miércoles, 8 de septiembre de 2010

MIS POEMAS : LA SONRISA DE MI MADRE




Siempre vuelvo, obsesiva,
a ese rincón de la memoria.

Veo un bosque.
Siento olor a resina
y a tomillo.
Líricas amapolas en el trigo.
Un manantial.

Aguiluchos
sobrevuelan las rocas,
en círculos concéntricos,
altísimos...

Golondrinas, notas negras,
en pentagrama interminable.

Escucho el tintineo de un rebaño:
Acrobacias
de corderillos nuevos.
El ladrido de un perro.
El primitivo silbo de un pastor.

Ritmo sobre la hierba
bajo abedules musicales.

Respiro inmensidad.

Y veo la sonrisa de mi madre,
bajo el ala dorada del sombrero.

27 comentarios:

ufff43 dijo...

Querida Soco eres especial ..... siempre me emocionas y esta vez mucho más.

Precioso es poco

Besicos y sonrisas a puñaos pa ti

Pedro F. Báez dijo...

Me has hecho, llorar, Soco, ante tanta belleza y tanto sentimiento. Ante el paisaje idílico y sin par que recuerda la mente infantil, que es similar en todas partes. Ante la majestad de tu madre y la inocencia de tu memoria. Gracias una vez más por hacerme sentir niño contigo. Yo recuerdo la sonrisa de mi madre como si fuera un tesoro, como si fuera el sol despuntando al alba. Un fuerte abrazo y un beso, poeta hechicera.

Leonel dijo...

Tu poesía me ha tocado profundamente, creo que podrás entender mis razones. Gracias por regalar tanta ternura, Soco, un fuerte abrazo para ti.
Leo

PIEL ROJA dijo...

Mi primer café, una música suave y tu poema. Gracias amiga,

Osvaldo

JOSELU dijo...

Bellísimo recuerdo de tu madre, asi siempre contigo.

Un abrazo lleno de emoción.

Juanma dijo...

Tal y como dicen los amigos que me preceden: de emoción pura. O de puras emociones.

Besos, de los cuatro.

Jose Zúñiga dijo...

Llega, llega mucho este poema. Y te felicito porque has huído de sentimentalismos o excesivas efusiones. Por eso llega más.
Muxus

Graciela L dijo...

Despues de unos días agitados vuelvo a la normalidad del hogar y lugares referentes.

Leerte ya es un hábito al que no renuncio
ya sabés. siempre me reconforta. Besos

Mertxe dijo...

Cada uno de tus versos es un haiku completo. La pincelada perfecta retratando un sentimiento.

¡Ay, Soco, cómo me felicito de haberme reencontrado contigo!

Gustavo dijo...

Qué hermoso rescate de tu madre, bajo el ala del sombrero. Soco, un fuerte abrazo.

AROBOS dijo...

Tocas en esta ocasión un tema al que en estos momentos soy especialmente sensible: la madre.Últimamente hasta he soñado con temas relacionados con la figura materna por razones personales. Un saludo.

Paloma Corrales dijo...

Belleza en cada detalle y en cada verso, tú sabes cómo hacerlo. Precioso.

Besos, un vendaval de ellos.

Luisa Arellano dijo...

Es un placer retroceder en el tiempo guiada por tus versos, Soco.

Me alegra estar aquí.

Besos.

SUSANA dijo...

Venir a leerte puro gozo.

Y leer los comentarios es como seguir leyendo poesía, tan lindo te dicen...

Abrazos porteños pera todos. SU

ADELFA MARTIN dijo...

respiro inmensidad...

como inmensa es tu poesìa que siempre toca fibras sensibles

mis abrazos

Marta N dijo...

Uno de tus poemas intimistas más hermosos.
Esa sonrisa que llega como un rayo de luz a tu memoria, me ha emocionado mucho.

Marta

Maria Rosa dijo...

Querida amiga, hermosisima poesia dedicada a quien con seguridad se lo merece. Es un poema salido del alma y para otra alma.
Todo deberiamos sentirnos asi ante la inmensidad de una madre, que a veces no valoramos hasta ser madre también o... hasta que no se tiene como en mi caso. Un abrazo.

AUGUSTO W: R: dijo...

Un paisaje idílico para un recuerdo entrañable.
Puro sentimiento y belleza.

Saludos

Penélope Sierra dijo...

El aroma y los recuerdos... Cuantos abrazos perdidos a un pasado que infla el alma de emociones.

El sombrero y su perfil acabaron emocionándome.


Un abrazo!

MiLaGroS dijo...

Bellísimo Soco. Con sencillez llegas al alma y la inundas. Te felicito amiga. Escribes como a mi me gusta. Muchos besos

virgi dijo...

Lo cantas, querida Soco.
Suena hermoso, sin sensiblería, limpio y puro, como sólo los recuerdos maternos nos emocionan.
Eres un ser fantástico y me felicito de sentir el halo que desprendes.
¿Cómo no llenarte de besos?

INÉS dijo...

Gracias por hacer que la poesía esté metiendose en mi vida profe.

Mi abrazo de los sábados. Inés

FERNANDO dijo...

Siento muy mío este poema.
El recuerdo de mi madre y su sonrisa, siempre está acompañado de paseos por el campo, por la inmensidad...

Una vez más gracias mi poeta favorita.

FER

INMA dijo...

Sensibilidad a raudales y ternura. Precioso querida compa.

Y abrazos Inma

Penélope Sierra dijo...

Gracias, y como ves regreso a la dama del sombrero, a tú misma sonrisa.

Preciosa!

malena dijo...

Vengo hasta hoy a leer tú poema, pues ya le había visto, pero por el título y sabiendo como nos llega al alma cuanto escribes decidí no leerle el´día que le publicaste, pues seguro iba a llorar... tuve que mentalizarme y heme aquí: igualmente conmovida... la mía, seguro es un ángel que me cuida desde donde está....Sin palabras!!!

Saludos y besos... una vez más lo conseguiste...¡nuestra reacción!

rubén dijo...

Muy hermoso poema.Te hace quedarte un momento sin memoria.
Un beso