sábado, 1 de octubre de 2016

Monólogo IV

















Ixil Ixilik
va otoño deshojándose
con los sueños de fondo.

Y aquí estoy
en esta tarde gris
con la mirada lejos
viendo pasar mis muertos.

Miro el jardín. Y me sumerjo
en elverdegris de cielo
a juego con mi poncho
                       y mi nostalgia.

Sabes?
inventaré un lugar para sentir
la púrpura belleza del otoño.
Y contemplar
el mágico streep teasse
                  de la arboleda.

Esta noche
quiero ser el viento
y llegar hasta ti como la bruma,
lentamente,
o como vendaval
             derribando tus muros.

Porque te sueño
con la dulceañoranzadeunblues,
como prado infinitodeamapolas...

Todo en su sitio, amor:

Un café recién hecho,
un gorrión en el sauce
y el latido lejano del mar.

Son las siete y la lluvia.

30 comentarios:

PIEL ROJA dijo...


Un café recién hecho,
mi noche de guardia y un maravilloso poema. Gracias, otra vez, por regalar momentos poéticos tan deliciosos. Osvaldo

carlos perrotti dijo...

Impresionante, Soco. Lo mejor que te le leído. Te superas cada vez. Mi piel de gallina lo atestigua. Alta poesía de madrugada. Chapó, pues.

Verónica Calvo dijo...

Cuánta delicadeza y elegancia en estos versos.
Precioso poema, grande.

Besos.

Ernesto. dijo...

Qué bonito y delicado, Soco.

Como no es creatividad lo que impera en mi mañana de domingo, más bien un ver venir :), eso sí, tranquilo y natural, hago mía la tuya por hoy...

Un fuerte abrazo.

AUGUSTO dijo...


Tu poema hace mágico el otoño. Me ha dejado temblando. Con mi cariño, siempre.

MANU dijo...

Ixil ixilik.
así me llegan tus poemas y se me instalan muy adentro. Besarkada, poeta

María Socorro Luis dijo...

Muchas gracias a los seis por vuestras bonitas palabras tan generosas.

Seis abrazos

Tesa Medina dijo...

Maravilloso poema, inmenso, Soco.

Se cosen los versos con pequeños detalles tan delicados y visuales... que me enamoran.

Nostalgia en una tarde de lluvia. Recuento de pérdidas... Serenidad.

El día es gris, pero tu mirada tiene mucha luz y magia.

Besos, poeta.

L MARCELO dijo...


"porque te sueño
con la dulceañoranzadeunblues"... Una delicia, como todo el poema.

Te digo como Tesa: Tu miradas tiene luz y magia. Abrazos y amapolas.

SUSANA dijo...


No se puede escribir mas bello, Soco. Adoro el sencillo encanto de tus poemas.

Gracias y mil besos. Su

ana dijo...

Hola María Socorro, he dejado comentario en el otro blog pensando que los dos eran tuyos. Ahora me quedo en éste, en el otro ya me quedé. Un abrazo

Maria Rosa dijo...


¿Qué te puedo decir?

Me emocionan tus poesías, en esta me situe en el lugar de la protagonista y he sentido en la piel la misma melacolía.
¡Una belleza!

mariarosa

TORO SALVAJE dijo...

Son las siete y tu poema.
La mejor hora del día.

Besos.

María Socorro Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Socorro Luis dijo...


Preciosos vuestros comentarios, Tesa, Marcelo, Su, Ana, Mariarosa y Toro.

Abrazos para todos y mil gracias.

JUAN A dijo...


Siempre dejándonos llenos de emoción, de música y de ternura. Gracias y abrazos, Soco.

Ángela dijo...

Soco siento en este blog, que el alma se desliza en palabras sin esfuerzo y a borbotones.
Y esas palabras me llegan, porque son como la vida, sutiles, amables, bellas, vivas...
"Todo en su sitio, amor"...
Me alegra compartas conmigo cosas tan bellas.
Un placer.
Y un abrazo.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

por allá otoño... por acá primavera y elecciones
todo un cóctel efervescente

abrazos

Lujan Fraix dijo...

El otoño es nostálgico y trae magia a tus versos. Es el sosiego de tu poema que nos transporta cuando las estaciones están sólo en el alma.

Besos mi querida amiga.

GRACIELA dijo...


Como siempre tu poesía me atrapa, me abraza y me deja en un mundo mágico.

Sos grande. Abrazos

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La mágia del otoño nos invita a pasear por los secretos del alma.


Un abrazo.

MARIO dijo...


Así, como el viento, callandito, llegan tus versos. Como caricia para el alma.

Musu bat

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cuánto puede el otoño que ixil ixilik: ya está aquí. Viene con memorias tristes o nostálgicas emocione. Siempre habrá por ahí, el amor que no se olvida, y la tacita de café, para poder pasar mejor el frío del otoño y sus saudades. UN abrazo. Carlos

Julio dijo...

Siempre enhorabuena, Soco, por esa sensibilidad y ternura con que nos regalas.
Salud.

virgi dijo...

Los lugares que inventas, Soco, cielo, son tremendamente hermosos y sugerentes.
Un besote, querida

Adriana Alba dijo...

Que bello!

Un poema musical y magico.

Besos Socorro.

impersonem dijo...

Aliñas magníficamente tu excelente inspiración poética con bellas metáforas...

Me ha gustado mucho...

Abrazo

ALDO dijo...

Cuanta belleza, Soco. Cuanto amor y cuanta poesía. Y que placer leerte. Gracias.

María Socorro Luis dijo...

Gracias mil a todos por vuestros mensajes de apoyo y esperanza.
Con abrazos

Julio dijo...


En silencio, poquito a poco, nos descubres la nostalgia del tiempo que nos dejó el recuerdo de lo amado, de nosotros mismos, esos muertos que alimentan la memoria en la que encontraron el último cobijo. Y lo haces sin acritud, con "amorverdadero" y con mucha vida otoñal. Siempre vida. Al fin, vida.
Salud.