jueves, 28 de junio de 2018

Requiem
















Lo decidió una tarde de otoño
evocando aquel blues.
Se vistió, como si fuera fiesta.
Acarició el retrato.
Pasó, lentos los dedos
por las cuerdas dormidas,
de la guitarra muda.
Y se lanzó a la calle
con el  paso resuelto.

Compró una flor
que regaló a una niña.
Saludó a un viejecito,
como si fuera amigo.
Siguió el vuelo de un pájaro.
Envidió a una pareja.
Dio su último billete
a un pequeño mendigo.

Cristales rojos
mas allá de la arena.
-era otoño y la tarde moría-
Pensó en una familia
como si la tuviera...
Hizo un guiño a la primera estrella,
y silbando aquel blues,
se perdió por el agua.

Solo el mar, lo sabía.

                                         * Publicado en la Revista Kaixo, tiempo ha

lunes, 18 de junio de 2018

Hablan ellos















Fue en el tren de las doce.

Nuestros dedos, apenas se rozaron
y tu, me miraste
y yo te sonreí.

Te sentaste a mi lado,
abriste un libro.  Y yo...

Quise decirte,
que nunca una sonrisa,
me pareció tan bella.
Que nunca una mirada,
me pareció mas azul y mas tierna.

Que iba a regalarte
el poema mas lírico,
la canción mas romántica,
soles y firmamentos escarlata.
Y un aluvión de rosas.

Que íbamos a vivir
en el lugar mas cálido del mundo.

Quise decirte...
Pero no tuve tiempo:
Nuestro tren se detuvo en la estación
y te perdiste en medio de la gente.
Y yo, quedé tan solo:
Perdido el paraíso...

Y sin saber que hacer con tantas rosas.


domingo, 10 de junio de 2018

Momentos de junio con amor










...Llegó la soledad, a paso lento,
por la vereda blanca.

Estoy triste esta noche.
-Y tú, tan distante-...
De algún lugar me llega
nuestro tango nostálgico.
Y tercamente, callas.

Y huele a paraíso en el jardín.


               *****

Tal vez en otro tiempo.
Quizás en otro espacio.
En otra confusión,
de algún dios despistado,
volvamos a encontrarnos.

 Y, amor, entonces sí,
habrá días sin sombras
ni presagios
y calles que nos lleguen hasta el sol.


               *****

Como mañana de despertar lentito.
Como latir de amapolas en el trigo.
Igual,
que centelleo de luciérnagas,
en el atardecer.
Como giros de locos gorriones...

Así, intuyo,
el tacto de tus dedos en mi piel

              

sábado, 2 de junio de 2018

Devuélveme




Quiero que me devuelvas
el rumor de la lluvia.
El olor a fresquito del alba
y la fe deshojada.

La agenda de tapas amarillas
donde anoté tu dirección,
aquel otoño.
Y el hueco de tus brazos
donde apoyé mi vida,
cuando la añoranza.

Devuélveme
losvuelvepronto y lostencuidado,
lostequiero y lostenecesito
y aquellos clandestinos
viernes, juntos.

Quédate tu
con las coordenadas de mi espacio,
con la nostalgia
de los sueños cumplidos,
con los trocitos de metáforas
que quedaron rotos en la almohada.

Con el humo que queda
del amor que tuvimos
y se apagó lentito.
Con todas tus contradiciones.

Y con mi incondicionalidad.