miércoles, 11 de octubre de 2017

Momentos para un octubre















Milito
en la filosofía de las dudas
y en las aristas de las opiniones.

Desconfío
de las verdades absolutas.
Y de la omnipotencia e impunidad
de los poderosos,
que seguirán borrándonos los sueños
con prohibiciones
y leyes  desfasadas.


                   **********

Me gustaría que cualquier discurso
estuviera encabezado,
por la palabra amor.
Que la palabra injusticia,
pudiera ser borrada por decreto.

Y que a las palabras, república,
insumisión, independencia,
antisistema...  se les diera
su significado mas exacto
y no, el mas perverso.


                **********


Creo en las utopías
de los que vendrán un día
para arreglar el mundo
y hacerlo mas justo y solidario.
Creo en los imposibles
de las mentes abiertas.
Creo que no hay nada mio,
ni tuyo, ni suyo.
Creo en los locos, en los soñadores.

Y creo, todavía, en el amor.

       

24 comentarios:

Sneyder C. dijo...

Soco. Me ha gustado tu poema reflexivo.
Y he querido traer estos versos de Benedetti que me han encantado…

Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías
cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza,
cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada.


Un cálido abrazo Poeta.

Mirella S. dijo...

Comparto totalmente tus ideas que reflejaste de forma magistral en estos poemas.
Un enorme abrazo, querida Soco.

PIEL ROJA dijo...


Momentos geniales para un octubre histórico. Me encantan y comparto los tres y cada uno en particular. Gracias, por tu sinceridad y valentía. Osvaldo

María Perlada dijo...

Estoy contigo, con todo lo que has dicho.

Y sobre todo creo en el AMOR, es lo que hace mover al mundo.

Besos

PAUL dijo...

Trois fois, chapeau. Et trois bisous.

joaquín galán dijo...

Sería imposible la vida sin creer en todo eso Socorro.Todo tu poema se llama esperanza y,al igual que tú,yo también creo firmemente en todo eso que los que manejan nuestras vidas llaman locura.Me gustaron en particular estos versos:

"Y que a las palabras, república,
insumisión, independencia,
antisistema... se les diera
su significado mas exacto
y no, el mas perverso."

Abrazos

Irati Díaz dijo...

Hermoso poema y hermoso significado.
A vecés, me veo algo cínica y por eso el charlar contigo me ayuda. Tus ideas alegres, revolucionarias me dan nuevos puntos de vista, enseñándome que el mundo no esta hecho solo de colores oscuros.
Creamos juntos en locos y revolucionarios en estas tardes raramente cálidas de otoño, tu en tu silla y yo en mi sofá.
Besos y abrazos
Te quiero abu.

Fernando dijo...


"Todo tu poema se llama esperanza", dice Joaquín Galán";copio sus palabras y te dejo mi abrazo y un bravo, mi poeta.

Paloma Corrales dijo...

Oh... me recordaste a Zuñi. Abrazos <3

MANU dijo...


Siempre de acuerdo con tu sinceridad y sabio criterio. Gabon, musu mila

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Sinceridad y generosidad.


Un Anrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Qué encanto de poema.Nos retrata a los que no claudicamos al ejercicio de las banderas y el aprisco, para mantener la libertad de amor y pensamiento. !Ay¡ mundo si perdemos la virtud (sic) del sueño, de sentir dolor del otro, se acabará la emoción de vivir en la construcción de esa palabra que citas con énfasis: utopía. UN beso. Desde estos soles colombianos. carlos

Lujan Fraix dijo...

Hermoso poema.
No hay que dejar de creer porque es la base fundamental del ser humano, de la esperanza.
Siempre tan justa, tan verdadera.
Un beso grande.

Ernesto. dijo...

No solo poesía, sino también cordura social y "política".

Eso tan ausente, y necesario, es estos yermos espacios llamados "las cortes".

Simpáticas palabras, y naturales, las de Irati.

Fuerte abrazo, Soco.

Julio dijo...

Me siento bastante identificado con tus momentos de octubre; de hecho, tengo un poema que se conduce por los mismos vericuetos y pensamientos, el titulado "Monstruos" ("Lucernarios", Ediciones Vitruvio, Madrid 2016). Siempre un placer, admirable Soco.
Salud.

MARIO dijo...

Genial, poeta.

"Desconfío
de las verdades absolutas.
Y de la omnipotencia e impunidad
de los poderosos,
que seguirán borrándonos los sueños
con prohibiciones y leyes desfasadaS"... Chapeau!

Tesa Medina dijo...

Ay, Soco, que maravilla, es tan lúcido y hermoso al mismo tiempo, tan actual...tan conectado a mis sentimientos que...

...si tuviera treinta años menos, me grabaría cada uno de estos versos en la piel y cual Lady Godiva entraría cabalgando entre las ordas de exaltados
con verdades absolutas y consignas rancias y los convencería de que el mundo es de los soñadores, de los que vencen el miedo y se ponen en pie.

Si nadie se hubiera saltado la Ley y desobedecido a los "poderosos" el mundo se habría parado en las cavernas.

Que todos los discursos empiecen por la palabra Amor. Sea, Soco.

Un abrazo, poeta.

Jota Azimut dijo...

Es bueno, al menos a mí me parece bueno, todo lo bueno que tienen tus palabras por más que tras la ensoñación se restablezca la realidad, la calificada como la cruda realidad. Este mundo no siempre está coloreado de arcoíris floridos y alegres, digo no siempre, la mayor de las veces los grises inundan las miradas, la sorpresa de los colmillos hiere a la razón gravemente y las palabras son usadas para llagar el juicio de los ilusionados.

Para ser revolucionario nos es preciso algo o alguien contra quien serlo, para sublevarnos es preciso algo o alguien contra quien sublevarnos y después, cuando el poder esté en nuestras manos, en la de los actores de las utopías, comienza a crecernos raíces, a amputársenos las manos, a sentirnos impotentes y ya sólo nos queda acotar lo irrealizable y hacer lo posible para llevar a buen fin lo que en verdad sintamos como posible.


Alguien dijo: Me podrás robar la libertad pero jamás encarcelarás mis sueños. Y yo, perdona el atrevimiento, añado que ninguna ley ni ninguno decreto tampoco lo lograría. Aunque los sueños, como la libertad, debiera terminar donde ofende o perturba los sueños de los demás.
Menos mal que tenemos leyes pactadas por los representantes libremente elegidos por un pueblo democrático y pacífico. Que los dioses nos libren de todos los que priorizan sus sueños o sus utopías sobre los sueños y las utopías de los otros.

No estoy de acuerdo con mucho de lo que dices, Soco, pero me gusta que lo digas y cómo lo dices. Es un placer, señora.

Le dejo un beso por si acaso lo acepta.

Mª Socorro Luis dijo...


Hola, Jota.

Claro que acepta el beso, y aún mejor dos, (la yo mas cercana de las dos que personalizas)

Me alegra, agradezco y valoro mucho tu comentario.
Por desgracia, sé que es cierto mucho de lo que dices: Los dioses del poder y del dinero saben que pueden atar muy bien sus argumentos y decisiones.

...pero aunque este blog de tímida y humilde poesía, no es el lugar mas adecuado para debatir ideas y opiniones, solo te pregunto dos cosas:

* De veras crees que aquí y ahora, y en la mayor parte del mundo, no hay algos ni nadies contra quien sublevarnos?
* Esas leyes pactadas, son acaso dogmas infalibles?... Y si lo fueran, por que no se hacen cumplir todas con la misma obligatoriedad, y no solo las que convienen en cada
caso y siempre a los mismos?...

Besos, dos o mas. Y el mismo placer, de veras.

MARTA N dijo...


Sí, ¿por que no se hacen cumplir otras leyes de la Constitución?...

Besos, montones, Soco

Jota Azimut dijo...

Hola de nuevo, Soco, gracias por aceptar el beso. Te diré que tienes razón, mucha razón, hay muchos motivos para sublevarnos contra las perversiones que aún tengamos, para intentar cambiar el presente para hacer un futuro más solidario, muchos motivos sí pero muy pocos para quebrantar las leyes. Y me refiero a violentar las leyes de un país democrático. A menos que se esté discutiendo que España no sea un país democrático y entonces no tengo mucho más que decir; te digo que tenemos la fortuna, la gran fortuna, de vivir con un grado de confort aceptable, lo que no significa que no nos sublevemos para hacerlo más universal, tenemos un grado de libertades que muchos otros países desearían lo que no significa que no nos sublevemos para aumentar este nivel de libertades, tenemos, creo yo, un bienestar [Educación, Sanidad, etc.] aceptable lo que no significa que no nos esforcemos y combatamos para aumentarlo y llegue a todos los rincones, a los más recónditos.

Esta no es una nación pendiente de su naufragio, Soco, no es una nación tercermundista, no es una tiranía ni una autarquía nuestro sistema de Derecho está convalidado por todos los organimos supranacionales, somos Europa; podremos tener políticos mediocres, representantes públicos mediocres, pero esta nación, y sus nacionales, estamos preparados para seguir adelante juntos para cumplir sueños colectivos que abarque a la mayoría. Sueños de todos, no ensoñaciones de algunos que además lo intentan conseguir subvirtiendo los derechos de sus connacionales. Y tenme en consideración que hablo de "algunos" porque tampoco son todos. En todo caso, Soco, me apunto a la demagogia y si se puede saltar alguna ley, sea por quien sea, concédeme a mí [y a los demás] también esa opción, la de saltarme una ley para cumplir una de mis utopías. ¿O debo buscarme algunos ciento de miles que ansíen mi misma utopía para poder cometer una ilegalidad? No pido mucho, solo inmunidad para incumplir una ley en favor de una utopía personal.

No obstante, mi amiga, como tú dices, este lugar de la poesía no es el mejor lugar para debatir sobre esto. Te agradezco tu amabilidad, Soco. Gracias.

Un beso, Soco, y discúlpame por este mamotreto, discúlpame que no regrese para continuar con este tema.

Mª Socorro Luis dijo...


Hecho, Jota. Pactemos un silencio bilateral del tema.
Viva la poesía y sus fanáticos. Besos, siempre

Mª Socorro Luis dijo...


Y graciasmil, ya sabes, Jota

Verónica Calvo dijo...

Quiero creer.

Besos, Soco.