viernes, 23 de agosto de 2019

Donde están los pájaros ?














Estos días, aquí,  ni siquiera,
"los pájaros se aferran a la noche"

Los pájaros, aquí,
se nos han ido
y no es una metáfora:
Se han ido de verdad.

 Y  hay un silencio oscuro
que  pienso si es presagio...

y un vacío en el aire
y una ausencia de trinos,
de vida,
de alegría...

Donde estais, pajarillos?
Dónde los pequeñines, que aún,
no saben bien volar?
 
-Inhibidores de frecuencia?, dicen-

Se  nos fueron los pájaros,
por centenas, por miles...
Y no leo esa triste noticia
ni en periódicos ni en telediarios.









21 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Por aquí sigue habiendo aún, gorriones y demás pájaros ,

cerca del campo.

Aunque yo hecho de menos algunas otras cosas de la gran ciudad.

Besos.



soco luis fernandez dijo...


Aquí hay a miles, Amapola ; pero los han echado, algo los ha asustado y se han ido todos, no sabemos hasta donde. Pero volverán.

Un beso, linda.

carlos perrotti dijo...

Los tienes a todos dentro de tus versos, Soco. Libres.

Abrazos, Poeta!

JUAN A dijo...


No se habla de eso ni en los peródicos ni telediarios, pero sí en corrillos y en los bares del contorno. Algo le ocurre a los pájaros de esta zona...

Un abrazo, amiga, ya volverán

José Manuel dijo...

Se nos fueron, muy cierto y nos dejan el vacío. Aquí sucede igual. Menos bulliciosos loa atardeceres y menos alegres las mañanas.
Hemos tenido durante muchos años, en el jardín, siempre al aire, una jaula grande y en su interior un árbol, donde varios tipos de pájaros hacían las delicias de propios y de extraños.
Cantaban, se bañaban, comían. No les afectaba ni el calor del verano, ni el frío del invierno. Allí anidaban, criaban y alguna vez -aprovechando algún descuido- se iban. Algunos volvían, los volvía a introducir en la jaula, y seguían cantando.
Cuando murió Nuba, mi mascota, la pusimos en un lugar cercano, para que les escuchara, como había hecho siempre.
Un día les dejamos ir a todos en busca de otra libertad, otros aires y otros cielos. Los gorriones habían desaparecido antes. Así que ahora tenemos ausencia de aleteos y de trinos, y solo nos queda una mascota y sus juguetes, que se encarga de llenar de vida cada rincón de la casa.
Cracias Soco, porque tus versos hoy nos han traído tantas ausencias y un silencio inmenso.

Laura dijo...

Lindo poema...
te dejo un abrazo mientras espero que vuelvan.

Ernesto. dijo...

Vaya, desconocía esa práctica... Cierto que los gorriones son algo consustancial en nuestros pueblos.

Abrazos Soco

soco luis fernandez dijo...


Así es, Josemanuel.Los pájaros, como los sueños, no admiten barreras.

Pero mis pájaros no están en jaulas. Vuelan libres por el entorno y vienen a anidar a los árboles mas cercanos, hasta cualquier rincón del alero o de la galería, totalmente de forma voluntaria. Y hasta tienen un árbol de asambleas, para sus reuniones.

Se han ido de toda esta zona, no solo de nuestro pequeño bosquecillo. Vivimos cerquita de la frontera de Biarritz y se cree que por algún motivo, esa famosa Cumbre los ha asustado y han volado a esconderse, a alejarse de algo que les molesta...-Ellos pueden volar- ...
Esperamos que vuelvan pronto. Gracias, muchas, por acercarte. Besos para dos.

soco luis fernandez dijo...


Gracias, Laura. Espero que vuelvan pronto. Hoy, aún mi pequeño universo, está vacío de alas, de cantos, de alegría,

Un abrazo muy grande.

Julio González Alonso dijo...

¡Qué casualidad! Esta mañana se coló un pajarillo en mi balcón y como no acertaba a volver a salir tuve que ayudarle. Cuando lo cogí temblaba asustado e imagino la felicidad de verse libre de nuevo.
Pero ya hace años, allá por 2011, me preocupé -parecido a al tema de tu estupendo poema- de preguntarme por su muerte y el lugar a donde van, ¿por qué no se ven pájaros muertos en las calles? ¿A dónde van? Y, en sentido metafórico, ¿cuál es el destino de nuestras vidas después de volar los años que nos toquen? El poema se titula "Cementerio de pájaros":

https://lucernarios.net/2011/04/01/cementerio-de-pajaros/

Un placer encontrarlos de nuevo en los interrogantes de tu poema, Soco. Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Han venido los monstruos y claro... los pájaros han huido.
Pronto se irán los monstruos.
Cuando planeen sus próximos atracos mundiales.

Besos.

mariarosa dijo...


Los ruidos, los altos edificios y la falta de arboles los alejan. Y en este hemisferio sur algo de lo que sucede en el Amazonas ayuda a que las aves se asusten.

mariarosa

Sandra Figueroa dijo...

Estupendo poema amiga y muy reflexivo. Es raro que se vallan todos, algo presienten y por eso se alejaron, ojala vuelvan a alegrar con su canto tu ventana. Saludos y abrazo.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Y... los que mandan en el mundo ni oyen ni ven ni sienten.

Abrazos.

lichazul dijo...

no solo los pájaros se fueron, sino que las abejas simplemente desaparecieron y nadie hizo nada :(


abrazos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cuánto relaciono tu poema con lo que sucede en el Amazonas, catástrofe que nos afecta, y lleva a hacerse la pregunta eje de tus versos, con a dónde los pajaritos. Un abrazo. carlos

Jota dijo...

Lentamente o de súbito, sabiéndolo o no, con intención o involuntariamente, resulta que lo estamos haciendo. Cuando los humanos nos proponemos algo solemos conseguirlo y en lo bueno y en lo malo somos eficientes y lo somos tanto que o cambiamos el rumbo de nuestro destino o el destino hará que nuestro rumbo no tenga norte, ni sur, ni este ni oeste, que nos quedemos sin futuro. Necesariamente habremos de cambiar porque somos los responsables de la destrucción de este edén y de nosotros mismos. El paraíso prometido era éste y no lo hemos sabido reconocer. Tendríamos para todos y tampoco hemos sabido administrarnos, tenemos los medios y los conocimientos para variar este futuro tan funesto, tan solo nos falta la voluntad de hacerlo.
No quisiera ser más catastrofista, Soco, pero por más terrible que pudiera ser, puede que lo menos malo para este planeta podría ser que nuestro parasitismo nos devorara.
Tu poema, como ya es normal en ti, es una denuncia precisa, directa y preciosísima.
Gracias por estos regalos, compañera.
Un beso.

soco luis fernandez dijo...


Van volviendo mis pájaros, Jota; pero no todos. Algunos aún no han llegado o no volverán... Me gusta tus palabras, pero creo que nuestro mundo no tiene ya arreglo posible.

Gracias por venir. Un beso siempre.

soco luis fernandez dijo...

Un abrazo para todos y para cada uno. Muy feliz fin de agosto.

Irati Díaz dijo...


Tranquila, pronto el árbol volverá a ser escenario de reuniones y bullicio, y volaran sobre tu techo alegres los pajaritos.
Hasta entonces confórmate con el tanka que te prometí:

Con canto triste
te veo txantxangorri
de plumas blancas

manos firmes y dulces
y corazón alegre

Te quiero mucho abu.

soco luis fernandez dijo...


Kaixo, Irati, Tu tanka es hermoso y la métrica perfecta. El canto triste del txantxangorri ya nos dice,,,

Sigue practicando, Musu handi, handi.