jueves, 20 de noviembre de 2014

Niños de las guerras (r)



Nunca tuvieron juegos
casa, cuna,
tequieros ni cometas.

Tal vez nunca,
canciones infantiles,
el tacto suave
de unas manos tibias,
ni las alas de un beso.

Viven un mundo
de charcos
y pies descalzos en verano,
de zapatillas rotas
y pies mojados en invierno.

Sin baños de burbujas
ni zapatos de marca.

Van a la escuela
sin embargo, felices,
a pie limpito
o flotando en un sueño.
Sin mochila
ni rotuladores fluorescentes.

- tienen un solo lápiz
y solo un cuaderno -

Sin embargo felices.

Niños de piel de humo,
pan duro y papa asada,
os veo sonreír
con la mirada limpia.

Una estrella celeste os saluda.

33 comentarios:

ANÓNIMO II dijo...

He leído que mas de la mitad en los campos de refugiados, son niños menores de diez años. Sin palabras.
Solo impotencia y dolor
Contigo, poeta

Julio dijo...

Los niños y las guerras, las de las balas y las bombas y la otra del hambre y la miseria. Duele.
Imprescindible tenerlo siempre presente. Enhorabuena.
Salud.

María Socorro Luis dijo...

Así es, Julio. Cada día debemos pensar en ello. Gracias y abrazo.

SUSANA dijo...

Ay, Soco. Como sabes vestir de belleza y de ternura la pena.

Te abrazo siempre.

Amapola Azzul dijo...

Siempre me emocionas, un beso a esa estrella tuya.

Darío dijo...

La maravilla de los niños es esa sonrisa que los mayores ya no alcanzamos a dimensionar. Un abrazo.

MARTA N dijo...

"niños de piel de humo
pan duro y papa asada"...
Que tristeza y que ternura. Milbesos

Mirella S. dijo...

Un tema dolorosísimo, que trataste con tu delicadeza e imágenes precisas.

"Niños de piel de humo,
pan duro y papa asada..."

Cómo sabés llegar al que te lee, Soco.
Abrazote.

MARICARMEN dijo...

Tu poema hermoso y duro estremece. Y también están aqui, a la vuelta de la esquina.

Te abrazo

MARIO dijo...

Belleza y dulzura en unos versos donde vuelcas tu profunda humanidad.

Amapola Azzul dijo...

piel de humo y estrellas en los ojos...
Besos a esa estrella.

Maria Rosa dijo...

Y a pesar de todo sonríen. En mi país no hay guerra, pero hay niños como tu los describes, el estado los olvida, la sociedad apenas podemos hacer algo. Es tan grande este país, que ni conocemos la vida de los "dueños de la tierra"
Y a pesar de todo sonríen.

mariarosa

PEPE LASALA dijo...

Por ellos debemos darlo todo, ellos nos necesitan, están carentes de muchas cosas, y por encima de todo de algo fundamental, cariño. Me ha encantado que escribas sobre esto Soco, es un asunto que me duele mucho. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga. @Pepe_Lasala

PMPilar dijo...

un solo lápiz y pocas cosas que apuntar firme sin que la indiferencia se las fulmine.
para ellos
para ti

http://youtu.be/vQ-jHoCUp1c

musu...

María Socorro Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Socorro Luis dijo...


Mila esker, Pili. Una delicia.

Buen sábado.

INÉS dijo...

He leido tu poema a mis niños y les he contado algunas cosas. Estaban emocionados.

Gracias profe y un montón de besos con el abrazo del sábado

JAVIER dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
JAVIER dijo...

"Sin embargo felices" Que nadie pueda quitarle su mundo de magia y de sueños.

poemas lichazul dijo...

ellos tienen un hambre y una sed genuinas, transparentes
su felicidad es la verdadera

nosotros somos unos fantoches de mierda queriendo occidentalizar tóo

PRECIOSO Y PRECISO POEMA SOCO!!!!
besitos y aplausos

TORO SALVAJE dijo...

Que pena joderrrrrrr

Me has hecho pensar en un artículo que leí donde explicaba que en los países más pobres curiosamente había menos trastornos emocionales, tipo ansiedad, depresión, etc... hay más solidaridad entre ellos.

Nosotros, los del primer mundo, los idiotas egoístas del primer mundo que todo lo queremos, que todo lo acaparamos, vivimos como enfermos mentales.

Besos.

María Socorro Luis dijo...


Así es Xavi. Y no sabemos que estamos muertos

Amapola Azzul dijo...

Ayer u antes de ayer, vi a un niño de unos 10 años pedir de puerta en puerta, parecía un adulto.

Besos para ti.

virgi dijo...

Una niñez triste que nos conmueve y nos entristece, pero no hacemos lo suficiente por remediar tantas penalidades.
Besos ,querida Soco

Sandra Garrido dijo...

Tu sabes bien Soco, que estos niños aprecian la vida mejor que los nuestros. Tanto consumismo nos corrompen su iocencia en este nuestro mundo y en aquel que hace posible el nuestro...

Tu me entiendes.

Un beso alado

MARICARMEN dijo...

Tu poema tan duro y tan humano estremece. También los tenemos aquí a la vuelta de la esquina.

Besos un centenar.

Tramos Romero dijo...

La felicidad o la paz sstisfactoria como se desee decir, se tiene dentro, estos niños viven una realidad que describes con sabiduría y sentimiento, ellos son felices no saben, no conocen eso que llamamos "privilegios" y poseen lo MEJOR el aprecio por lo sencillo y las ganas de aprender, las risas provocadas no por películas , ni juegos de tecnologías.
La pura naturaleza enseña como tener alegría- No existe la envidia y todo es normal..



No es comparable.

- en mi infancia eramos siete en una casa pequeña y todos era de todos porque sí, no te cuestionabas nada y muchas muchas noches repetías ese pan con leche...no nos considerabamos ni pobres ni ricos, simplemente vivíamos en paz y reíamos, siempre se reía mucho. Cierto es que ya quisiera que estos niños tuvieran lo que yo tuve.
Me animé con tu poesía, con la realidad que traes y divagué, todo un placer querida amiga,

Besos enormes

tRamos

PIEL ROJA dijo...

Bellísimo, aunque el contenido sea desolador.
Me encanta el comentario de Tramos, coincido totalmente. Besos

Laura L dijo...

Conmovedor, bellísimo, necesario. Abrazos.

Sneyder C. dijo...

Hoy admirada amiga tu poema denuncia no nos deja impasibles, hay dolor, miseria, al ver esos niños que malviven y a pesar de tanto sufrimiento de vivir con lo mínimo, la sonrisa no se borra de sus rostros
Bello y desgarrador poema.

Un cariñoso abrazo Socorro

SARA dijo...

Me había saltado este poema tan penoso y a la vez tan lleno de belleza y sentimiento. Siempre gracias y mas besos

María Socorro Luis dijo...


Gracias, gracias a todos, sobre todo por vuestra complicidad.

y abrazos

AMIGO dijo...

Precioso. Jose