lunes, 31 de octubre de 2016

Monólogo V













Me gustan
estas tardes de otoño,
tan cálidas aún, tan limpias,
tan casi azules.

Salgo a sentarme
bajo la trémula sombra del sauce.
Hay nidos en las ramas
de pajarillos locos
que se acercan a mi para mirarme
con sus ojos redondos
y sus finísimos dedos de alambre.

Me gusta estar sola.
Escucho jazz y decido pensar.

Pensar...

Como si fuera posible
darle al mundo la vuelta.
Como si fuera posible entenderse.
Como si fuera posible la paz.
Y el amor...

-y eso me pone triste .
como flor deshojada en la hierba-.

Dime, amor,
era real el color de tu mirada?
Sabes?  Te necesito

Ahora,
que han florecido ya los crisantemos.

31 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me encanta esta mirada de poema de otoño. Quizás el tiempo para sentirse íntimamente dado a ver la vida, y pensar en la paz, pero...quizás nostalgiando el amor, la vida sea menos dura, en esta desesperanza del sosiego, la calma universal que todos ansiamos como un oasis en la sed que nos acosa.
UN abrazo desde mi cubil colombiano. carlos

Ernesto. dijo...

Bello poema de otoño tintado de crisantemos...

Un abrazo, Soco.

Amapola Azzul dijo...

Me encanta el poema. Besos.

SARA dijo...


Maravilla de monólogo, Soco. Pura delicia, pura poesía, pura emoción... Te quiero.

Maria Rosa dijo...

¿Cómo haces para llegar al corazón del que te lee y dejarlo bebiéndose tus versos...?

mariarosa

Verónica Calvo dijo...

Esas tardes de otoño son para disfrutarlas a solas y dejar que la mente recorra senderos.
Bellísimo poema.

Abrazo.

Fernando dijo...


Dime,¿que tienen tus poemas que me abrazan, que me conmueven, que me hacen mejor persona?

Gracias y mi mejor abrazo.

L MARCELO dijo...


Estos monólogos tuyos me enamoran, me matan.

"Ahora, que han florecido ya los crisantemos"... Abraszos, siempre

Adriana Alba dijo...

Nostálgico y bello ...pensamientos que fluyen como ríos cristalinos en tu poético paisaje de otoño.

Un abrazo querida Socorro.

Ángela dijo...

Soco, qué bello.
Desnudas el alma en cada verso!

Yo no hubiera sabido describir tan bellamente mi tarde de hoy sin sol.
Tus versos enredan mi alma a cambio de nada. Gracias.
Así de corazón, un abrazo.

AUGUSTO dijo...


Bellísimo. Siempre emocionas con la delicadeza y la magia de tus versos. Adoro esos finales tan tuyos.

Besos

carlos perrotti dijo...

Bello es poco. Escrito con tu habitual (natural es una mejor palabra) sonora calma.

Me matan esos versos tan tuyos: "tan casi azules", por ejemplo, que siento como un condensado poema en sí mismo; y tu capacidad descriptiva en fragmentos tales como:

"Salgo a sentarme
bajo la trémula sombra del sauce.
Hay nidos en las ramas
de pajarillos locos
que se acercan a mi para mirarme
con sus ojos redondos
y sus finísimos dedos de alambre..."

Abrazos, Soco.

JUAN A dijo...

Fascinante la delicadeza de tu estilo. Preciosas figuras poéticas. Si, difícil pensar en un mundo sin rumbo y sin ideales.

Mi felicitación y mi abrazo

MaRía dijo...

este tiempo tan propicio para el recuerdo
sentarse al cobijo de un árbol
bajo una alfombra de hojas ocres
doradas como el alma enamorada
y hacerse tantas preguntas...
mientras la brisa acaricia las mejillas


tiempo de recuerdos
de serenos instantes
tiempo de crisantemos


un besito

SUSANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
SUSANA dijo...

Por Dios, Soco, cuanta belleza, cuanta delicadeza, cuanto amor.

Me abrazo a tu tristaza "como flor deshojada en la hierba".

Fina Tizón dijo...

Que nostálgicas letras, igual que este otoño que nos abraza. Bello, como siempre, Maria
Un gran abrazo
Fina

ANÓNIMO II dijo...


"Como si fuera posible la paz.
Y el amor"...

El amor...lo único que puede dar al mundo la vuelta. ¿Cuando nos daremos cuenta?

Aplausos, poeta por la belleza.

Paul dijo...


C'est magnifique. Merci beaucoup. Bisous

Sneyder C. dijo...

Soco. Me encantan tus versos de otoño, con música de Jazz, sentir como captas la vida en esas tardes de sosiego de límpido azul…

Un inmenso abrazo querida poeta.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

a mi también me gusta la soledad y el reposo de la tarde
ese decantar de silencios y arreboles que inundan las horas íntimas

precioso poema querida Soco
te dejo un abrazo grande
siento no poder estar más tiempo presente entre ustedes( estoy tapada de trabajo en estos días)

MARIO dijo...


Otra de tus maravillas, Soco. Gracias por dejarnos emoción, magia y auténtica poesía.

Ana Muela Sopeña dijo...

Fascinante poema, Soco. Dulzura, melancolía y una forma muy tuya de decir...

Enhorabuena
Besos a montones
Ana

MARTA N dijo...


Es bellísimo. Una mirada a tu mundo interiorque refleja tu alma sensible y mágica.

Taty Cascada dijo...

Nada más adorable en un poema que la inquietante nostalgia. Algo se remueve en el alma y en los versos y, es que el amor siempre busca florecer cuando roza añoranzas.
Besos querida Soco. Es bueno regresar a la belleza de la escritura y, sobretodo, reencontrarse con los amigos de siempre.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Bello es el otoño a la par de sus hojas amarillas y rojas con música de grandes sueños.


Un Abrazo.












Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Pero, de todas maneras, esos crisantemos florecidos nos regalan alegrías y nos llenan de esperanza.

Abrazos.

TORO SALVAJE dijo...

El otoño visto por ti es más gratificante.

Besos.

Luis A dijo...


Entré aquí por azar y me voy emocionado y herido de poesía. Gracias . Luis

María Socorro Luis dijo...


Con todo mi cariño, gracias y abrazos.

impersonem dijo...

¿Sabes Soco? A mí el otoño me derrota, pero leyendo tus poemas tal vez aprenda a mirarle con otros ojos, fijándome en esos matices que tú destacas en el poema, porque cuando miro al otoño a través de tus palabras lo veo hasta hermoso...

He visto que en una de tus estrofas incluyes las palabras que me dejaste en el último comentario en mi blog... creo que el mundo no tiene más vueltas que las de rotación y traslación... ojalá consigamos dar la vuelta a la situación...

Abrazo