domingo, 11 de diciembre de 2011

POEMAS DE OTOÑO : OTRAS TARDES



Te espero
sentado en el salón,
fingiendo indiferencia.

"Fui al parque"
- me sonríes -
y vas, como si nada,
a correr las cortinas.

Sobre el sofá
dejaste tu chaqueta,
las llaves de la casa
y un libro de poemas.

Y te pones a hablar
atropelladamente
del estanque, los niños,
de la tarde, tan tibia,
de otoño.

Y tus palabras vuelan
vuelan lejos,
tan lejos,
que me da por pensar
en otras tardes:

Entonces, era yo
quien te llevaba al parque.
Los niños que jugaban
eran nuestros.

Y la tarde y los cometas,
otoño y nuestro amor...
era el poema.

martes, 6 de diciembre de 2011

TESELAS CON TÍTULO




ELLA


Ella es azul, como las olas.
Viene a escuchar
su vozsusurro.
A ver pasar los barcos a lo lejos.

A respirar la sal.

Y a veces, a rescatar botellas
con mensajespoema.


MÚSICA


Nadie sabe qué imágenes
desfilan por sus ojos.
Ni qué pena hace música
en sus dedos ajados.

En una esquina,
el vagabundo
del viejo bandoneón,
llora una melodía.


HAY


Hay voces olvidadas en las sombras.
Miseria
acumulada en los zaguanes.
Hay mendigos tullidos en las plazas
brillantes de promesas y neones

Hay gentes agobiadas por las calles
en las noches sin sueños.

sábado, 26 de noviembre de 2011

MIS POEMAS : LOS OTROS




Somos afortunados:

Tenemos
el pan-light de cada día
y el pan-dulce
para las Navidades.

Una casa
de diez a diez mil metros
para disimularnos.

Una pantalla
más o menos plasma
donde mirar
las desgracias del mundo,
comiendo palomitas
y sin nada de riesgo
de contagio.

Y
una democracia
tan bonita,
que hemos comprado
en El Corte Inglés.

Los otros?...

Pobres, nos dan tanta pena...

lunes, 21 de noviembre de 2011

POEMAS DE AYER : LA HIGUERA



Aprendí con mi madre
a plantar flores:

Éstas, las gazanias,
a pleno sol.
Para las clavellinas
y las zinnias,
un poquito de sombra.
Sombra y humedad,
para las azaleas.

El blanco con el rojo
en los rosales.
Y el naranja agresivo,
destacando,
en el verde irreverente...

También trasplantamos
una higuera.
Y construímos
un pequeño estanque
bordeado de piedras.

Hace tiempo
que ya no está mi madre.
Ni el jardín, ni las flores.
Ni siquiera,
el cristal de las ventanas.

Pero queda la higuera:

Su ternura, inclinada,
al borde del estanque.

domingo, 6 de noviembre de 2011

SONETO IRREVERENTE (a ritmo loco)


De un lejano camino
abandonado,
he tirado tu amor
por la pendiente.
Sin traumas.
Sin dolor.
Cons
cien
te
men
te.

He tirado tu amor
y no he llorado.

Emigrando
su invierno irreverente,
una alondra
por el cielo ha pasado.
He seguido su vuelo
acompasado,
y me puse a silbar
in
di
fe
ren
te.

Mi corazón
quedó deshabitado.
Las nubes cotilleaban
por los cerros.
Y el cielo se reía descarado.

Entré después
en un supermercado,
y compré
una loción antirrecuerdos.

He tirado tu amor
y
no
he
llo
ra
do.

lunes, 17 de octubre de 2011

POEMAS DE HOY : MI CUARTO ORDENADO




Qué agradable la imagen
de mi cuarto ordenado.

Me desconozco:
Dónde quedó
mi habitual desorden?...

Bolígrafos, carpetas,
marcadores,
todo en su sitio.

Nada de folios sueltos,
ni cuadernos abiertos,
ni poemas a medio acabar.

Solo música y soledad,
en el sofá abrazadas,
susurran en voz baja.

- Qué bien suena
ese tango arrabalero -

Tras los cristales
un pájaro detiene su vuelo.
Mariposas ocre,
en el aire de otoño.

Un poster en la pared naranja
me lleva a una tarde de concierto.
Y una fotografía actualiza
una escena de años atrás.

Un bolígrafo
y un folio en blanco
piensan versos futuros...

- Qué bien suena ese tango -

Qué bien huele
el café recién hecho, en la paz
de mi cuarto ordenado.

viernes, 14 de octubre de 2011

TESELAS DE OTOÑO Y MAR II




De pronto ya es otoño.
Tú, ya undolorlejano.

No estás.
Y no es verdad tu nombre.
Ni el aire. Ni el agua.

Solo es cierto
este intento de versos. Y un
sendero borradodehojarasca.


********


Alguien lee
el poemadelalluvia.
Descifra sus mensajes
en los charcos.

Lluvia que antesfuemar.
O llanto. O sangre.
Talvezpalabra. Acasovoz.

Polvo de estrella.


********


El mar notienecorazón
Ni rostro. Ni sonrisa.
Perotienemúsica.
Y unvaivéndecuna. Y unalunarota.

Y mareas con códigos secretos
que me traen mensajes
de miamorlejano.


********


La sonrisaondulada de las olas,
arrastra tu mirada maradentro.

Fibrilación de oro en los reflejos

Y las velas que borran
su estuctura isósceles
enlabrumavioleta.

domingo, 18 de septiembre de 2011

POEMAS A LA SOLEDAD : MUJER SIN NOMBRE



En una sala de hospital
una mujer sin nombre,
agoniza.

Nadie sabe quien es.
Nadie sabe su historia.

Una hilera de camas
es su cortejo
de despedida.

Oscurece. El día
va desplazando sombras.
La brisa del mar
roza la rosa, que amarillea
en la triste mesilla.

Bajo el balcón
que mira al sur,
laureles y abedules.
Rumor de hojas.

-Antes de la aurora, morirá -

La mujer dormita.
Acaso sueña.
Murmura...
Son plegarias?
Tal vez despedidas?

Quién llorará por ella?...

Algo muere en cada agonía.
Qué morirá con ella?
Un amor?... Sueños?...
Quizás desamparo?...

Con lentitud de una amapola
se abre el día. Con temblor.

En una sala de hospital,
una mujer sin nombre,
se apaga.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

TESELAS CON TÍTULO III



AÚN


Te pienso
cuando llega setiembre,
anunciando
otoño por los parques.

Cuando lluevemansito.

Cuando la tarde muere
de aguaysoledad...



ES


Setiembre es
azulgeometría.

Dos sueños que se abrazan.

Es una madrugada
con resacadeamor.

Setiembre es tu ternura.
Mi locura.
Una hoja amarilla
aprendiendo a volar.



A VECES


A veces nosoyyo. Soyesaotra.
Estoy anclada
en otro espaciotiempo.

Soy como una luciérnaga
que solo busca vértigodeluz,
en noches
que auguran tempestades.
Y te odio un poquito.

Pero te quiero...



DE TI


Moriré de quererte.
Por eso, porque sí.

De esa tristezacasidulce.
De tu impacienciatanexacta.
Tal vez,
del atentado minúsculo
de un verso.

Me moriré de ti.

miércoles, 31 de agosto de 2011

EL RELATO DEL MES : CASO DE ARCHIVO



En ese momento se oyó el pitido de un tren, que segundos después, entró en la estación envuelto en una nube de humo.
Un hombre alto desciende del último vagón. Lleva gabardina negra y sombrero y con paso seguro y decidido, se adentra en una calle muy concurrida.
Anochece y la lluvia ha cesado, después de dejar la ciudad limpia y brillante, como recién estrenada. Las luces de las farolas y de los letreros luminosos, se multiplican en algunos pequeños charcos.

El hombre alto se detiene bruscamente. Comprueba una dirección y entra en un portal de un edificio acristalado.
En el ascensor, echa para atrás el sombrero dejando al descubierto un rostro que se adivina despiadado y una mirada gris, fría e inteligente.

En la planta décima, busca la puerta número trece y golpea suavemente.
Buenas noches, saluda una voz femenina, entre, por favor. Con un gesto lo invita a sentarse, mientras lo estudia con la mirada.
Aquí tiene, le dice, y le alarga dos sobres: Uno contiene las instrucciones; el otro la mitad del dinero. El resto lo recibirá mañana, cuando haya realizado el trabajo.
Insinúa una sonrisa que hace aún mas bello su rostro, y dibuja con la mano un ademán de despedida.

Ya en la calle, nuestro hombre, sube el cuello de la gabardina y cala el sombrero hasta los ojos. Enciende un cigarrillo y detiene un taxi que lo lleva a un hotel elegante pero discreto. Se ducha y pide una cena abundante...
Ahora, solo hay que leer las instrucciones que encierra el sobre, esperar el día siguiente y - sonríe cínicamente - encargar una corona de flores - crisantamos blancos - tal vez...

*********

El hombre maduro, de sienes grises y traje de corte impecable, se dispone a abandonar el lujoso despacho, en un céntrico edificio comercial. Desea llegar temprano a casa. Quiere comunicar cuanto antes a su esposa, que ha despedido y roto definitivamente, con su atractiva secretaria. Y se siente eufórico, dueño de la situación y del ,mundo... En paz consigo mismo. Satisfecho...

De pronto descubre que un hombre alto, de rostro despiadado y mirada gris, fría e inteligente, lo observa desde el mullido sofá de cuero rojo.

Unos pasos ahogados por el pasillo alfombrado, y poco después el grito histérico de la limpiadora que entra en el despacho...

**********

El sonido del teléfono lo arroja del sofá, justo en lo mas dulce de la modorra. Vaya! La gozosa somnolencia, la radio al hilo de las noticias, la copa de coñag, todo, se había derrumbado con la llamada...
La conversación, corta, se limita a unos cuantos monosílabos y frases cortas...
Si?...
Sí.
Dónde?
Muy bien, en treinta minutos, estoy ahí...
Se moja la cara con agua fría, se alisa el pelo con los dedos, se echa el gabán sobre la chaqueta sport... Y tras sonreír burlonamente a su imagen en el espejo del vestíbulo, sale al calor de la tarde de verano.

En el lujoso despacho lo esperaba ya su ayudante.
Un tipo importante, eh?...
Pistas?... Huellas?...
Aparentemente ninguna.
Quién lo encontró?
La limpiadora. Está allí, quiere interrogarla?
Quédese sentada, por favor. Tranquilícese. Usted vió u oyó algo, además de descubrir el cadáver?
Sí, cuando llegaba , vi a un hombre alto con sombrero que se alejaba por el pasillo, pero no puedo decir si salió de aquí o de cualquier otro despacho.
Conocía bien a la victima?
Claro. Era una persona muy simpática. Aunque no solía pasar aquí mucho tiempo. Su secretaria se encargaba de casi todos sus asuntos.
Secretaria? Y dónde estaba hoy? - pensó en voz alta el inspector.
Creo que ayer dejó su trabajo. Oí cuando ella y el señor se despedían. Y llevaba todas sus cosas...
El inspector y el agente se miraron instintivamente, mientras este último anotaba algo en su libreta.

Bueno, tendremos que ir a su casa e informar a la familia. Es lo que mas detesto de este maldito trabajo, gruñó

Cuando una hora después, llegan a la casa, encuentran solamente a dos niños que juegan en el jardín y a varios sirvientes. La señora no está en casa. Esta tarde, tenía cita en la peluquería.

La verdad es, que en esos momentos se encuentra en el centro de la ciudad. Y espera una visita en el número trece de la décima planta, de un edificio acristalado.

En su bolso hay un abultado sobre.

domingo, 28 de agosto de 2011

MIS POEMAS : ESCENA




Colgada de una nube
la mañana,
bosteza despeinada.

El mar, al fondo,
con tempestad y todo,
se suicida en los acantilados.

Por el patio transitan
livianas,las palomas.
Música lenta.
Aroma a hierbabuena
y a café.

Gorriones por el aire.

En el suelo
de verde reversible,
los niños tejen sueños
y estrategias de mares
y piratas.

Algo lejos, disparos.
Ladridos y disparos.

Y de pronto
todos estamos tristes:
Un pajarillo herido
ha venido a morir en mis manos.

Una lágrima luz
resbala la mejilla del mas chico.

Y florece la pena en las esquinas.

Disparos y ladridos.
Afuera, campan cazadores.

domingo, 14 de agosto de 2011

TESELAS DE VERANO Y AZUL



Azul es tu sonrisa.
Qué azul, frente al abismo
de los acantilados.

Azul escapa el cielo,
en nubesvagabundas.
y el viento, cuando salta,
la tapia delossueños.

Qué azul, todoelazul.


************


Vienes llegando
y traes en los ojos
lluviaespejo
de pétalos sueltos.

Y en la sombra se besa
un tango amediavoz
con el silencio.


************


Nuestro amor pintaestrellas,
en noches con sueños.
Y veredas enigma.

Nubes en asamblea.
Y farolas al borde del suspiro
en callessoledad.


************


Eres gorrión y flordeespino.
Lluviadeotoño.
Solenlaazotea.

Llantopornada. Risasinmotivo.

Estrella en el charco.
Y brisa clandestina...

Eso me decías.









lunes, 1 de agosto de 2011

POEMAS AL DESAMOR



EN FUGA


Nuestra historia
a punto de derrumbe.

La casa es un desastre.
A mi jardín
le queda poca vida.
Hay sillones vacíos
y libros por el suelo.

La sopa quedó fría.

y los vasos,
con restos de café,
por cualquier sitio.

Estoy pensando
en coger la maleta
y marchar,
con destino imprevisible,
a cualquier parte.

Quedarán por los cuartos
palabras malheridas,
amaneceres rotos,
y restos de naufragio.

Poemas no acabados
y esa canción de ayer
que tanto amaba.
Las cortinas al viento
y el implacable frío del adiós...

Y llevaré,
muy bien amarradito,
tu último "combate"...

Y el plan irrevocable de olvidarte.

domingo, 17 de julio de 2011

EL RELATO DEL MES : JORNALEROS





****** Es posible que un día
el hombre sea hombre,
solamente,
no una cuenta corriente.

Y pueda abrir el corazón
sin aspirar a más, que a ser feliz,

Y abrazar a la noche,
al campo, a los ríos,
con los ojos tranquilos
y con las manos limpias...




*******Caía un sol rabioso, derretido, sobre la carretera, apenas arbolada en algunos tramos.
Sobre unas piedras del borde, sentados, mejor diría tirados, dos hombres tostados de intemperies, hacían señas a cuanto automovil pasaba. El gesto era maquinal - tantas veces repetido - y la reacción ante el resultado, ya también maquinal: un leve encogimiento de hombros, una apenas insinuada sonrisa irónica?, triste?, angustiada?...

Nuestro coche se detuvo. De un salto se levantaron y se acercó el que parecía mas joven : Van camino a Barcelona?
Pues no, sólo seguimos derecho unos veinte kilómetros, pero podemos acercarlos a una gasolinera. Allí será mucho mas fácil conseguir quien los lleve.
Bien, muchas gracias. Recogieron sus atados de ropa y entraron ambos con una sonrisa tímida, casi avergonzada... El sudor corría a chorros por sus rostros curtidos de hombres fuertes.
Perdonen que molestemos, habló uno, Vamos sucios, pero es que llevamos horas de viaje, y con este calor y el polvo del camino...
No, no es nada. No se preocupen, por favor. De dónde vienen? Y bueno, van a Barcelona no?.
Venimos de Andalucía, de Sevilla. Allí estábamos sin trabajo y vamos a probar suerte en Barcelona.
Es que no hay trabajo en Andalucía?
Muy poco. En cuanto termina el de la aceituna, ya es casi nada, lo que se puede hacer.
Y nosotros necesitamos un jornal seguro, intervino el otro, que había permanecido callado. tenemos hijos pequeños - su voz se iba haciendo ronca - y también tenemos
brazos fuertes, y ganas de trabajar... Si los señoritos de nuestra tierra emplearan su dinero en crear puestos de trabajo, en lugar de almacenarlo en los bancos, sería otra cosa... Sabe? A los andaluces nos gusta vivir en Andalucía.


Mientras ellos hablaban, yo pensaba en lo injusta que es la vida con tantas y tantas personas... No, no hay derecho de privar a un hombre de trabajar y vivir en su tierra. En el lugar en que nació y que ama. Y me sentí avergonzada de formar parte de una sociedad que margina a los mas débiles, a los mas necesitados. Que es insensible e insolidaria. Me sentí culpable de vivir en un mundo que obliga a los campesinos a dejar su medio rural, sus campos, sus limpias madrugadas, para encerrarse tal vez, en un monstruo industrial, donde el óxido del progreso muerde y corroe la piel, donde la polución, borra el azul del cielo y marchita las vidas.
Me sentí responsable de participar - de algún modo, todos lo hacemos - en un mundo de apariencias, en el que el brillo del dinero, eclipsa un sin fin de valores. En el que el bienestar de unos pocos, se impone con arrogancia, sobre el malestar de una mayoría. Un mundo en el que no somos nada, o casi nada: un automóvil, una televisión, un número de cuenta bancaria... Y, donde apretamos el acelerador, cuando alguien nos pide subir a nuestro coche; sobre todo si ese alguien, va mal vestido y lleva por todo equipaje, un sucio atado de ropa.


Llegamos a la gasolinera. Cruzaron de prisa y se perdieron entre los camiones que se alineaban a la sombra.
El sol, compasivo, se encerró entre unas nubes. Tal vez, refresque, comente, tratando de ahuyentar mis pensamientos.


*************** Verano, hace unos cuantos años.

viernes, 8 de julio de 2011

POEMAS DE ILUNE I










DETRÁS DE LAS FLORES


Flores de todos los sabores
tiñen la habitación de mil aromas.

- Debió ponerlas ahí,
antes que me despertara -

Observándolas de reojo,
se me escapa una mueca
que pretende ser sonrisa.

Las gotas de lluvia
que chocan incontrolables,
contra mi ventana,
salpican húmedos recuerdos.
Y le veo a él, tocándome el pelo
enredándolo a propósito entre sus dedos,
susurrando secretas fantasías
sólo para dos.

Pequeñas brisas cálidas
con color de mil y un pensamiento,
me acercan un pasado lejano
que aún conserva ese delicado sabor
a melón y jazmín.

Era aquel tiempo
en que me amabas y te amaba.
Tiempo en que mirándote a los ojos,
descubría el verdadero significado
del azul-celeste.
Tiempo en que si te me acercabas demasiado,
incorregibles,mis brazos
se anudaban a tu cuello.
Días de menta. De eucalipto.
De escalofríos escondidos bajo las sábanas.
De incontenibles risas
disfrazadas de alegres melodías.
De cosquillas en la nuca...

De pronto, y sin quererlo,
veo mi rostro reflejado en el espejo
que me arrastra de nuevo a la realidad.

Los recuerdos son ahora libélulas
que se alejan de mí, sin mirar atrás,
sin remordimientos.

Observo mi reflejo.
Con la mano - delicada siempre -
dejo caer un mechón de pelo
sobre mi párpado inmóvil...
Pero el morado sigue asomándose
por entre mis rizos.

Mi mirada se pierde nuevamente
tras las flores de la habitación.

Pero las libélulas, no regresan.


********* Ilune es mi nieta. Escribe poemas así de hermosos.

lunes, 13 de junio de 2011

EL RELATO DEL MES : EL MAR LO SABE



Veintidos de diciembre. El crepúsculo de las cinco, resplandece al otro lado del puerto.
Tendido en la cama, con el cigarrillo en los labios, deja escapar su mirada por la monotonía gris de los tejados. Afuera, la tarde de domingo acelera el ritmo de pasos, murmullos y voces. Veintidos de diciembre y el día despidiéndose de prisa por las calles llenas de gente, por los parques abandonados de hojas y de pájaros.
Mira a su alrededor: la casa vacía. Muda la guitarra.

Retrocede en el tiempo. Unos meses, no muchos. Se ve subiendo la escalera impaciente, ilusionado. El beso largo. El trabajo compartido en la cocina. La cena... Y el premio de mirarla, perdida en un sofá del salón, sonriendo, sonriendo siempre, con su sencilla manera de ser hermosa... Sentarse junto a ella escuchar música y hablar en voz baja de los múltiples asuntos cotidianos.

Se ve entrando en el bar, donde a veces lo espera, atravesando gente, conversaciones, gritos, hasta llegar a ella. Y encontrar sus ojos esperándolo y sus manos repletas de caricias y ternura. En esos días llenos de sol. De ese sol de setiembre, a ratos sofocante, a ratos desapacible y frío.

En aquel entonces, alguna vez, se había imaginado la vida sin ella. Y era como un atardecer gris, sin árboles, sin mar, sin cielo... Como un inmenso desierto que lo rodeara. Insoportable.

Y así era ahora: Sin ella. Insoportable.

Se levanta resuelto. Pone su mejor vaquero y se sonríe irónico al descubrirse eligiendo una camiseta y un sueter de color a juego.
Coge el retrato y sus labios lo recorren en prolongada caricia... Laura, Laura. Laura... Ordena algunas cosas. Sus dedos juguetean unas notas en la guitarra.

Baja de dos en dos las escaleras y se sumerge en la vorágine de la calle. "Cómprame un clavel para tu novia, guapo"... Y con la roja flor en la mano, sigue esquivando transeuntes. Saluda a un viejecito, sonríe a una pareja que camina cogidos de la mano. Sigue el vuelo de un pájaro solitario, que se pierde en el parque. Da todo el dinero que lleva a un pequeño mendigo.

La tarde de invierno muere. La playa solitaria. Rojos cristales ondulantes, retienen aún el brillo del crepúsculo.
Y silbando aquella vieja canción de jazz, hace un guiño a la primera estrella, avanza por la arena y se pierde en el agua... Solo el mar sabe.

sábado, 4 de junio de 2011

MIS POEMAS : TRÁMITE FUGAZ



********* Para Javier



Llueve.

Se oye el ruido
de un taxi que se aleja.

Y tú te quedas solo
recreando en tus dedos,
la seda de su piel
y su perfume,
que flota entre las sábanas
revueltas...

Tal vez, vuelva mañana
- te consuelas -
Tal vez,
se quede entonces
para siempre,

Y te duele.
Te duele el pensamiento:
tal vez no vuelva más.

Llueve.

Hay bruma en el camino.
Pronto amanecerá.

Y piensas
que acaso para ella,
el amor sea, apenas,
un trámite fugaz.

jueves, 19 de mayo de 2011

MIS POEMAS : ESA OTRA YO





Hay otra yo:
Una verdad
distinta a la que soy.

Esa otra yo
ama la noche,
la madrugada
a la intemperie.

La sensación de ser libre
alejada del rito
y de las modas.

Prefiere el jazz de fondo.
Mirar con los ojosdelejos.
Flirtear con la magia
por que no cree
en el destino.

Y no sabe que hacer
con la realidad.

A veces,
me aborda por la calle
como un atracador cualquiera.

Me pinta la pena
de sonrisas.
Me hace tararear
canciones no aprendidas.

Y cuando me habita,
siento que con ella
se cumplen
algunos de mis sueños.

Con su brazo en mi hombro,
me acompaña a conciertos.,
a tomar un café,
y me prende caricias en las manos.

A veces,
me lleva a la nostalgia,
y me abre el balcón de los recuerdos.
De los pronósticos.
De los presagios...

Y a veces,
se pierde entre las sombras
y sin más, me deja plantada...

jueves, 12 de mayo de 2011

EL RELATO DEL MES


BUSCANDO EL SUEÑO


La habitación de hospital, se envuelve lentamente en la penumbra del atardecer. La luz agoniza sobre las cortinas y sobre la colcha inmaculada de la cama, mientras las sombras se van apoderando de los rincones, borrando el contorno de las cosas.
El hoy lento, interminable, está por fin escapando, para convertirse en ayer. Un ayer que quedará imborrable en el recuerdo.

Y yo aquí.

Mis ojos vagando por el techo. La espalda rota. Las piernas inertes. El dolor agazapado, dormido bajo el efecto de la anestesia.
El miedo... Y clavado en la frente, un pedacito de esperanza.

<< Salto de la cama y salgo al centro de la noche. Una noche sin luces, sin luna, sin sombras, sin gente. Solo densa oscuridad...
Camino por lugares desconocidos y desiertos, orientado por una única, enorme estrella que tiembla en lo alto. Camino durante mucho tiempo por un camino solitario. No sé donde voy, ni en busca de qué. Me duelen las piernas y me pesan toneladas. Me he perdido... A dónde querría llegar?...

Ahora, gente extraña se cruza a mi paso. Hombres y mujeres de rostro inexpresivo, blanco. Pregunto por no sé que sitio, y me miran como si no entendieran mi idioma. Y siguen caminando en silencio, todos en la misma dirección, por el camino que se alarga y alarga, como un elástico.

Y de pronto, una zona conocida.Un barrio que me resulta familiar. Y veo mi moto aparcada en un rincón, de la pequeña y desierta plazoleta.
Monto en ella, pongo el motor en marcha y salgo veloz. El aire que se aplasta sobre mi cara me despeja y acelero...

La chica se lanza a cruzar la calle, sin mirar el semáforo. Freno con el pie y con la mano y la moto se desvía a la izquierda, contra el coche que viene de frente. Y me veo bajo las ruedas, que presionan con fuerza mi vida.

Luego una camilla. Cara al cielo, Siento correr un hilo de sangre por mi cara sin afeitar. Deseo estar dormido o anestesiado, para no sentir el dolor. La inconsciencia me va ganando, arrastrándome a un estado, donde todo tiene un relieve distinto. Y el tiempo se detiene...>>

La habitación de hospital, se desenvuelve lentamente de la penumbra de la noche. La luz poderosa del sol, enciende las cortinas y la colcha inmaculada de la cama·
Y se posa en la silla de ruedas.

Mi espalda destrozada. El miedo. Las piernas inertes... Inertes...

Y cierro los ojos buscando de nuevo, insistentemente, el sueño. Un sueño que me haga deambular por calles extrañas...Que me haga volver a caminar.,, Caminar...

jueves, 28 de abril de 2011

POEMAS DE PRIMAVERA


TXANTXANGORRI

Vuelve
como todas las primaveras.
El pecho rojo,
alas azules.

El lo mas alto del abedul,
canta y canta
como soplo de brisa
y de luz.

Canta su propia levedad.
Su finitud.
Su minúscula vida
de alas viajeras.

Tan leve. Tan libre,

Bajo el color confuso
de la tarde de abril,
viene a posarse
en la mesita de la galería.

Inquieto.
Confíado.
A saltitos,
llega hasta mi rincón.

Me miran
sus ojitos redondos,
emisarios de alturas.

- Casi siento en mis dedos,
la palpitante seda de su cuerpo -

Y de pronto se escapa,
dibujando ,
una estela de ternura en el aire...

Se va
componiendo preludios.
Acaso soñando
con el árbol mas alto.
Con torres de cien pisos...

Préstame tus alas, pajarillo.
Quiero volar contigo.

domingo, 24 de abril de 2011

MIS POEMAS : ÉL (r)



Es adorablemente positivo.

Siempre mira la vida
de forma diferente.

Ama una ciudad
que no tiene ni nombre.
Un moderno edificio,
es un paisaje verde para él.

Dice
que el mundo está triste
y compone canciones
y poemas para consolarlo.

Persigue sueños
aunque no los alcance.
Y navega en historias
que no tienen final.

Habita
un mundo de utopías,
donde todoesposible.

Suele silbar blues,
cuando siente pena.
Y caminar a solas
por la orilla del mar.

Para llenar vacíos,
fabrica fantasías.

Y se alquila una nube,
para alcanzar el cielo.

Claro que existe:

Tiene las manos claras.
La ternura al acecho.
El corazónrefugio...

Y pájaros
que cantan en sus ojos.

domingo, 17 de abril de 2011

EL RELATO DEL MES : NO TE VAYAS, WILLY











Nace un nuevo día.El sol escala lentamente las cumbres. Las gotas de lluvia que aún permanecen balanceándose en las hojas, reflejan los rayos luminosos, distribuyéndolos en todas direcciones. Se abren las gazanias y las amapolas y un creciente gorjeo de pájaros, invade los contornos de la cabaña.

Tom abre los ojos: !Mamá!. Se incorpora !Mamá! !Mamá!... Y de pronto su mente infantil, se instala en la realidad: Mamá no está. Mamá ya no vendrá nunca.

En sus ojos profundos, inmensos, aparecen dos lágrimas. Y queda inmóvil, cara al techo inclinado de junco, donde se escucha un ir y venir incesante e impaciente: Toc, Toc, Toc... Es Beltz, su amigo el cuervo que lo espera para, posado en su hombro, corretear con él por el bosque. Pero Tom no tiene deseos de levantarse.
Ahora, es su perro que lo reclama ladrando alegremente, arañando la puerta del cuarto hasta que logra abrirla y se lanza sobre él, lamiéndole las manos y tirando de la ropa de la cama. Y Tom se viste y poco después, se sumerge con sus dos amigos, en la magia del campo.

**********

Anochece. A lo lejos, en un recodo del camino, aparece la silueta de un hombre alto y delgado. Excesivamente alto y delgado., con un tejano y una mochila azul. Por el sendero serpenteante, avanza hacia la cabaña como un sonánbulo. Parece un muñeco de cuerda, con la cuerda a punto de acabarse. Cerca de la cabaña, ve borrosamente a alguien sentado junto a un árbol. Es un chico de cabello color zanahoria descolorido por el sol, con un pantalón corto y una camisa de burda tela azul. Y allí, ante el muchacho, se tambalea, extiende los brazos como para ahuyentar fantasmas, y cae de bruces sobre la hierba.

Cuando abre los ojos, está boca arriba, con la mochila bajo su cabeza. El chico, de cuclillas junto a él, lo mira expectante. Al ver que recobra el sentido, le tiende un vaso de agua. El hombre alto bebe sin dejar de mirar al chico y ve que éste le sonríe abiertamente.
Tú eres un vagabundo, verdad?...
El hombre alto no responde. Intenta incorporarse, pero la cabeza empieza a darle vueltas. El corazón le palpita a ritmo de locura, y piensa que va a morir allí mismo.
Tom se ofrece como apoyo para entrar en la casa y tumbarse en una cama...

La fiebre lo sumerge en un mundo de alucinaciones, que se prolongan durante dos días. Entre pesadilla y pesadilla, se ve en la última aldea por donde ha pasado. Es noche. Hay hogueras en las calles y un fuerte y dulzón olor a muerte. Gente que corre, que grita, que pide ayuda... La epidemia asola a los habitantes y él...


**********

Eres un vagabundo, verdad?...
La fiebre ha pasado y el chico lo mira esperanzado. El viento araña la ventana y gime el torno a los aleros de junco. Por el techo se pasea inquieto el cuervo: Toc, Toc, Toc...
Que es para ti un vagabundo, muchacho?...
Pues, alguien que no tiene casa, ni familia, ni amigos... Que va de un lado a otro y no se queda en ningún sitio.
Tienes razón, pero sólo en parte. No tengo casa ni familia, pero sí tengo amigos. Voy de un lado a otro, pero me quedo en cada sitio lo que me apetece, y la gente toda es mi amiga. Y el campo, y el sol, los arroyos, las estrellas, los animales, son mis amigos.

**********

En los días que siguen, el hombre alto, Willy el vagabundo, permanece en la cabaña.
Repara la bomba de agua, el techo del establo y la valla que circunda la pequeña pradera... Y Tom lo mira y tiene miedo de preguntarle cuando se va a marchar... "No te vayas, Willy" suplica una y otra vez en su interior. "No te vayas"...
Pero sabe que la vida de Willy es esa: caminar y caminar. Extasiarse con amaneceres y crepúsculos. Observar costumbres. Convivir durante unos días con diversas gentes. Repartir palabras de consuelo y de ayuda. Enseñar a levantar una choza, a perforar un pozo, a curar una enfermedad...

"No te vayas Willy" Esta vez, la voz lo traiciona. Ante la mirada suplicante del niño, el hombre se turba. "Si tuviera valor" murmura, "si tuviera valor"...
Pero no tiene valor. Sólo tiene una mochila azul, y en el alma un insaciable anhelo de horizontes.

Y un día se decide a partir. Tom lo mira alejarse, su alta silueta recortada en la tarde. El sol se esconde ya, tras las montañas que descansan sobre el remoto horizonte gris.
Se detiene y se vuelve a mirar al chico. Volveré, promete. Volveré pronto.
Y Tom sonríe, agitando el brazo. Sabe que dice la verdad.

lunes, 14 de marzo de 2011

EL RELATO DEL MES : EL ESPEJO



Cuando quieras.
La voz sin matices, seca y dura, la sacó bruscamente de su ensimismamiento.
De pie, junto al ventanal, ya vestida y mas serena de lo que hubiera podido creer, contemplaba el paisaje que se desvanecía entre las colinas.
Ella ya estaba lista. Decidida a seguir adelante. A terminar de una vez, con la rara situación en la que vivían , desde hacía un tiempo.

Sin embargo y aparentemente, ahora todo era normal. Entre ellos ya no había discusiones, se habían terminado los insultos. Ahora, no eran más que dos extraños, cada vez, con menos necesidad de hablar, que continuaban una sobrevivencia, un estar absurdamente juntos, ya sin la ternura de la proximidad, sin la complicidad de los silencios. Simplemente, como dos indiferentes conocidos.

A veces, en la soledad de sus respectivos cuartos, cada uno de ellos pensaba que ese atípico modo de vivir, no podía prolongarse. Ese ir y venir por separado: ella a sus amigas, a sus compras, a sus sesiones de teatro... él a su grupo de gente, con sus cenas, sus escapadas...
Pero seguían compartiendo la misma casa. Ella, Alba, por dejadez, por inercia. Porque le fastidiaban los trámites. Él, Raúl, porque en su presuntuoso egoísmo, pensaba que la relación de pareja, aún podía arreglarse. Estaba seguro, que tenía que arreglarse.

En esta ocasión, el desencadenante fue una simple conversación telefónica. Un indiscreto: Quién era? y una indignada respuesta: acaso yo te pregunto quién te llama?... Acaso yo intento enterarme qué hablas con tus amigos?
Y a partir de ahí, la discusión, las frases airadas, otra vez los insultos... Y esa misma tarde, la cita con el abogado para iniciar los trámites de la separación.

Vamos ya?... De nuevo la voz fría y cortante,
Ya voy. Vete sacando el coche.

Entró en el cuarto de baño para dar una mirada a su atuendo. En el gran espejo, contempló con agrado su atractiva figura. El sencillo treje blanco le quedaba perfecto y su despeinado peinado lucía bastante aceptable. Hizo un mohín de complicidad a su imagen y dio un paso para salir. Pero algo que por un instante, le quedó en la retina, le hizo instintivamente volver a mirar.

Y lo vio allí, dentro del espejo. Horriblemente transformado. Con una mirada dura e implacable, que heló toda su sangre. Llevó las manos a la boca para ahogar un grito y cerró los ojos intentando borrar esa imagen que la llenaba de terror... Pero, fue su mano, que como un garfio salió del espejo, la que atrapó su brazo, atrayéndola con fuerza?...
Quiso liberarse y escapar y haciendo un gran esfuerzo logró desasirse. pero el impulso la arrojó hacia un lado, cayendo y golpeando su cabeza sobre el borde de la bañera.
Y se vio en el suelo, y comprendió en un instante, que la vida se le escapaba inexorablemente, arrastrando consigo la nostalgia, de una recién imaginada libertad.

En el espejo, solo quedaba ahora, la inocente imagen de una hiedra que caía en cascada desde una repisa.
Afuera, el sol de la tarde y las gamas de verde del paisaje, se combinaban en una belleza armónica y serena. En la calle, inútilmente, la bocina de un coche sonaba con insistencia.

viernes, 11 de marzo de 2011

MIS POEMAS : AÚN SE EXPLICA LA GUERRA??


SONETO ROJO


La tarde rosa.
Casi primavera.
Hay niños en el parque.
Risas. Juegos.
Una nube de tul,
quieta en el cielo.
Dos torres
con nidos de cigüeñas.

La fuente rompe
en diminutas perlas,
su chorro musical
y transparente.
Fragmentando su luz
el sol poniente,
filtra destellos
en la fronda nueva.

Pero, otra vez,
la inexplicable guerra.

Y de pronto
el crepúsculo se rompe
con el trágico aviso
de sirenas.

Y fue una noche roja,
fría y negra.

Juguetes esparcidos por el suelo.
Niños agonizantes. Madres yertas.

martes, 8 de marzo de 2011

MIS POEMAS : EL CIELO DE DONOSTI



Desde mi ático
el cielo de Donosti
es diferente.

Lo veo
besarse con el mar
rojonaranja
en el crepúsculo.

Cuando la tarde,
torna a carmesí,
y mástiles y botavaras,
pintan ideogramas
en las nubes.

A la hora que vuelves
y tus brazos
persiguen mi cintura,
por cualquier rincón.

Luego llega la noche
arropada en la brisa.

Cara al cielo,
confundo gaviotas
con estrellas.
Y las palabras,
hechas susurros,
escapan
enredadas en caricias.

Bajo la semioscuridad,
adivino tus ojos
recorriéndome.
Y siento tu piel,
que me envuelve,
mientras las nubes
se persiguen locas.

Y el viento que se cuela,
nos regala
olor a sal y a caracolas.


Metros abajo,
asfalto borracho de luna,
y dos enamorados
que demoran su abrazo...

jueves, 24 de febrero de 2011

MIS POEMAS : VUELVO DEL CERRO




Vuelvo del cerro
por el sendero coya
que abraza el valle
con los luceros.

Traigo sentires,
ecos de luna y pampa
Un cielo vasto
de azul profundo.
Y el canto herido
de la baguala.

Silba el viento al que pasa,
como una dulce quena.

Traigo ese sol que abrasa.
Y el corazón mecido
por los arroyos
de la montaña...

Vuelvo triste del cerro.

Traigo el silencio
de tantos indios muertos.
La tristeza callada,
de un paisaje perdido.
De tierras despojadas.

Traigo en el alma
la soledad eterna
de la quebrada.

Queja. Distancia.
Despojada y desnuda
la Pacha Mama.

Vuelvo del cerro.

Traigo el alma tan libre
como el cóndor que pasa.

domingo, 20 de febrero de 2011

ENTRE EL POEMA Y EL CUENTO --- ENTRE LO REAL Y LO FANTÁSTICO



ALGO PROFUNDO Y TIERNO


Y era verdad:
Se había enamorado.

Parado en la vereda,
esperaba el tranvía.
Sintió en la nuca
su mirada,
y cuando se volvió,
estaba ahí, tras el cristal.

Había visto alguna vez
una muchacha mas hermosa?

A nadie dijo nada,
pero cada tarde
la contemplaba,
desde la terraza
de un bar cercano.

Ella le sonreía.
Y un día y otro día,
se dejaba mirar
acaso complacida.
Tal vez enamorada?

No descubrió en sus labios
un temblor de ternura?
No vio acaso en sus ojos
un parpadeo de soles diminutos?

II

Y era verdad.
Se había enamorado.

Pero tenía que decírselo.
Tenía que contar a sus amigos
la verdad de su chica.

Pero, cómo explicarle?..

Cómo decirles
que su chica no habla,
no camina?
Cómo decirles
que se ha enamorado
de un maniquí?...

Y aquel atardecer
quedó con ellos,
para que conocieran
su secreto.

Muerto de angustia,
miró la vidriera,
pero su chica no estaba.

Y de pronto la vio en la calle
- leve, ligera, tan hermosa -
caminando hacia él,..

Hola, amor.
Me he retrasado mucho?.

lunes, 14 de febrero de 2011

POEMA DE INVIERNO Y OLVIDO


El salón es penumbra.
Tu butaca vacía.

La lluvia fría
arrastra viejas hojas
del cansado laurel.

El fuego está apagado.

En la memoria
el tiempo se detiene.
Y frente a la ventana,
un sauce despeinado,
tamiza el resplandor
de una luna tenaz.

Se oye una canción triste.
Ladra un perro sin dueño
en la distancia...

Y pregunto al silencio:

Dónde fue la locura
que vivimos?
Dónde quedó el "mis manos
nunca vanasoltarte"?

Y el "moriré,
sidejodequererte"?
Díme, dónde se fue?...

lunes, 31 de enero de 2011

POEMAS DE AYER II


HABLANDO DE RETORNOS

--------------------------Para Mertxe

... Y regresé
al lugar donde viví mi infancia,
pero no lo encontré.

Nuestra casa
de madera y de piedra,
ahora es un gran cubo
de hormigón y cristal.

Dónde quedó mi patio?...
La dulzura inclinada
de la higuera?...

El prado con lirios silvestres,
luciérnagas,
y revuelo de alondras?...

La fuente de la plaza
que arrullaba
mis sueños infantiles
se convirtió en estatua
indescifrable.
Y el paseo arbolado,
en moderna autopista
de cuádruple carril.


Reflejos de neones
ocultan las estrellas.

No pude ver la luna
que entonces, se colaba
por mi ventana abierta.

Y me fui desolada
a llorar mansamente...

viernes, 28 de enero de 2011

TESELAS PARA ENERO II



Me gusta la nieve.

Nos baja las nubes
a pétalos blandos, livianos...

Los sauces sacuden
su traje pesado.

y aquí, en nuestra casa,
aroma a café,
canciones de jazz,
saudade... y tango.


***************


El frío de enero conspira
para que se fundan
tu sombra y mi sombra.

Y llueve quedito. El agua
se rompe en los charcos
y le pinta soles a tus ojosmar,
y a tu piel arena.

Y el invierno se vuelve poema.


******************


Si no hubiera olvidado
tu ternura,
la emoción de tu tacto,
aquel azulfugaz
cielo de invierno.

Si no hubiera olvidado
el sosegado arrullo
de la lluvia atulado...

Ahora, tal vez...

martes, 25 de enero de 2011

EL RELATO DEL MES : ZINNIA



Es sencilla y bonita como la flor de espino.Tiene la piel morena y los ojos pardos.
Es fina de talle, muslos apretados, y bajo el vestido amplio y limpito, tiemblan sus pechos en flor. Ríe siempre. Su risa como tintinear de cascabeles, habita toda la casa.

Ríe y canta. Canta al levantarse con el sol, al ordenar su cuarto, al lavar las ollas tiznadas y los platos de barro amarillo. Canta al colgar la ropa bajo el alero de la casita blanca,dormida a la sombra de un bellísimo jacarandá.

Y cuando cae la tarde, coge de la mano su alegría y corre hasta la aldea para reunirse en la plaza con la muchachada. Y charlan y dan largos paseos, hasta el viejo molino.


El tierno corazón de Zinnia palpita desbocado cuando se le acerca Lucas. Entonces, el aire se llena de perfume y se siente envuelta en una melodía de violines y marimbas...Él, nunca le ha dicho nada, pero la mira de una forma, que ella recibe como si fuera un abrazo..

Aquel anochecer de luna, Lucas la tomó de la mano y caminó con ella por un sendero, entre los árboles del bosque. Zinnia se dejaba llevar como arrastrada por una invisible cadena, hecha de ternuras nuevas y de palabras sin pronunciar. Y en el refugio, entre las rocas que coronaban la colina, Lucas la apretó en sus brazos, y besó y besó su boca, mientras la luna cómplice, bañaba a intervalos sus cuerpoe temblorosos...

Me vas a jurar que ésto no se lo dirás a nadie?...
Te lo juro. Y Zinnia besó, a modo de rito, la pequeña cruz de oro que pendía de su cuello.
Vendrás mañana?... suplicó
Vendré, respondió Lucas.


Pero pasaron los días y Lucas no acudió a las charlas de la plaza, ni a los paseos hasta el viejo molino.
Y una tarde, alguien contó que los padres preparaban su boda con la prima huérfana que vivía en su casa desde niña.
Zinnia no dijo nada. Sólo apretó en sus dedos la crucecita dorada y volvió los ojos hacia las rocas de la colina.

Pero ya no fue la misma. Se le escapó la alegría, olvidó las canciones y el cascabel de su risa, deshabitó la casa.
Qué te pasa, hija? se angustiaba la madre al sorprender sus ojos ausentes.
Cosas de la edad, sentenció el padre.
Y ella sonreía triste, apretando en su mano la crucecita dorada... Cómo iba a decirles... si había prometido no decir nada?...
Cosas de la edad, repetía el padre.
Y Zinnia, sencilla y bonita como ls flor de espino, perdidos los ojos y los pensamientos, en la negrura de la noche, miraba las rocas de la colina, donde, cada noche, la luna jugaba a esconderse. Y miraba las luces mortecinas de la aldea que, a lo lejos, parecían un trozo de cielo estrellado, desparramado por el campo.

Por qué ya no cantas, hija?...


La brisa formaba olas en los campos dorados de trigo y las flores celestes del jacarandá, se amontonaban borrando el sendero.. Y allá, en la cima, en el refugio de rocas, un rincón vacío, que la luna indiferente bañaba a intervalos, también se iba borrando con hojas amarillas de otoño y de olvido.

martes, 18 de enero de 2011

MUNDOS PARALELOS ???...




********* Para Paloma, por eso de si tiene peaje lo de la no-existencia ...



A VECES...

Me ocurre a veces. Desde hace muuucho tiempo. Diría que desde siempre

Me ocurre que mi identidad se desdobla. Que, a veces, se transforma en una yo-otra.

Que no es yo, pero que vive en mí. Que a veces odio. Que a veces admiro y me asombra... Que a veces decide por mí, haciendo cosas que este yo, el de siempre, nunca se hubiera atrevido a hacer.

Y creo, que es esa yo-otra, la que a veces me lleva a pensar cosas extrañas... la que me hace entrever otros mundos, donde todo es posible.

La que es sospechadora de una realidad-otra, distinta a la que conocemos, con leyes distintas. que acecha nuestro mundo, desde algún rincón del espacio... O desde el otro lado del espejo...

Sospechadora de que puedan existir seres-otros, que tal vez, nos vean a nosotros como mitos, en una realidad que ellos no comprenden...

Sospechadora que se pregunta, por ejemplo:

* Hay un camino último, más allá del camino, más allá del allá?...

* Existen los cronopios y o los unicornios, y o los minotauros... como existen los eclipses de luna diurnos, que no podemos ver?...

* Es verdad lo real, o solamente son verdad los sueños?...

* Y ...

lunes, 10 de enero de 2011

TESELAS PARA ENERO



Es enero. Tiempo de luna
tendida a la intemperie.
Y del amor
en corazón desierto.
De tulipanes desvelados.

De rumor-cristal
de los caños de la fuente.
Y del suspiro
de una gaviota en vuelo.


**********


A veces prefiero
pasear a solas por las calles.
Detenerme en el parque
para darle comida a los gorriones.
Acariciar a gatos vagabundos.
Y escuchar al músico bohemio,
que toca el saxofón en la vereda...

A veces, prefiero estar sin ti.


**********


Esta tarde robé una sonrisa.
Y rescaté un poema
que hablaba de aquel amor que fue.

Descubrí la estrella más brillante
en un rincón del cielo.

Esta tarde vi rostros amables.
Y unas manos abiertas,
recogiendo la lluvia.

martes, 4 de enero de 2011

MIS POEMAS : OPCIÓN



Hablo
de algunos padres:

Sus hijos
no creen en los Reyes Magos.
Ellos les han ido explicando
que esos juguetes
que ven en la tele,
los fabrican en China
niños como ellos,
que trabajan doce horas
al día...

Les han quitado
una ilusión?... Tal vez.

Pero, ahora
sus chiquillos saben
por qué, en estos tiempos,
los Reyes Magos,
vienen del Oriente.

Y tienen otra ilusión:

Que todos
los niños del mundo,
puedan jugar.