domingo, 29 de abril de 2012

Poemas de ayer : Entonces, ella





Entonces, ella,
hace ya mil poemas
y unos cuantos abriles,
paseaba las calles
con paso leve, alegre,
cambiándole el paisaje
a la mañana.

Mirándose en los vidrios
de los escaparates.
Rompiendo el equilibrio
a los semáforos
y esquivando adoquines
traviesos
con sus tacones imposibles.

Tantas veces,
se paraba en el parque
para dar de comer a las palomas,
acariciar a perros vagabundos

y decir buenos días
con los ojos
- y con unas monedas -
al músico bohemio,
que tocaba saxo en la vereda.

Y llegaba a la casa
con la melena al viento,
con un poco de luz
entre los dedos
y  la  prisadeti.

Y te besaba.
Y  bajitobajito te decía:
Te extrañaba, lo sabes?...

Ocurre que te quiero.


martes, 24 de abril de 2012

Porque la poesía es así




Te espera agazapada
al doblar una esquina.
Sentada en la añoranza,
en una melodía
o tal vez, columpiándose
en un rayo de luz.

O viajando
espacios de asteroides,
en tiempo sin relojes

Te busca a ti
y cuando te descubre
te coge de la mano.
Y ya nunca se va.

Porque la poesía es así.

Reinventa tu mundo.
Pinta magia y color
en las imágenes.
Desenjaula metáforas cautivas

y susurra a tu oído ese ritmo...

Grita el dolor del mundo.
Marca la piel del viento,
la desnudez del agua.

Te entrega una flor,
o una piedra.
Un amor, o un guijarro.

Porque la poesía, es así.

Se cuelga de tu brazo,
sin permiso.
Y cuando te habita,

ya es posible morir.





jueves, 19 de abril de 2012

Teselas para abril



Se va yendo, lentito,
Aún voluble abril.

Tulipanes alzados en la hierba.
Temblor de bruma
entre los abedules.

Y entre el cielo y la casa,
la tímida dulzura del ombú.


*********


Con sol y pelo al viento
llegó la primavera.
Y hay susurros de amor
trepando las farolas.

Mariposas
muriéndose de luz
en la azotea.

Y besos nuevecitos.


*********


Hay juncos de bambú
al borde del arroyo.
Abril es la niñez
jugando en la llovizna.

Y todo sabe a magia
en la liturgia del atardecer.


*********


Los días se demoran
en el azul de las campánulas.
Dejan los sauces
su sombra despeinada por el pasto.
Y se adormece
el minúsculo corazón
de las luciérnagas.


*********


Irreverente abril, en el ocaso.
El mar.
Y tú, naturalmente.

Y es que la tierra, el sol,
la sal, la nube, todo te llama.
Todo te reconoce.

Abril. Ocaso. El mar.
Y tú, naturalmente.

miércoles, 11 de abril de 2012

Poemas de ayer : El poema es





El poema es
crear castillos mágicos
de letras.
Una manera
de querer no estar.
Hablar
en el idioma de los pájaros.
Es costumbre
de relojes y de mar.

Es un dolor
que nace de una ausencia.
Una mirada
de impiadoso azul.
Una noche
de cristales de humo.

Un grito.
Una buhardilla.
Un altivo
viejísimo abedul.

Una pálida luz de farolas.
Un abismo
donde hace su colada
el corazón.

Una grieta en lo extraño.

El poema es
hablar de mí conmigo,
que una noche en Palermo...

Es si la lluvia
o si la tempestad...