lunes, 17 de abril de 2017

Poemas de ayer Río herido














Hay un río tan triste,
que fluye en el silencio
hundido en la pintura del paisaje.

Un río que siente
verguenza de ser río.
Que oculta su pena
en los matorrales,
y no se atreve a reflejar estrellas.

Un río que jamás quiso ser tumba.

Que está herido de ruido de motores
y olor a gasolina.
De sangre oscura
de cuerpos mutilados.

Alguna vez fue alegre.

Ahora ya no quiere
que reciten su nombre
ni lo pinten de azul,
                   en los cuadernos,
los niños de la escuela...

Hay un río muy triste
en un país que amo,
que alguna vez fue alegre.

Que alguna vez, soñó por ser azul.

          ***(Despues de ver la película Llámame Francisco)

29 comentarios:

P MPilaR dijo...

*no era el río que nos lleva
ni el agua bienhechora*
era la impronta gris
de pena honda*

Besos

carlos perrotti dijo...

Gran poema, Soco, sobre un tiempo y una Argentina que todavía duelen y que de alguna manera exorcizamos cada vez que recordamos.

Me lo llevo en la memoria y le pongo un marco.

Abrazo una vez más sin sombrero, un gran abrazo.

ANÓNIMO II dijo...


"Un río que jamás quiso ser tumba"... Sublime!

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

No solamente uno, Socorro, hoy en día existen muchos ríos tristes... allá y aquí se han convertido en torrentes de sangre. Duele la patria.

Abrazos.

Fernando dijo...

"Y no se atreve
a reflejar estrellas"... Inmenso y terrible y para mi personal.

Gracias y cariño, mi poeta.

Lichazul oo dijo...

un río es vida
ojalá no se usasen como tumbas
bello por poema Soco
besitos de sol

Ernesto. dijo...

El poema sentido y acertado. Con esa fuerza de los hechos y, en este caso dramáticos!

No he visto la película, pero he dado con una web que relata hechos de aquella época y protagonistas con bastante objetividad. Conocía la historia, como tantos, de aquellos acontecimientos. Esta última información concreta aspectos que ya son historia... y ahí deben quedar.

El poema va por otros derroteros...

Abrazos y besosniños, Soco (como tú dices) :)))

joaquín galán dijo...

El poema refleja muy bien la agonía de nuestros ríos por el maltrato humano.Son muchos los ríos que "se avergüenza de ser ríos".Ojalá nos avergonzáramos también los humanos de ser humanos sin conciencia.

Saludos

Julio dijo...

La vergüenza debería servir para tomar conciencia de que las cosas pueden hacerse bien, Soco. Pero es imposible sentirla cuando se hace apología de la barbarie, se presume de ignorancia y se defiende la incultura. Escribir con corrección está mal visto; se mira mal al que parece educado y se exhiben y aplauden las conductas más bochornosas haciendo ostentación del peor mal gusto. Mal andamos para llegar al agua de es río...
Abrazo, Soco. Salud.

Adriana Alba dijo...

Por eso decimos con fuerza...
NUNCA MAS!!!

Un poema profundo querida Socorro, un poema para la memoria.

Abrazos.

MALENA dijo...


Francisco sabe muy bien del horror de ese río.

Trágicamente hermoso. Besos del Sur

Maria Rosa dijo...



Hermoso homenaje a los rios que sufren por la ignorancia del ser humano.

Y creo que ese río se llama "Río de la Plata".

Un abrazo.

mriarosa

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cierto, Soco. Esos ríos que amamos, que se hicieron patria, pueden causar una emoción distinta, hoy, a la que siempre nos habían suscitado. Y son el horror de sus muertos. Aquí los ríos afluentes al Magdalena y el Cauca, sobrecogen por los muertos de la violencia paramilitar. O sobrecogen como los que arrasaron a Mocoa, acá en el Putumayo, que se despeñaron, por la tala de sus cañadas y sus laderas. Un abrazo. Carlos

GRACIELA dijo...

Bellísima personificación. Si el río pudiera sentir, seguro que se sentiría verguenza de ser tumba,

Abrazo inmenso para vos.

GUSTAVO dijo...

Hay un río muy triste que cada año recibe en sus aguas, millones de flores en memoria de los desaparecidos. Precioso poema de tristeza infinita.

TORO SALVAJE dijo...

El río se hizo poema desbordado de tristeza y nostalgia.
Te inspiró muy bien la película.

Besos.

ALDO dijo...

Con tu ternura y delicadeza suavizas y enbelleces los versos mas tristes.
El Río de la Plata ya nunca será un río feliz.

Gracias, querida por este país que amas.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Soco, le has dado voz a un río, que simboliza a tantos ríos que fluyen decepcionados y dolidos por la conducta humana...Te hiciste río, salpicándonos a todos y despertándonos la compasión entrañable y sentida, que camina muy cerca de tus letras, amiga.
Mi abrazo y mi cariño.

Lujan Fraix dijo...

Un mágico poema de versos profundos, de nostalgia vivida y de conciencia.
Gran obra querida Socorro.
Un beso grande amiga.

PEPE LASALA dijo...

Un poema de un río que ya no brilla, pero siempre quedará la esperanza. Muy bonito Soco. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Luis A dijo...

"Un río que jamás quiso ser tumba"...

Pero que lo fue, para miles de desaparecidos.

Precioso homenaje para ellos

Gracias

Taty Cascada dijo...

No he visto la película, pero sí investigué y pude ver el tráiler y comprendí tu poema. Argentina y mi país tienen historias similares de desaparecidos y de ríos de sangre. Ojalá nunca más. Ojalá. Muy bello poema querida Soco.

Abrazos.

PILAR dijo...


Siempre un placer visitar tu txoko, Soco, siempre tu poesía que conmueve y transforma.

Un montón de besos.

SUSANA dijo...

Que triste y hermosa personificación, Conmovedor homenaje . Gracias por el recuerdo.

Verónica Calvo dijo...

Tremendo poema, Soco.
Y es que se hace de muchas vidas un desatino cuajado de injusticias.

Abrazo.

Sneyder C. dijo...

Soco. Hay tantos ríos que son presos de la barbarie del ser humano…
La fuerza de tus letras irrumpe con fuerza en este sentido poema.

Un cálido abrazo querida poeta.

Paul dijo...


Bonjour, tristesse. Bisous

Amapola Azzul dijo...

Así me he sentido yo.
Esperemos que ese río cobre color.
Besos.

María Socorro Luis dijo...

Mil besos y gracias para todos.

Felices sueños