lunes, 31 de octubre de 2016

Monólogo V













Me gustan
estas tardes de otoño,
tan cálidas aún, tan limpias,
tan casi azules.

Salgo a sentarme
bajo la trémula sombra del sauce.
Hay nidos en las ramas
de pajarillos locos
que se acercan a mi para mirarme
con sus ojos redondos
y sus finísimos dedos de alambre.

Me gusta estar sola.
Escucho jazz y decido pensar.

Pensar...

Como si fuera posible
darle al mundo la vuelta.
Como si fuera posible entenderse.
Como si fuera posible la paz.
La justicia.
El amor...

-y eso me pone triste .
como flor deshojada en la hierba-.

Dime, amor,
es  real el color de tu mirada?
Sabes?  Te necesito.

Ahora,
que empiezan a entreabrir
los crisantemos...

sábado, 22 de octubre de 2016

Haikus para octubre
















Notas de lluvia.
En pentagrama oblicuo
blues de otoño.


Besos de agua
despiertan los instintos
de los gorriones.


Patos salvajes
en vértice perfecto,
allá en la altura.


La luz se esconde.
Duerme la enredadera
su desnudez.


Un bar bohemio.
Un rincón en penumbra.
Un tango. Tú.


Tenaz la luna.
La silueta de un gato:
Ritual de magia.



sábado, 15 de octubre de 2016

Poemas de otoño : Cazadores
















Colgada de una nube
la mañana bosteza despeinada.
El mar, al fondo,
con tempestad y todo
se suicida en los acantilados.

Música lenta.
aroma a hierbabuena y a café.
Gorriones por el aire.

En el suelo
los niños tejen sueños
y estrategias de barcos y piratas.

Algo lejos, ladridos .
Ladridos y disparos.

Y de pronto
todos quedamos tristes:
Un pajarillo herido
ha venido a morir entre mis manos.

Una lágrimaluz
resbala la mejilla del mas chico
y la pena florece en los rincones.

Afuera cazadores
ladridos y disparos ...

La impunidad viste de camuflaje.

sábado, 1 de octubre de 2016

Monólogo IV

















Ixil Ixilik
va otoño deshojándose
con los sueños de fondo.

Y aquí estoy
en esta tarde gris
con la mirada lejos
viendo pasar mis muertos.

Miro el jardín. Y me sumerjo
en elverdegris de cielo
a juego con mi poncho
                       y mi nostalgia.

Sabes?
inventaré un lugar para sentir
la púrpura belleza del otoño.
Y contemplar
el mágico streep teasse
                  de la arboleda.

Esta noche
quiero ser el viento
y llegar hasta ti como la bruma,
lentamente,
o como vendaval
             derribando tus muros.

Porque te sueño
con la dulceañoranzadeunblues,
como prado infinitodeamapolas...

Todo en su sitio, amor:
Un café recién hecho,
un gorrión en el sauce
y el latido lejano del mar.

Son las siete y la lluvia.