PAUL dijo...

Le chien, le plus fidèle ami...

Bisous.

ARO dijo...

Vuelvo de tarde en tarde a este mundo bloguero. Hoy me he sumergido en tu poesía, que me sabe a otoño y me encanta.

TORO SALVAJE dijo...

Como un hijo más.

Ánimo.

Sandra Garrido dijo...

Amen querida Solo. Como una vela encendida que tiembla su recuerdo.

Mi abrazo fortisimo

Idoia dijo...

Fue un perrillo feliz sin duda. No todos tienen esa suerte. Precioso poema.

JUAN A dijo...

Contigo fue afortunado.

Mas abrazos

Azzul. dijo...

Ese sitio debe ser un lugar maravilloso.
Besos.

AUGUSTO dijo...

Una maravillosa muestra de cariño tu poema.. Te dejo el mío

Vivian dijo...

Qué bonito! Seguro fue feliz como pocos (conociendo tu ternura)
Ánimo. Imagino lo que sientes, aunque siempre tuve gatos, es un amor incondicional.

Besos Soco

Marina Flores Rozas dijo...

Estas dolorosas partidas van trizando el alma, los recuerdos endulzan un poco la ausencia.

Un abrazo desde Chile

PMPilar dijo...

esas sonrisas comolágrimas
hacia el fidelísimo acompañante, el perrillo, que nombras, ay, lástima y no tormento son
(¡mi pobre Simba cualquier ratito de estos verá otras rutas, y se irá yénnd o s e´... de poco en poco y lo habremos de llorar, ay, sí!)


qué penita, Soco


Besos

Azzul. dijo...

Qué triste perder.

uff¡

Un cariño tan fiel.
Un abrazo.

PIEL ROJA dijo...

Aún me duele el vacío que me dejo mi perro. Lo siento

María Socorro Luis dijo...

Abrazos y mi cariño para todos.

irati dijo...

Este poema ha hecho que se me salten las lágrimas por el recuerdo de Chipi.
Muchas gracias por escribir lo triste de esa noche de una forma tan apacible y bella.

besos.
Te quiero mucho abu