domingo, 18 de agosto de 2019

De agosto : Momentos



Perezosa, eterna la tarde.
El crepúsculo incendia
las nubes y las velas..
Ixilik, va marchando la luz.
A lo lejos,un faro parpadea.

Y tu barco, amor,
tu barco,
se me aleja...


               *****

Por qué hoy, duelentanto los versos.
Por qué la llamada
recurrente del mar.
Por qué una hora
puede durar un siglo.
Por qué, estos deseos de llorar...

Por qué dos personas se re-cl-aman
aún sin conocerse...

Y por qué no,
una noche cualquiera
una cita en un bar?...


               *****

Si pudiera
tocaría a tu corazón cerrado,
para decirte: me abres, por favor?

y te diría...

Después, si lo prefieres,
lo cierras otra vez, de nuevo
por horas, o por días,
pero ...no parasiempre, amor...

Es mi mejor oferta, compañero.

17 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Impecable, un Socopoema en toda su dimensión de expresión. Una más de tus maravillas, amiga.

Abrazos.

mariarosa dijo...


Ay Soco, cada vez que leo tus poemas me estremeces el corazón. Tienen tus poemas un no se qué, que los vivo y me emocionan como una película de amor.

mariarosa

María Dorada dijo...

Hermosisimos versos me dejas sin palabras, Soco.

Besos con admiración.

Amapola Azzul dijo...

Un poema que duele aunque me resulta muy bonito.

Un abrazo.

Anónimo dijo...


La ternura, la belleza, el amor... la frescura, la magia, todo, al alcance de tus versos.

Una vez mas, tan encantadores tus momentos, Osvaldo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cuánto destila ternura, amor sediento estos versos. Los siento como si fueran mi angustia; "Si pudiera
tocaría a tu corazón cerrado,
para decirte: me abres, por favor?

y te diría...

Después, si lo prefieres,
lo cierras otra vez, de nuevo
por horas, o por días,
pero ...no parasiempre, amor...

Es mi mejor oferta, compañero,

UN abrazo. Carlos

Ernesto. dijo...

Egun on amiga.

Como dice Mariarosa, tus poemas tienen ese no sé qué que deja huella...

No teniendo mucho que decir esta mañana de viaje, y queriendo dejar algo vivo en el blog, he utilizado parte del tuyo, dos estrofas, en el mío.

Fuerte abrazo Soco. Nos vemos a la vuelta.

Laura dijo...

Una buena oferta, sin duda. Yo no la rechazaría...
Besos

José Manuel dijo...

Qué maravilla, tus versos, Soco.
Tienen la magia de abrir dos corazones, el que llama dulcemente desde la puerta, y susurra, y el de los ojos atónitos, casi encadenados, entre la duda y la realidad, y los que se derriten
gritando...no te vayas,que es muy tarde y te estaba esperando...desde que te fuiste, la puerta sigue abierta.
No sé si tu oferta es la mejor, solo sé que la mía al esperarte sabría que vendrías.


Con todo afecto.
Gracias por ayudarnos a soñar la vida en cada atardecer.

Fernando dijo...

Y llegan tus poemas, y el invierno se me hace primavera..

Sos inmensa, mi poeta. Abrazo porteño. Fer

Sylvia dijo...


Preciosas líneas, Soco, solamente tu sabes escribir tan bonito sobre el amor en todas sus dimensiones. Gracias, abrazos desde Bariloche, Argentina. Hace mucho frío aquí.


Después, si lo prefieres,
lo cierras otra vez, de nuevo
por horas, o por días,
pero ...no parasiempre, amor...

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...



Bello poema.


Gracias.

hanna dijo...

Letras que emocionan,, bello poema. Besos

GUSTAVO dijo...


Me moriría si estos poemasmomentos fueran para mi...puedes creerlo.

un abrazo muy grande.

SARA dijo...


Bello,bello y bello. Tres pequeñas delicias, como acostumbras.

Gabon, Mil besos.

Ernesto. dijo...

Hola hola hola...

Mañana es el cumpleaños de alguien que, creo, comenta en tu blog... Pero que se mantiene en un cierto anonimato. Así es ella (la persona), algo misteriosa, y encantadora!

Abrazos.

soco luis fernandez dijo...

Hola Ernesto.
Te he visto por casualidad -no suelo mirar atrás, cuando camino- pero un gusto encontrarte.
No sé a quien señalas, pero por lo de encantadora,y mucho mas, pienso una a quien quiero mucho, será Ángela?...
Yo soy una despistada irremediable y me avergüenzo de ser así , pero en lo de cumpleaños, suelo olvidar hasta el de mis hijos y nietos. Claro que ya lo saben, y ellos se encargan de recordármelo. Increíble, no?... Los que me conocen, ya me perdonan...

Dime si me equivoco con ese alguien. Gracias, amigo, y un gran abrazo.