martes, 27 de diciembre de 2016

Momentos
















                    Mamá


Volví a soñar contigo, mamá.

Vi asomar tu rostro en la sonrisa
inundada de luz, de lapislázuli.

Me hablabas de la paz
que invita a los susurros
y a los sueños.

Y sonreías.
Sonreías, como lo hacías antes
en este mundoensombra nuestro.


                    Ahora

Ahora
es todo un poco diferente.

Ahora, por ejemplo,
hablo  mas, el idiomadelospájaros
y el de las flores.                         
Y hablo mas, el idioma de los muertos.

Por ejemplo,
con mas arrugas me sigo viendo bien.
Me gusta mas el ruido del silencio.
Y el de la soledad.


                    Navidad

Cierro los ojos
y abro mi mente al curso de los siglos:

Cielo arriba, una sola Estrella.
Grabado en una Cueva
está el recuerdo.

De algún lugar del tiempo,
llega un eco
de flautas y zambombas
y cantos de pastores...

Tal vez, algún Dios Niño, ha sonreído.

lunes, 19 de diciembre de 2016

...de ayer y de hoy : Los otros












Tú, tú... Y yo
somos afortunados.

Porque tenemos
el pan light nuestro,
para cada día,
y el Pan Dulce
para las Navidades.

Una vivienda
de diez...
a diezmil metroscuadrados
para disimularnos.

Caricias, abrigo y juguetes
para nuestros niños.

Pantallas,
masomenosplasma,
donde mirar
las desgracias del mundo,
sin el mínimo
riesgo de contagio.

Porque tenemos
una democracia
tan,
tan bonita,
que hemos comprado
en ElCorteInglés...

Los otros?...

Nos dan tanta pena...


martes, 13 de diciembre de 2016

Naufragio (In Memoriam)
















Ocho hombres. Algunos casi niños.

La tripulación del pesquero descansa. La pesca ha sido buena y se acerca la Navidad. Unos días mas y en casa.

En total, ocho hombres: "la mejor tripulación que había"...
Enrique, pelirojo, pecoso como un marinero irlandés, recrea la imagen de  su chavalín, que ya da sus primeros pasos.
Los tres hermanos Cordeiro, bulliciosos, rebeldes, se gastan, como siempre, bromas entre ellos. Ocho hombres, algunos casi niños.

Anochece sobre cubierta.  Fresco viento muerde las crestas onduladas del mar. El pesquero se inclina como legendaria ave marina que volara a ras de la inmensa llanura azul.

De improviso, una enorme nube negra cubre el cielo y un violento y repentino vendaval, envuelve al indefenso pesquero... Probablemente una gigantesca ola lo atrapa y lo arroja a las profundidades.


A muchas millas, ocho familias abatidas, tras días de silenciosa espera, van asumiendo la cruel realidad: ellos no volverán...
Y una mañana fría, solo el consuelo de arrojar a las aguas del puerto paisatarra,  coronas de flores. Coronas blancas y coronas rojas para esos ocho hombres que el mar, una vez mas, les arrebató.

Rosas blancas y rosas rojas,  balanceándose en las aguas mansas y tranquilas, que vienen a besar las rocas. Tal vez, para pedir perdón.




                    ** Tragedia  ocurrida en 1998.  Enrique y los hermanos Cordeiro, habían sido alumnos  mios

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Tankas (para tantos niños)

















 Pienso en vosotros
pajarillos sin alas,
niños oscuros.
Que lejos la alegría
la casa, los juguetes...


          *****

Mar en los ojos.
Olas rotas en lágrimas
sobre las rocas.
Y esa nieve insumisa
con ganas de besar.


          *****

Miras la luna
sobre esa soledad
de campanarios.
Pasa un aire sin rostro.
Y el mundo sigue andando.


          *****

Llegó diciembre.
Llueven sobre la tierra
flores de nieve.
Tus manitas tan frías...
Y yo, hecha de hielo.