miércoles, 16 de mayo de 2018

Momentos















La casa de blanquísimas paredes.
La muñeca de trapo.
Los patines.
La preciosa sonrisa de mi madre.
Las historias
que me contaba Pablo.
El murmullo del agua de la fuente.
Las tímidas florecillas del prado.


Ahí, en mis recuerdos.


                    *****

Acaso entonces tú, amor,
fueras el pajarillo
que venía a saltitos,
para mirarme,
tal vez soñando azules
de mundos diferentes.
O fueras la rama de la higuera
que inclinaba su ternura hacia mi,
para abrazarme.

Para que la abrazara.


                  *****

No conozco Venecia,
su amanecer de góndolas y flores.
Pero hoy he visto,
un campo de amapolas
bailando con el viento.

Ratoncillos minúsculos
en asamblea solidaria.

Y a un pájaro en las lilas,
silbando libertad.


              Gracias, Ángela, por tus preciosos ratoncillos

                               

16 comentarios:

Alicia dijo...

Momentos para recordar siempre. Precioso. Besos

SARA dijo...

Añoranza, transcendencia, magia, la sencillez y el misterio de la vida, en tus momentos. y ese toque especial, tan tuyo...

Anónimo dijo...


Me voy con el alma llena de luz. Siempre gracias y un abrazo

virgi dijo...

Me gustaría enviarte una amapola y en sus pétalos mi sonrisa para ti, querida Soco, tan dulce, tanto corazón, tan humana.

joaquín galán dijo...

Momentos que van llenando la vida de ternura.
¿Quién añora Venecia frente a un campo de amapolas que bailan con el viento mientras un pájaro libre como ese mismo viento le pone a la escena su banda sonora? Yo,tampoco.

Un abrazo

Fernando dijo...

Milagro de ternura y magia, tus momentos, mi poeta. Muchos besos.

Anónimo dijo...

Trocitos de vida, pinceladas de luz de primavera. Abrazo. Jorge

(me gusta el comentario de Joaquín. Pienso igual)

Mª Socorro Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carlos perrotti dijo...

Momentos que des-olvidas y eternizas, Soco, con tu delicada sensibilidad y natural destreza.

Abrazo grande.

INÉS dijo...


Tus deliciosos momentos para un día luminoso de mayo.

Te dejo mi abrazo de sábado, profe.

elchicodelmetro dijo...

Me quedo con la sonrisa de tu madre, y los comentarios de Pablo. Que bonitos recuerdos, seguro.
Un saudo.

estrella dijo...

Hola Soco!!!!!!
Cuánta ternura y delicadeza tienen tus versos!!!!! Cuántos recuerdos...!!
Y qué hermoso campo de amapolas bailando al viento, precioso!!!!!!
Muchos besos cariño!!!!!! :)

Ángela dijo...

Qué bellos recuerdos! Como desgranas el alma...
También he tenido una higuera, y su ternura...

Los ratoncillos ya han realizado su asamblea solidaria y han despertado sonrisas. Aquí están felices.
Gracias a ti, Soco, por tu exquisita sensibilidad y aprecio.
Un abrazo bien fuerte.

MARIO dijo...

Tierno y luminoso el primero, profundamente existencial el segundo y encantador el tercero...

Bellísimos momentos. Y tan tuyos...

Anónimo dijo...

Me encantan esos

"Ratoncillos minúsculos
en asamblea solidaria"... Pura magia. Besitos. Bego

Mª Jesús Muñoz dijo...

Soco, cuando te leo, tengo la clara sensación de que el tiempo no existe...Tienes el don de unir el pasado y el futuro en un mismo presente...Y todos los tiempos laten al unísono,alargándose y recreándose...Muy bello, amiga.
Mi abrazo y mi cariño.