miércoles, 18 de enero de 2017

Monólogo VI













Hoy soy un trocito de vida gris:
Una mujer triste, haciendo poemas.

Poemas...
Donde sino
desvestirme de abrazos?
Llorar alambradas,
cadenas, fronteras?.

Donde sonreír a pesar,
soñar alondras,
girasoles, espigas?

Donde dejar constancia
de mi afán de ser pájaro,
ser árbol o ser viento?

Donde guardar
los paratodalavida?...

Tu cintura -decías-  mi universo.
Tus ojos, mi mar. -eso decías-

Entonces, tu,
un hombro, una ternura,
un patio soleado de viernes,
de música, de luz,
de tequieros.
De tardes de tormenta,
y de esa lluvia,
quesehacequerer.

Ocurre
que te pienso todavía
a través de los años
y los versos.
A través del amor,
que aún me tiembla.

Enero ya. Anochece.

31 comentarios:

Ángela dijo...

Hola Soco.
No quiero con mis palabras velar las tuyas tan bellas.
Acaso también me vea hoy "un trocito de vida..."
Un fuerte abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Soco, tus poemas son tan especiales, que cuando se leen sentimos que una voz dulce nos los susurra al oído...Y esos instantes, aunque cortos, dejan un halo de eternidad en el alma...
Mi abrazo y mi cariño, amiga.

SARA dijo...

Verdaderamente precioso.

"Donde guardar los paratodalavida?" Eres pura magia y te admiro.

Fernando dijo...


Que bonita imagen "una mujer triste, haciendo poemas"

Decime, es mi poeta favorita la que está triste o tu protagonista?. Besos mil para vos

carlos perrotti dijo...

Magnífico poema, Soco. De lo mejor que te he leído. Admirable realmente. Para dormirse paladeándolo. A ver si así uno se contagia o aprende.

Abrazo!

María Socorro Luis dijo...


Todos aprendemos algo unos de otros, yo de ti, tu de mi... es inevitable y provechoso, no?...

Gracias y un gran abrazo, Carlos.


Fernando, ya sabes, siempre hay "algo" del autor en sus poemas, a veces mas, a veces menos...

Besos, casi porteños.

Maria Rosa dijo...

¡Ay Soco, cuánto amor deslizándose por tus versos!

Emociona la nostalgia y amor lejano tan presente.

Un abrazo.

Mirella S. dijo...

Un hermoso monólogo invernal que irradia tibieza y añoranza.
Abrazos, querida Soco.

JAVIER dijo...


Por Dios, Soco, que belleza...

"Poemas...
Donde sino
desvestirme de abrazos?
Llorar alambradas,
cadenas, fronteras?"... Maravilloso.

Ernesto. dijo...

Bueno Soco, mujer y poeta. O poeta y mujer. ¿Qué influirá más en tus letras? A saber, que por otro lado nada hay que saber. Intuir sí. Es libre y nadie está libre de ello :)

Poema tras poema y piensa uno: "costará superar aquel..." Y llega el siguiente y ya no se ve nada más. Siempre vivo, siempre natural, siempre tan tú en cada uno.

Un abrazo, amiga. Y que nuestras palabras, bienintencionadas, no distorsionen nunca las tuyas.

Maru dijo...

Hola poeta, tan sensible y expresiva, noto una cierta melancolía? o soy yo que lo intuyo sola?. Me uno al pensamiento de Ernesto, que nuestras palabras, bienintencionadas, no distorsionen nunca las tuyas. Un abrazo!!

Fina Tizón dijo...

Generan suspiros tus versos, Maria. Son...como brisa que acaricia.
Un abrazo
Fina

Amapola Azzul dijo...

Es precioso.
Besos.

Amapola Azzul dijo...

Es precioso.
Besos.

PIEL ROJA dijo...


Final de sábado. Un cigarrillo y tus versos. Paz y bienestar Y un gran abrazo

AUGUSTO dijo...


Un poema melancólico, pero donde sino para dejar la melancolía?...

Bellísimo monólogo.

TORO SALVAJE dijo...

Y ahí seguirá.
Siempre.
En tu corazón.
Hasta tu último día.

Besos.

ANa N. dijo...


Inmensa, Soco, que gran poeta eres. Te admiro y te quiero,

MANU dijo...


Felicitaciones especiales para un monóloga especielmente hermoso.

Gabon ta musu handi, handi

L MARCELO dijo...


Ocurre que te leo y me enamoro siempre de tus versos. Ocurre que siento siempre ganas de abrazarte.

LOLA dijo...

Precioso, Soco. me trasmite serenidad y una tristeza muy dulce.

Paloma Corrales dijo...

Mi Soco, qué ternura. Un beso enorme.

Sneyder C. dijo...

Querida Soco siempre eres mujer que expresa sentimientos, sensible y la vez llena de fuerza, y sobre todo con mucho amor
Me encanto tu poema.

Un fuerte abrazo Soco.

ARO dijo...

Me encantan estos versos. Te visito de tarde en tarde, es verdad (la verdad es que frecuento ahora poco estos mundos blogueros), pero todas las visitas a tus versos son hermosas.

Verónica Calvo dijo...

La poesía nos rescata y nos salva, como ese amor que todavía tiembla.
Precioso, Soco!!!

Besos.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

mientras existas allí estará
somos un acopio de recortes y sueños
dueños de todo y nada

abrazos

joaquín galán dijo...

Hablar con uno mismo es inevitable en días bajos y volver a los recuerdos más hermosos,también.Para consolarnos,para sentirnos vivos de nuevo...Me gusta tu poesía,Socorro.Me llega y me resulta familiar.Tal vez porque yo también vuelvo con demasiada frecuencia a recordar cinturas y miradas que un día fueron mi mundo...es inevitable.

Un abrazo

María Socorro Luis dijo...

Muchas gracias a todos y a cada uno, por vuestras geneross palabras y aliento.

Con abrazos

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Exquisita sensibilidad apasionada


Un abrazo.

CARLOS M dijo...


Un maravilloso poema. Un placer .

Tesa Medina dijo...

Me pongo al día, Soco, y me leo de un tirón tus poemas, tan bellos.

Degusto tus exquisitos versos y digiero amor, nostalgia, compasión, recuerdo... espejos que guardan su reflejo... Veo dos amantes abrazados y una luna acurrucada.

Me siento pájaro, viento...niña perdida... me siento afortunada por lo que tengo y desgraciada carencias de tantos otros.

Me duele la indiferencia y me mata la hipocresía.

Por mi balcón se cuela el cielo y le pido a las nubes, que corren presurosas a juntarse de nuevo, que el Mundo lo gobiernen los poetas, lo poetas inmensos como tú, o que deje de girar esto que me bajo.

Un abrazo, poeta.