sábado, 15 de octubre de 2016

Poemas de otoño : Cazadores
















Colgada de una nube
la mañana bosteza despeinada.
El mar, al fondo,
con tempestad y todo
se suicida en los acantilados.

Música lenta.
aroma a hierbabuena y a café.
Gorriones por el aire.

En el suelo
los niños tejen sueños
y estrategias de barcos y piratas.

Algo lejos, ladridos y disparos.

Y de pronto
todos quedamos tristes:
Un pajarillo herido
ha venidoamorir entre mis manos.

Una lágrimaluz
resbala la mejilla del mas chico
y la pena florece en los rincones.

Afuera cazadores
ladridos y disparos ...

La impunidad viste de camuflaje.

30 comentarios:

SARA dijo...


Jo, que bello y que triste.

"una lágrimaluz
resbala la mejilla del mas chico"... Lo estoy viendo.

Besos siempre.

carlos perrotti dijo...

Bellísimas instantáneas de tus ojos o de tu recuerdo. Como sea, versos muy tuyos, muy de tu poesía, de tu estilo o como se diga. Abrazos, Soco.

Mertxe dijo...

Sentido poema, Soco, que compartimos los que aún tenemos sensibilidad. La caza en el siglo veintiuno no tiene otra justificación que llenar los peores instintos de los humanos. Nada tiene que ver con la caza para sobrevivir, eso pasó hace mucho tiempo, hoy es materia de psiquiatría. Y de maldad sin más cuando, acabada la temporada, estos bárbaros asesinan a sus perros. Gracias, amiga, una vez más has tocado la tecla adecuada.

Ernesto. dijo...

Poema concreto y contundente. Las palabras bien expresadas llegan más lejos que el barullo...

La impunidad viste de mil formas: camuflaje, galones, corbata, hábito, sotana, márqueting, etc., etc.

Un abrazo, Soco.

Maria Rosa dijo...


La belleza de un poema para salvar el dolor. Mi aplauso como siempre a tu talento.

mariarosa

Mirella S. dijo...

Bellisimo, Soco, parte de la variada gama de los gratos sucesos cotidianos, hasta el disparo cruel a un pájaro inocente y la tristeza por su muerte.
Con tu estilo íntimo y personal.
Besotes, linda.

Katrina dijo...

Que tristeza, los hombres arrebatando la vida a los sutiles seres de la naturaleza... ¿no sentirán un temblor en su corazón cuando lo hacen? ¿no llorarán por dentro al aniquilar la belleza del mundo?

Bellas palabras para un triste momento

Amapola Azzul dijo...

Què maravilla poder ver tejer sueños a los niños.

Un abrazo para ti.

virgi dijo...

Una penita.
Y aquí es sólo un pajarillo, pero en la realidad suele ser mucho más grave.
Besitos, criatura delicada.

Sneyder C. dijo...

Maravillosa tu creatividad querida poeta. Me encanta el primer verso por su plasticidad y belleza.
Cuánta sensibilidad.

Un cálido abrazo Soco

AUGUSTO dijo...

Escena cotidiana de otoño, que vistes de tristeza y belleza. Pura sensibilidad. Feliz domingo

GRACIELA dijo...

Me ha estremecido

"Un pajarillo herido
ha venidoamorir entre mis manos"... Odio a los cazadores. Besos para vos

Ángela dijo...

Este poema Soco, con tu expresión tan bella, toca mi sensibilidad.
Por qué herir a un pajarillo?...
Hay muchos tipos de camuflajes - de acuerdo con Ernesto-, unos más burdos que otros. Pero en ese intento de pasar desapercibidos van dejando un rastro de engaño y en ocasiones de dolor.
Me has evocado un bello recuerdo con mi hijo, de un pajarillo herido.
La expresión del amor en tantos pequeños seres que nos rodean.
Por ejemplo los"gorriones por el aire"...
Y brindo contigo en esta espléndida mañana, con ese "aroma a hierbabuena y a café".
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

El poema es conmovedor.
Ese pajarillo también ha muerto en mis ojos.

Besos.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

hoy nos cazamos entre nosotros Soco
y lo peor nunca hay veda

abrazos

JUAN A dijo...


Tiene razón Elisa, el que no reapeta a los animales,tampoco respeta a sus semejantes.

Como siempre, certeros tus poemas, sin perder la delicadeza ni la ternura tan propia de ti.

Luis dijo...

Una escena demasiado frecuente en otoño, que rompe la belleza y armonía de sus días y la vida de indefensos animales.

Gracias por tu sensibilidad y por la belleza de tus versos.

Julio dijo...


Me quedo en esa "lágrimaluz" que ilumina todo el poema. Felicidades, Soco. Siempre un gran placer acercarse a tu cuaderno y tu poesía. Con un abrazo.
Salud.

Fina Tizón dijo...

Que tristeza observar como se rompe el amanecer...duerme la conciencia de los cazadores vestidos de negro...
Un abrazo, Maria

Maru dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maru dijo...

Sobrecogedora estampa de la caza, una afición que por desgracia todavía entretiene a demasiados...contraste oportuno de la paz hogareña con el tumulto de afuera. Me gustan tus letras y por eso volveré. Un afectuoso saludo.

Tesa Medina dijo...

No comprendo el disfrute de matar a un animal sea grande o pequeño por placer.

Me dejas sin palabras, Soco, porque cuando tu las ordenas y desordenas a ritmo de verso, sólo se me ocurre escribir: hermoso, conmovedor...hogar, pasión, corazón, imaginación...sentimiento...

Un abrazo, poeta





María Socorro Luis dijo...


Bienvenida, Maru, y tu sonrisa, a mi rincón. Encantada y gracias.

MANU dijo...


También con la tristeza, la rabia y la impotencia eres capaz de crear bellos poemas.
Aunque "la pena florezca en los rincones"...

Gabon ta musu mila

Mertxe dijo...

Soco, te voy enviando dos correos y el sistema me los devuelve. ¿Has cambiado de dirección? En todo caso, envíame tú uno y lo aprovecho en la respuesta.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Icónica la figura del pájaro herido en tus manos, que empaña el encanto de un día cerca al mar, y la inocencia de los niños con sus juegos de arena. UN beso. Carlos

impersonem dijo...

Sí Soco, el 12 de octubre es costumbre en este país abrir la veda para que los cazadores lleven a cabo su divertimento de forma reglada...

Tu poesía arranca con rutinas, tranquilidad y belleza descriptiva... de repente los tiros matan la tranquilidad y truncan la vida de muchas indefensas criaturas (una llegó mal herida a tus manos, miles van a parar a las manos de los que disparan y matan para divertirse)...

Tu poema termina siendo una denuncia... a la que yo me sumo... me horroriza la caza... la detesto... y no comprendo qué diversión hay en arrebatar la vida a otras critaturas...

En fin Soco, no sigo, porque terminaré llorando...

Abrazo

Lujan Fraix dijo...

La inocencia frente a la impunidad.
Un manera única, sutil, enriquecedora... de decir verdades.
Excelente querida amiga.
Besos

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Lo triste es así: cruel, despiadado e impune.

Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...


Gracias a todos con abrazos de otoño.