sábado, 20 de mayo de 2017

Poemas de ayer : Niñanube



Fui una niña
de patio de piedras
y largos corredores.

De largas trenzas.
Que guardaba en cajones
amapolas sin abrir,
grillos y alguna rana.

De dibujos en paredes de cal.
Que le contaba historias
a seres invisibles
que habitaban las vigas del techo.

Que tenía un gato
que cada dos por tres
se me escapaba.

Que amaba las tormentas
y los aguaceros.

Que creía en imposibles
y en mundos que existían
detrás de los espejos.

De collares de flores.
Que hacía equilibrios
al borde del estanque...

Fui una niñanube
que una tarde se perdió en el aire.



30 comentarios:

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Eres aún esa niña, para mi es claro

Luz&Vida
Isaac

Maria Rosa dijo...


No esta perdida, esta escondida en las poesías y desde allí nos habla en poemas de la vida.
¡¡Hermoso Soco!!

mariarosa

SARA dijo...


Pura magia, Soco. Es un regalo leer tus versos. Te quiero.

L MARCELO dijo...


Que delicioso poema!!!

Esa niñanube está contigo, no te ha dejado nunca, ni te dejará.También yo lo tengo claro.

Besos y un collar de flores.

Amapola Azzul dijo...

A veces està bien perderse en el aire y ser alas.
Un abrazo.

carlos perrotti dijo...

Niña que siempre está volviendo, como el ayer... Qué cosa el tiempo, verdad?, que a veces el hoy ni se mueve y el mañana se nos va.

Otro mágico poema, Soco, muy tuyo. Abrazo agradecido de domingo lluvioso en Buenos Aires.

Lichazul oo dijo...

mientras uno recuerde ese tiempo , la niña respira y pulsa
ojalá muchas personas no enterrasen esas sensaciones al llegar a la adultez
pues la madurez no es sinónimo de olvido, pero en muchos ocurre

besitos de sol Soco :)

Idoia dijo...

Sabría que es un poema tuyo entre mil. Tu sello es inconfundible. Me encanta

Cariños, Soco

Fina Tizón dijo...

Hola, María. Es entrar en tu página y ya huelo ese caudal de sensibilidad tuyo, personal e inigualable.

Regreso de nuevo y con mi aporta a tu gran trabajo va un abrazo para ti.

Fina

Vivian dijo...

Ay, me muero de ternura!
Dejando a un lado a la señorita rana, y toda su familia, me veo en cada verso. Yo también hacía equilibrio en el estanque, y en los viejos rieles del tren cañero. Y hoy sigo amando los aguaceros!
Escribes tan bonito María! Estás llena de poesía (va con rima, y todo)
Nuestra casa era vieja, y de las vigas del techo colgaban murciélagos que por la noche comían pomarrosas, y no eran invisibles, eh; estaban vivitos! Para nosotros era normal, si es hoy en día arman tremendo lío y van a la municipalidad para que vengan a fumigar.
En fin, sigues siendo una niñanube, llena de ensueño!
Besos

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Tierno, admirablemente tierno y real. Me pareció verme corriendo por esos largos corredores o jugando en el patio de piedra... allá en la casa paterna.

Bellos recuerdos en cada estrofa.


Abrazos.

Ernesto. dijo...

¡Debimos de jugar juntos en aquella época... Y por ello el reencuentro de "mayores" fue tan especial!

Un placer Soco leerte de nuevo con la delicadeza de antaño :))))

Fuerte abrazo, amiga.

María Socorro Luis dijo...


...aunque algo difícil, puede ser, Ernesto; pudo ser... Aún, ahora, sigo creyendo en imposibles.


Otro fuerte abrazo para ti.

Verónica Calvo dijo...

Las niñasnube son las que un día crecen pero conservan intacta la magia. Por eso se vuelven poetas.

Besos, Soco, grandes.

TORO SALVAJE dijo...

Ahora eres una mujercielo.

Besos.

JUAN A dijo...

Todo mi cariño para esa niñanube que fuiste y que vuelve cada día a inspirar tus preciosos poemas

Tesa Medina dijo...

Zas, directo al corazón. Qué hermoso.

Esa niña no anda lejos, Soco, esa niña como el gato va y viene cuando quiere, que para eso es una niña nube, y cuando creaste este bellísimo poema, ella estaba allí sonriendo y haciendo equilibrios en el alféizar de tu ventana con sus largas trenzas al viento.

Muchos besos, poeta.

Ángela dijo...

Soco, qué bonito!!
Me siento hermana, con una vivencia paralela, de campo y amapolas, de moras y cerezas, de pájaros y nubes, de libertad total...y sueños.
Un collar de abrazos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Soco, aquella niña nube aprendió a descubrir la belleza de las cosas sencillas y hoy es una mujer poeta, que nos regala la sabiduría del corazón...Gran tesoro, amiga.
Mi felicitación y mi abrazo por tu cristalina autenticidad.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Soco, que reflejo de la niñez, en tu lirismo que sale de nostalgias de un hacer infantil, que sabía a realismo mágico. Por eso, también con el ensalmo, se desaparece esa niña(ño)nube. Qué bello. Me quito el sombrero. Carlos

Paul dijo...


Toujours, je suis très hereux de te lire. Merci et bisous.

Ton ami.

L MARCELO dijo...


"Que le contaba historias
a seres invisibles
que habitaban las vigas del techo"...

Que hermoso! Te veo, Soco...

Besos, besos...

Sneyder C. dijo...

Hay esa niña llena de magia…De collares de flores, de largas trenzas, hoy se asoma en tus versos la nostalgia, pero ahora tu alma de poeta inunda el corazón de belleza cada vez que leo tus poemas…

Un cálido y cariñoso abrazo

Taty Cascada dijo...

Las niñasnube nunca se pierden en el aire, se mimetizan y giran en ella, porque las niñasnube son magia y belleza.

Abrazos Soco querida.

AUGUSTO dijo...

Siempre frescura, belleza y magia. Siempre tú.

Gran placer leerte.

joaquín galán dijo...

Niña-poesía que sigue vigente en ti ya para siempre. Bellos estos versos,como la lluvia en primavera...

Un abrazo

Lujan Fraix dijo...

Es un poema etéreo, la nube... cuánta magia en tus versos de niña y en esa descripción de una infancia soñada.
Precioso querida amiga.

Vivian dijo...

Ay, terminó la escena! Volveré para la III.
Besos Soco.

impersonem dijo...

Creo que "sigues siendo esa niña" y creo que nunca se perdió... tan sólo se vistió de experiencia que la vida le otorgó a sus inquietudes... y yo me siento bienaventurado por haberte encontrado en este camino virtual... te leo y te comprendo... y me haces ver en tus letras las estampas que la vida dibuja cada día y que tú describes tan bien en tus poemas y textos...

Abrazo

María Socorro Luis dijo...


Gracias, cariños y abrazos para todos y cada uno por el apoyo y la compañia.