sábado, 31 de octubre de 2015

En tiempo de crisantemos



Llegará inexorable,

tal vez sea en otoño
en un atardecer
         cálidoytriste.

Tocará
suavemente mi puerta,
preguntará por mi.
Me haré la  distraída
 -a ver si no me ve-
pero dirá:
ya es hora; ven conmigo.

-Habrá
unbreveeindecisosilencio- ...

Para disimular,
iré a abrir la ventana
y echarán a volar
los pájaros del sauce.
Contemplaré el jardín
y pensaré
que hay que cortar el césped
y regar las caléndulas,

y le diré: espera,
necesito mas tiempo.

Le hablaré de mi amorporlavida.
Le diré
que mis días son aún azules,
que mi ternura tiene aún destino

Que dejaría mil versos en el aire...

Y, es posible que pueda convencerla
y me regale un poco mas de tiempo.

domingo, 18 de octubre de 2015

Tú no sabías



Fue un otoño
trémulo de amapolas
y revuelo de alondras.

Venías por la vida
con los bolsillos repletosdesueños,
papeles con poemas arrugados
y la mirada errante.

Tú no sabías
que mis labios guardaban
sonrisas no estrenadas
ni que mi corazón era tan cálido.

Que podías
desvestir con tus versos mi tristeza
para hacer florecer
un tiempo nuevo.

Que tus poemas
tenían el poder de enamorarme
y que quería
irme a vivir a tu almadepájaro.

Que podías
dejar de ser itinerario,
un proyecto de fuga

No sabías,
que te estaba esperando.