miércoles, 9 de agosto de 2017

Poemas de ayer : Embrujo



Redondo y pálido
el beso de la tarde.

Un sol adelgazado
prende las ramas
                      de los abedules
y pasea sumanopormislabios,
como tu beso, entonces,
tan suave y detenido.

Un libro abierto
descansa su pereza,
sobre el césped brillante

Tulipanes,
seduciendo a la brisa.

Y las horas que pasan,
len
     tí
        si
           mas,
           así, tan de puntillas...

En el bazar del cielo,
liquidación de nubes.
Una valla de troncos
donde se duerme un gato.

Y, a lo lejos,
la llamada insistente,
posesiva y erótica del mar.