jueves, 16 de diciembre de 2010

POEMAS DE DICIEMBRE


HAY MILLONES DE NIÑOS POR AHÍ (R)


" Noche de paz.
Noche de amor"...

Frente a estos versos
que inundan estos días
este mundo nuestro,

pongo estos otros versos
de un trágico poema
de los niños Yoruba:

"Llamamos a los vivos.
No responden.
Llamamos a los muertos.
Y ellos sí responden.

Frente a nuestros niños
abrigaditos
muy bien alimentados.
Repletos de ilusiones
y de sueños cumplidos,

pongo los millones de niños
que andan por ahí,
castigados por el hambre y el frío:
las bíblicas pandemias
que matan,
como erizos de púas encrespadas.

Los millones de niños
con las manos vacías,
que los sueños infantiles
se niegan a llenar.
En un mundo de adultos insensibles
que sólo saben responder
con mil cánticos gregorianos
de imposibles paraísos...

Hay millones de niños por ahí...

Que lloran desamparo
sobre el regazo de madres muertas
en guerras, que provocan
humanos desquiciados.

Niños abandonados en la calle
o en fríos campos de refugiados,
esperando el milagro
de una solución.

Quisiera que estos días,
con la varita mágica
del tan repetido espíritu navideño
podamos confiar
en que un soplo de aire puro,
nos inmunice de la indiferencia.

Y en que llegue por fin el día
con alba de proyectos cumplidos
En el que el poema
de los niños Yoruba,
pueda invertir su estrofa:

"Llamamos a los muertos: No responden.
Llamamos a los vivos. Y ellos sí responden"

viernes, 10 de diciembre de 2010

EL RELATO DEL MES


LA PAJARITA DE PAPEL


Soy un tipo duro. O casi. Al menos, intento no dejarme llevar por sentimentalismos. Sin embargo, la reacción del niño al acercar mi mano para acariciarlo, me dejó el corazón encogido, completamente arrugado. Fue un gesto instintivo, de autodefensa, el movimiento del bracito para intentar cubrir su rostro asustado... Parecía un animalito acorralado.

Lo habían abandonado la noche anterior, en los escalones de la entrada del Hospital donde trabajo.
Apenas se movía. Apenas respiraba. Solamente un leve quejido salía de su boca. Y en todo su cuerpo, había señales evidentes, de haber sufrido un brutal castigo. Tendría, tal vez , poco más de un año, el pelo casi rojizo y su ropa estaba limpia, así como la mantita que lo envolvía.

En la primera exploración descubrimos alguna costilla hundida, grandes hematomas en el pecho y en los muslos, la nariz y los labios hinchados... Pero lo que más impresionó a todos, fueron sus ojos grandes, huidizos y asustados, que miraban sin expresión a todas partes, sin detenerse en ninguna.

Curamos sus heridas y poco a podo se fue recuperando físicamente. Pero permanecía insensible a toda muestra de afecto. No aceptaba caricias, alimentos ni juguetes... No sonreía ni hablaba ¿sabría hacerlo?, nos preguntábamos angustiados. Era como un muñeco, sin alma...

Aquella tarde, la doctora Dupont, le trajo una caja de golosinas. Intentó que cogiera una en su mano: inútil. Tampoco consiguió que le sonriera o que despegara los labios.

Casi de forma inconsciente, cogí el papel amarillo brillante, que había envuelto la caja y que estaba sobre la cama. Era un cuadrado perfecto y maquinalmente comencé a plegarlo en cuadrados menores. Mientras lo hacía, noté que sus ojos seguían el movimiento de mis dedos, con una cierta atención. Ilusionado seguí doblando, hasta completar una hermosa pajarita y se la ofrecí con mi mejor sonrisa suplicante... Y entonces, por primera vez, alargó la manita para cogerla, mientras una hermosa y tímida sonrisa iluminaba sus ojos, hasta entonces inexpresivos... Fue el primer paso. La pajarita de papel amarillo, lo había conseguido.


Han pasado cinco años. Iván es ahora, un muchachito simpático y maravilloso. Y es el mayor de mis tres hijos.
Algún día tendré que explicarle, qué hace esa pajarita de brillante papel amarillo, en la primera página de su album de fotos.

martes, 7 de diciembre de 2010

MIS POEMAS : HOLA, SOLEDAD




... Y entonces,
la soledad tocó mi puerta:
- yo la había llamado -

La invité a que ocupara
la butaca vacía,
junto al libro y la pipa
abandonada.

Y charlamos sin prisa
hasta el anochecer.

La conocía de antes,
de los lejanos años color ámbar,
cuando ella y yo,
nos encerrábamos
a fabular historias.


A jugar
a esconder los sueños en cometas
y a pintar con tizas de colores
los espacios vacíos.

Luego la reemplacé por un amor
- entonces él ocupaba mi vida -

Ahora somos inseparables:
me ayuda a pensar,
a concentrarme. Y pienso
que hasta inspira
mis inevitables poemas.

Me acompaña
a pisar veredas sin jazmines
y a volar horizontes más bajos.

Y cada día,
cuando el ocaso
intensifica los colores de la tarde,
o cuando la lluvia
pinta notas de ausencia
en los cristales,

ella y yo,
la soledad y yo,
asomadas al borde de la noche,
charlamos...

viernes, 3 de diciembre de 2010

TANKAS : OTOÑO, LLUVIA, AMOR...

Aquella tarde
me cambiaste el adiós
por un tequiero.
Y me escondí en tus ojos
de tantísimo azul.

**********

Presume luna
cuando sale de ronda
por el suburbio.
Y se enreda en el tango
que llora un bandoneón.

**********

Amarraditos
por callejuelas húmedas,
deambulamos.
Eras aquel otoño
propenso a la ternura.

**********

Sin calendario,
quiero un amor sin códigos,
apasionado.
Que llegue así, quedito,
sin hacerse anunciar.

*********

lunes, 29 de noviembre de 2010

DIPLOMA Y SONRISA



... Y después de recoger el diploma y el cheque...



... una sonrisa para todos vosotros.

viernes, 26 de noviembre de 2010

MIS POEMAS : TESELAS PARA EL OTOÑO




Nocturno para dos.
La magia en los detalles.
La música. El abrazo.
Un sorbo de licor.
La urgencia de tus manos...

Y un poco más de luz,
de luna oscura.


**********


El mundo sólo es
polvo de estrellas.
Ayer,
es la nostalgia de un adiós.
El amor
sueño, química, locura.

Mañana es un velero
a punto de zarpar.


**********


Se está yendo noviembre.
Y lluvia.
Lluvia sobre mis ganas de ti.
Sobre tus ganas de mí.

Sobre las farolas sin sombrero.
Sobre los corazones sin sol.

Lluvia que desea ser música.
O tal vez voz. O acaso llanto...


**********


Estás en el limbo - decías -
cuando me veías ensimismada.
Y allí me refugiaba
cuando tus ojos no me sonreían.

Ahora, que ya no existe el limbo
y tú ya no estás,
dónde podré esconderme?...

martes, 23 de noviembre de 2010

POEMAS DE AYER




QUIERO QUE ME DEVUELVAS


Quiero que me devuelvas
el rumor de la lluvia.
El olor a fresquito del alba
y la fe deshojada.

La agenda azul,
donde anoté tu dirección
aquel otoño.

El hueco de tus brazos,
donde apoyé mi alma
cuando la añoranza.

Devuélveme
los vuelvepronto
y los tencuidado.
Los tequiero y los tenecesito.
Y aquellos clandestinos
viernes juntos.

Quédate tú,
con las coordenadas
de mi espacio.
Con la nostalgia
de las cosas que no hicimos.

Con los trocitos de metáforas
que quedaron
prendidos en la almohada.

Con todas tus contradicciones.

Con el humo que queda
del amor que tuvimos
y se apagó lentito...

Quédate,
con toda mi incondicionalidad.



viernes, 19 de noviembre de 2010

miércoles, 10 de noviembre de 2010

EL RELATO DEL MES



CLAVELES PARA EVA


Durante las vacaciones de aquel indolente verano, yo trabajaba como recadista en una tienda de flores. El dueño, el señor Z. era un viejecito jovial y bondadoso, de ojos azules y cabello totalmente blanco. Parecía un enano de relato infantil.

Aquella tarde preparó con especial esmero, el más hermoso clavel rojo. Con una ramita de helecho, lo envolvió en un suave papel de seda y lo colocó artísticamente, en una caja larga y estrecha. La puso en mis manos y me dijo: "A las seis en punto".
Señor - le hice notar tímidamente - creo que se ha olvidado de la tarjeta...
Me miró por encima de sus gafas, y me respondió con una pícara sonrisa: La persona que lo envía, desea permanecer en secreto.

Me encantaba llevar flores a Eva. Era una chica especial, bonita y encantadora. Pero estaba pasando por una situación muy triste. Cuando meses atrás, el hombre con el que estaba comprometida, la dejó plantada para casarse con otra, todos sin excepción, en nuestra pequeña ciudad-pueblo, la compadecieron sinceramente. Y censuraron indignados, la conducta del chico. Mi madre, por ejemplo, dijo que todos los hombres eran iguales, y que merecía ser apaleado públicamente.

Eva era una chica especial, bonita y encantadora. Pero ese fracaso la hundió literalmente.Se encerró en casa, rompió con todas sus amistades y dejó de asistir a fiestas y reuniones. Estaba decidida a dejarse apagar lentamente. O en el mejor de los casos, a convertirse en una antipática y aburrida solitaria...


Cuando aquel viernes le entregué la caja con el primer clavel, parecía una sombra. Me miró con indiferencia. Es para mí ?... Tomó la caja con desgana y cerró la puerta enseguida como avergonzada de que la viera.

Viernes a viernes, hiciera sol o lloviera a mares, yo seguí llevándole el clavel rojo. A las seis en punto. Primorosamente presentado. Y siempre sin tarjeta.

Poco a poco fui notando un cambio en ella. Ahora, se detenía a saludarme y a darme las gracias. Aparecía mas cuidadosamente peinada y vestida y empezó a sonreír al hablarme.
Poco después comenzó a salir, a frecuentar amistades, a asistir a reuniones...


Esa noche, cuando entró sola, en la velada de baile, todos los ojos se volvieron hacia ella con simpatía. Verdaderamente se alegraban de su cambio de actitud.
Sonrió a todos , con la cabeza erguida y con cierto aire de desafío, hermosa, con su clavel rojo prendido con naturalidad en su vestido color turquesa.

Yo volví a mis estudios. Y al siguiente verano, seguí entregando claveles a Eva. Pero ahora, sí llevaban tarjeta.

lunes, 1 de noviembre de 2010

MIS POEMAS : IN MEMORIAM



EN ALGÚN LUGAR



A veces
se quedaba mirando
sus manos,
tercas, de tanto acariciar.
De tanto y tanto
aprisionar la vida.

Cuando el alba,
ella ya estaba en pie.
El fuego ya encendido.
Las ventanas al viento
para atrapar el sol.

Se deslizaba leve
por la casa,
llevando, dando,
poniendo en orden.

Regaba los malvones
y cantaba
con una voz de viento
y de rumor de mar.

Un día
se descubrió cansada.

Recorrió su memoria
para hacer inventario
y contempló
el libro de su vida,
como una suma
interminable,
que llegaba al total.

Se sentó en la mecedora,
y comenzó a morir...

Y el viento la llevó
hacia arriba
cogida de la mano.

Y en algún lugar,
se abrió una puerta...

miércoles, 20 de octubre de 2010

MIS POEMAS



VEN


Déjame que te invite
a caminar conmigo,
a descubrir veredas en la aurora.
A reinventar
paisajes entre escombros.

Déjame andar contigo
por donde lo fantástico.
Por donde nadie nos conoce.

Te ofrezco
la sonrisa del alba,
el adiós del ocaso.

Un café calentito
en ese bar bohemio.

Un cuarto
con vistas a la playa.
Un jardín con un sauce.
Y mil flores celestes
del jacarandá.

Mis versos de color escarlata.
Una luna curiosa enfurruñada.
Una luz apagada.
Un blues suavecito...

Y esta noche.

Y si tú quieres, todas las demás.

************ Para Graciela y su mesita de luz

sábado, 9 de octubre de 2010

PALABRAS Y HAIKUS EN RECUERDO DEL CHE




COMANDANTE CHE ----------- (9 de octubre de 1976) ---------



Amanece en el altiplano. La intrincada selva boliviana se despereza y se esponja con los primeros rayos de sol. Los chillidos de los pájaros se mezclan con el clamoroso rumor de la torrentera.

El grupo guerrillero descansa. Allí, en la profundidad del barranco, en un refugio natural, casi inaccesible, creen estar seguros.
La caminata de la noche ha sido dura, por senderos tortuosos, enmarañados de salvaje vegetación. Y todos están agotados. La tos del comandante no altera el profundo sueño de sus hombres. Y el Che Guevara sueña despierto.

El hombre que luchó junto a Castro en Sierra Maestra, que sembró de revoluciones toda Sudamérica y sería ejemplo de miles y miles de jóvenes en todo el continente, está rendido y triste... Había soñado que esa zona despoblada y pobrísima de Bolivia, sería la ideal para su táctica de guerrillas. Pero se había equivocado. El ejército, con la inconsciente colaboración de los indígenas, ha logrado capturar y ejecutar a muchos de sus hombres. Y los sobrevivientes, vagan sin rumbo fijo.

De pronto, miles de pájaros huyen en frenética desbandada: Un grupo de soldados armados, irrumpe bruscamente en el refugio. Sin tiempo para reaccionar, los hombres del Che, van cayendo uno a uno. Y él, es capturado y conducido a La Higuera ante la mirada temerosa y culpable de los indígenas que se vendieron al poder y traicionaron al hombre que había renunciado a todo por ellos.

Los servicios de inteligencia USA, se regocijan: La operación ha sido un éxito. Muerto el Che, el peligro de revolución se desvanece... Tranquilos, ¿ qué saben esos ignorantes campesinos de libertad, dignidad y derechos humanos?...

Y en tanto el mito, delgado, sucio, con el torso desnudo, acribillado a tiros, abraza el infinito. La revolución que él soñaba, no se ha realizado.

Ahora, cuarenta y tres años después, los indígenas del altiplano, lo llaman San Ernesto de La Higuera... ¿Tal vez han entendido al fin, que el Che murió por ellos?

Y todos los años, contemplan con asombrada ingenuidad, la multitud de peregrinos de todas las partes del mundo, que invade la zona para visitar y dejar mensajes en su tumba.

Pero ellos, siguen siendo pobres, explotados y ya, ni siquiera son rebeldes...


************


HAIKUS ( para los indios bolivianos)


El cóndor pasa.
El lamento del indio
se va en su vuelo.


Ruinas. Distancia.
Despojada, desnuda
la Pacha Mama...


miércoles, 6 de octubre de 2010

POEMAS DE OTOÑO



ENTONCES


Cada tarde
te esperaba en el bar
de la calle Corrientes.

Llegabas hasta mí
esquivando miradas y murmullos.

Tu gabardina gris,
tu atmósfera a tabaco,
dos vasos de gin-tonic en la mesa
y en la orquesta,
la cadencia de un tango:

..."su voz de alondra
tomó ese tono oscuro de callejón.
Malena canta el tango
con voz quebrada.
Malena tiene pena de bandoneón"...

El amor jugaba con la luz
en las vidrieras.
Hablábamos bajito.
Me besabas.
Mis manos se anudaban con las tuyas.

Era otoño. Estábamos de novios.

Y todo era ternura.

jueves, 30 de septiembre de 2010

MIS POEMAS : LO SABEN




Esos muros lo saben.
Lo saben los barrotes
oxidados de llanto.
Lo sabe esa exótica planta
que escapa sus flores
hacia el sol.

Lo sabe el sol
que corta sus alas,
sobre los cristales.
Lo sabe el corazón del viento.

Pero callan los muros,
los barrotes,
las flores,
el sol,
el corazón del viento:

No tienen palabra.

Saben
que detrás de esos muros
se tortura.
Que las porras eléctricas
golpean,
hasta romper, a veces,
el hilo de la vida...

Pero callan: no tienen voz.

Escucha...
el grito de los muertos.
El asombro del viento.
El horror de la flor...

Escucha.

jueves, 23 de septiembre de 2010

TANKAS : OTOÑO, LLUVIA, AMOR...




Hace auto-stop
el otoño impaciente,
por los caminos.
Y el sol en las terrazas,
negándose a marchar.

************

Eternidad
en los acantilados.
Mar en las manos...
Hay hojas en el viento
con mensajes de amor.

************

Mil asteroides
destellan en tus ojos
cuando me miras.
Y el otoño sonríe,
colgado del ombú.

************

Llueve lentito,
sin más ni más. Con ritmo
sobre el asfalto.
Mansamente, quedito,
igual que si rezara...



lunes, 20 de septiembre de 2010

RELATO DEL MES : AQUEL VIEJO CAFÉ...




Ya sé. Ya sé que no es lo que era, pero aún así, me gustaría entrar allí. Visitar ese viejo café de los años veinte... Quedarme un rato. Me sentaría en un rincón, junto a un ventanal. Me quedaría muy quieta, con las piernas cruzadas, haciéndome la ocupada... Ordenaría mi carpeta de arriba a abajo mientras observaba y hasta me fumaría algún que otro cigarrillo.
Pedir una copa de algo suavecito y esperar a ver. Recorrer con la vista todos los rincones, los reservados, el lugar destinado a la orquesta... Escudriñar los antiguos sofás, los cuadros, los dorados cortinajes... Allí todo debe oler a viejas historias, sin duda, historias románticas. Y a mí me encanta fantasear...

Ir todos los días a pasar un rato. Estaría sentada siempre en el mismo sitio, hasta llegar a formar parte del paisaje.
Hundiría los dedos en los pliegues del sofá y con disimulo, tentaría bajo el mármol de la mesa por si alguien, mucho tiempo atrás, quiso esconder algún secreto: una nota apresurada, una cita, una carta leída a hurtadillas, un breve poema de amor... Algo que me hiciese imaginar...

Y es que me encanta unir la realidad con la fantasía. Cerrar los ojos y sentirme en otra época, en otro tiempo que imagino más auténtico; ser parte de otra gente diferente...
Y respirar aquel ambiente cargado, el humo, el wiski, el calor o el frío o la melancolía. Sentir que detrás de las risas, también habría sufrimientos, reales, pasiones reales. Frustraciones, engaños, olvidos. Vida en su estado más real.

Sé que no es lo que era. Pero me gusta fantasear... Qué le voy a hacer...
Inventar una historia para mí: " Quiero que tenga la mirada profunda. Los ojos claros, llenos de ternura. algo despistado. Quizás, un poco perdido... Vestirá de manera informal. camisa abierta, sin corbata. Será amable y sensible. Y me dirá de un vistazo, que me estaba esperando"...

Y es que la vida, la actual, no me gusta. Se pasa de la fantasía. Y voy descubriendo la falsedad, el interés, la vulgaridad, la hipocresía. Lo poco que queda de romántico y de imaginativo.

Por eso, aunque sé que no es lo que era, me gustaría visitar ese viejo café. Rescatar de la grieta de un zócalo o del pliegue de un sofá, algún mensaje perdido intencionadamente, que me haga imaginar. Soñar. Fantasear... De verdad. Me muero de ganas.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

MIS POEMAS : LA SONRISA DE MI MADRE




Siempre vuelvo, obsesiva,
a ese rincón de la memoria.

Veo un bosque.
Siento olor a resina
y a tomillo.
Líricas amapolas en el trigo.
Un manantial.

Aguiluchos
sobrevuelan las rocas,
en círculos concéntricos,
altísimos...

Golondrinas, notas negras,
en pentagrama interminable.

Escucho el tintineo de un rebaño:
Acrobacias
de corderillos nuevos.
El ladrido de un perro.
El primitivo silbo de un pastor.

Ritmo sobre la hierba
bajo abedules musicales.

Respiro inmensidad.

Y veo la sonrisa de mi madre,
bajo el ala dorada del sombrero.

jueves, 2 de septiembre de 2010

TANKA(S) PARA SETIEMBRE




Era la huella
de tus pies en la arena.
Eran poemas.
Era, a la tardecita,
citarnos en un bar.


**********


Soles errantes
como sueños con alas
en nuestro cielo.
Una alondra se asoma
al borde de tus besos.


**********


Un bar bohemio.
Una mesa en penumbra.
Un bandoneón.
Afuera cae la lluvia.
Tu amor a sorbos lentos...


**********


Y tu impaciencia,
desemboca en el mar
enamorada...
Son tardes de setiembre.
Cálidas. Casi mágicas.


**********


Bajo el paraguas
nos retiene juntitos,
la lluvia en polvo.
Me pongo de puntillas
para besar tus labios.



martes, 24 de agosto de 2010

TESELAS COLOR MAR




Hay tormenta en el mar.
El relámpago es cielo que huye
El trueno un grito herido.
Grises panteras,
nubes que se escapan.

Me hablan las tormentas.

La luna con máscara de humo
se disfraza.


************


Eternidad en los acantilados.
La llamada del mar.

La noche sueña
un paisaje de brujas,
cabalgando
camino de la luna.

Nosotros dos, las olas.
Nosotros dos, el fuego....




*************


Ya sólo quedan
lugares, fechas, instantáneas...

Unos caminos
que cruzamos juntos.

El olor espumoso del mar.

Aún te quiero, me dijo.
- Hoy me ha vuelto a llamar-


**************


Sonrisa ondulada de las olas.

El mar viene a nosotros
a traernos su arrullo.
Vestido de sal y caracolas,
se detiene a mirarnos.

Y queda a nuestros pies,
sumiso, enamorado...

viernes, 20 de agosto de 2010

EL RELATO DEL MES : INMOVILIDAD




Prisionero en la soledad de la silla de ruedas. Con la nostalgia a cuestas. Con la añoranza de campo, cielos mar... De aquel pueblo y hogar lejanos. Empantanado en el rectángulo gris, limitado por tres paredes y un ventanal de madera carcomida y seca.
Inmóvil. Puestos los ojos y el alma en el banco vacío, espera. Espera, como todas las tardes, que ella aparezca.

Escucha por fin el murmullo de unas risas y el sonido de unos pasos rítmicos. y una lluvia de cascabeles se desata en su pecho.
La ve avanzar musical, ligera, armoniosa con un niño de la mano, disputando su atención. Ve como llegan al banco y se sientan a la sombra de un árbol.

Abril, como él la llama, aparta el pelo de su cara y pasea su mirada por el parque.
Una catarata de sol se descuelga de los sauces y convierte el surtidor, en una fiesta de cristal.
Tal vez detiene sus ojos un instante en su ventana,. Tal vez intuya que alguien la observa anhelante.
Luego saca de su mochila los paquetes con la merienda. Desenvuelve y da uno al niño... mientras él observa todos sus gestos, el movimiento de sus manos de sus labios... esa suavidad que tanto lo cautiva.

Esa escena, indiferente para tantos, llena toda su soledad y rompe tarde a tarde, la monotonía de su vida sin calor y sin color. Se conforma con eso : con ser un testigo distante y anónimo... Desde su celda de cemento, cerámica y cristal, perdida en un punto minúsculo, del inmenso edificio, donde tiene su morada, la mira, la mira...

Ella recoge los papeles y sonríe. Saca un pequeño espejo. Sonríe. Sus manos como inquietas mariposas acarician el pelo dorado del chiquillo. Y sonríe...
Luego, cumplida su tarea de canguro, devuelve el niño a la madre y se pierde, grácil, por un sendero del parque.

Y él queda inmóvil por un tiempo, rememorando cabello, ojos, colores, gestos, movimientos... Luego, lentamente gira la silla y la conduce al interior de su cueva.
A esperar que el día se apresure, que el resto de la tarde sea corto, que llegue la noche...

Qué otra cosa puede hacer él, pobre paralítico enamorado!

martes, 17 de agosto de 2010

MIS POEMAS : REIVINDICO




Reivindico
no ser tal vez,
tan lista como tú
y olvidarme a veces,
de que existes.

Reivindico
mi intimidad.
Ser sincera. Gritar.

Subir por las paredes
cuando algo no me gusta.
O cuando algo
me gusta demasiado.

Reivindico la poesía.

La poesía que emociona.
La que conmueve,
la que hace soñar.

Reivindico,
esa locura utópica
que nos hace ver
más allá de lo lógico,
y vislumbrar fronteras
de otros mundos amables
y más justos...

Reivindico
la música en la calle.
Y qué? A quién molesta?.

Reivindico al rebelde.

El derecho de los niños
a jugar
y a ser acariciados.

Reivindico poder reivindicar.

sábado, 14 de agosto de 2010

MIS POEMAS : TE BUSCO




****************** Para Inés, con mi cariño...


Te busco por caminos
y por días.
En los atardeceres
y en las madrugadas.

Te busco en las canciones
y en los versos.
Entre la multitud,
y en las tardes de lluvia
desmayada.

Dejo señales de humo,
para localizarme.

Te busco por el aire
aunque suelo fingir
que persigo quimeras,
y voy colgando notas
de los árboles.

He mirado en el parque
donde iba
cuando el amor,
y la ilusión, y eso...

y nada, no te encuentro.

Y he pensado
mandar un telegrama
donde diga :

"mujer, dulce y poeta,
con falta de ternura
y resaca de sueños,
llama a tu corazón
desconocido."

Contesta, por favor,
a vuelta de correo...

miércoles, 11 de agosto de 2010

MIS POEMAS



PIENSO QUE SOY FELIZ


Pues sí.
A pesar de lo que nos rodea.
A pesar de este mundo
incomprensible.
pienso que soy feliz
aquí y ahora,
con las sencillas cosas que poseo:

La casa donde viven
mis personas.
Mi otra yo.
Mi perro.
Mis gorras, mis corbatas.
Mis sueños, mis poemas.
Mis fantasmas, mis penas...


El jardín.
La serena liturgia del ocaso.
Los pajarillos
en los abedules.
Las flores que sonríen
cuando me ven muy triste.
Palmeras que se inclinan
cuando paso...

Mi música de jazz.
Los blues, las baladas
y los tangos...

El aroma a café
de las mañanas.
Las preguntas. Las dudas
Los pequeños enfados...

Los sueños perseguidos.
Los sueños alcanzados.

Y la luz
que azulea en la terraza.
Y la luna en el patio
toda entera.

Y la lluvia de abril.
Y las tardes de invierno
junto al fuego...

Pienso que soy feliz
aunque esté triste a veces.
Aunque bastantes veces, llore.

Pienso que soy feliz,
porque lo he decidido.

domingo, 8 de agosto de 2010

MIS POEMAS




TANTO AZUL


Es el mar.
Confidencias de la luz
con el misterio.
Inmensidad de veredas
secretas.

Tres niños en la playa
remontan barriletes.

Otoño despertando.
Un viejito al completo:
bastón, gafas,
sombrero
y temblor en las manos,
camina renqueando
por la arena.

Indómitas gaviotas,
como locas,
profanan el silencio.

Es el mar.
El crepúsculo. Tus manos.
Mi cintura...

Nunca más volverá
ningún verano,
a traer tanto azul.
Tanta locura.

domingo, 1 de agosto de 2010

TESELAS PARA AGOSTO



Ya nunca sonríes.
Ni te sueltas el pelo.
Ni cantas. Ni riegas las flores.

Tus pasos no cruzan el puente.

Eres sueño del aire.
Barco encallado
con velas de arena...


*******************


Soy un suspiro
buscando un sueño.
Soy humo y bruma.
Una canción que sabe a tango.

Una balada. Un callejón.
Aire, agua,llanto
Soy despedida.

Polvo de estrella.


********************


Mi soledad
es una dama irreverente,
que a veces se guarda
mi tristeza en los bolsillos.

Y a veces se me escapa
y se va a divagar por los tejados
a conversar
con gatos y fantasmas.


*********************


Te evoco enamorado.
Tus manos impacientes,
dibujando mis labios.

Era verano.
Y el sol se demoraba líquido
por los atardeceres
de la Plaza de Mayo

Y yo inventaba un mundo
sólo para los dos.

jueves, 29 de julio de 2010

MIS POEMAS



QUÉ HACER ?


Te pedí que te fueras
una tarde
que auguraba tormenta.

Tal vez fuera en otoño,
un mes que no recuerdo...

Pero sí, que lloré.

Lloraron los espejos,
las veredas.
La luz de las farolas.
Los paisajes,
los silencios, los pájaros...

Y llovieron verdades,
de los tejados y las azoteas.

- Vinieron luego días -

... Qué hacer con mi ternura,
con las noches blanquísimas,
con la canción aquella?...

Dónde esconder el miedo?

Cómo recorrer calles,
sin mi mano en tu mano,
sin tu brazo en mi hombro?...

Qué hacer con la tristeza?

Qué hacer
con los pájaros negros,
de las noches eternas?



**** Acuarela y acrílico-acuarela de Luisa Navarrete.
http://volandohacialasestrellas.blogspot.com