viernes, 14 de noviembre de 2008

A VECES, UN SONETO...

LOCIÓN ANTI-RECUERDOS


De un lejano camino abandonado,
he tirado tu amor, por la pendiente.
Sin traumas,
sin dolor,
serenamente...
He tirado tu amor. Y no he llorado.

Emigrando su invierno irreverente,
aves grises
por el cielo han cruzado.
He seguido su vuelo
acompasado
y me he puesto a silbar... indiferente.

Al fin mi corazón deshabitado.
Nubes locas rodando de los cerros
y el viento que reía descarado.

Después, entré en un supermercado
y compré una loción anti-recuerdos.

He tirado tu amor...
Y no he llorado.

10 comentarios:

Graciela dijo...

UN juego de palabras muy interesante.
Dinámico y hermoso.

El abrazo de siempre.
Graciela

Adrisol dijo...

muy bien socorro!!!!!!!
has tirado su amor y no has llorado, se vé que no valía la pena......
hermoso poema......
un abrazo enorme......

Piel Roja dijo...

A veces un soneto se desordena y se descubre un poema muy hermosso.
Te felicito

Adrisol dijo...

HOLIS!!!!
OTRA VEZ YO,,,,,,PUES DECIRME DE DONDE ERES, LO NECESITO PARA MI BLOG.
GRACIASSSSSSSSSSSSS

María Socorro Luis dijo...

Para Graciela, Adrisol y Piel Rola:
Para los tres, un cariñoso saludo
desde una melancólica tarde de otoño, hasta una- probablemente- lumoinosa mañana de primavera.

Para Adrisol: vivo en Euskadi o País Vasco. Una maravillosa región del Norte de España( la Madre Patria, como decís por ahí )

Enredada dijo...

realmente hermoso poeme.
tirar un amor, y no llorar....

Desde lejos dijo...

Tendría que haber un remedio para anestesiar algunos recuerdos...
Pero sólo algunos.
Amables saludos para vos

A:R: dijo...

Sólo saludarte y decirte que siempre te sigo con placer.

Yoni Melavo dijo...

No sería muy fuerte, ¿o lo harías a sus espaldas?

Pedro Pablo Perez dijo...

Me encantó éste soneto donde el amor se deja y el llanto gira sobre la ausencia.

Un abrazo