lunes, 11 de junio de 2012

Poemas de ayer : Otros asuntos



Hace un tiempo
que me vienes diciendo
que tenemos que hablar.

Quieres hablar?...
Hablemos.

Hablemos de los chicos,
de sus notas.
De los zapatos
que ahora necesitan.
De esos sueños
que no pueden cumplir.

Hablemos
del precio de la leche
y de la fruta.
De lo difícil que es
estirar tanto el sueldo.
Hablemos de la casa,
de las compras. Y de la colada.

Aunque supongo
que tú quieres hablar
de otros asuntos:

De que no soy la misma
y no estoy tan alegre
ni tan dulce como cuando...
Que no me oyes decir
casi nunca, te quiero.

Que ya no tengo ganas de salir.

Que muchas noches
me duele la cabeza
y escapo de tus brazos.

Quieres hablar?...

29 comentarios:

lichazul dijo...

que cosas SOCO, eso es así, la rutina cuando llega y se instala aplasta , corroe, disminuye el puente que una vez se tendió entre dos, las palabras, cada vez se hacen manos frecuentes, menos amorosas, llegan a hacerse sal y piedra

besitos y feliz feliz semana!!!

SUSANA dijo...

Me encanta y me emociona.

Tu protagonista personaje, dice todo lo que yo diría si supiera escribir.

Me identifico de lleno.

Muchos besos. * Su

virgi dijo...

Es que no siempre estamos de humor.
Y si el "no siempre" pasa a mayores, la cosa se va complicando.
Besos, Soco querida.

José María Alloza. dijo...

Así es tu poesía, transformar lo más cotidiano –y a veces terrible- en la caricia de una pluma. Dos o tres siglos retrasados ;-)

Isolda dijo...

No lo veo o no lo quiero ver como la rutina instalada, sino como una realidad que va entrando por desgracia, poco a poco por las ventanas. Si los niños se resienten, ¿cómo aguantar con buena humor esos tiempos? Es asombrosa tu facilidad para mostrarnos la vida en poesía.
Besos, para sguir soñando.

Leonel Licea Alvarez dijo...

Lo logras siempre, querida Soco, con tus versos la cotidianidad toma vida y se hace poesía, aunque sea dura y triste.
Un abrazo fuerte y mil besos.
Leo

L. MARCELO dijo...

Coincido con Alloza, así es tu poesía. Y creo como Isolda, que no es la rutina lo que tan sutilmente sugiere sino la diferente manera de asumir, o tal vez responsabilizarse, de los problemas de una familia.

Un placer, siempre.

Marcelo

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Las responsabilidades se vuelven rutina que se instala en nuestras vidas y aunque el amor lucha por mantenerse vigente, a veces pierde la batalla y, nos parece que la causa está perdida... Pero siempre habrá un rayito de esperanza. ¡Hablemos!

Un abrazo.

ELIzabeth dijo...

Tu poesía nos desnuda con tal de vestirnos de claridad. Versos profundos y cautivantes Soco.

AUGUSTO dijo...

Me gusta mucho. muy interesante y profundo.

Una mirada clara y certera a las diferentes maneras de encarar los problemas en la vida de una pareja. Para la reflexión.

Y siempre tuyo.

Ilune dijo...

O la la... me encanta... como la vida misma
¡Un abrazo!

MALENA C. dijo...

Un enfoque acertado a ciertos matices de los sentimientos. un muy buen poema y siempre la delicada elegancia de tu poética.

Besos

Malena

Sarco Lange dijo...

Talvez quería hablar de algo. Decir: amor, tengo cáncer.

Un beso!.

SIL dijo...

No, SOCO.


Mejor no.



Milbesosconlágrimas.



SIL

TORO SALVAJE dijo...

Esas palabras llegan tarde.
Cuando ya nada es y sólo queda el decorado.

Besos.

SARA dijo...

Me sobrecoge y me hace pensar mil cosas.

Abrazos. Sara

arena dijo...

hay que hablar, nada hay más ensordecedor que el silencio

un abrazo

PIEL ROJA dijo...

Sospecho que el protagonista masculino, es un tanto irresponsable.

Hablemos...

Abrazos.

ANALUISA dijo...

Real y sincero como la vida.

Tu poema lo expone con delicada claridad .

Besos poeta

JORGE ANGEL dijo...

El diálogo. la comprensión y la sinceridad, solucionan todos los problemas.

Me encanta el poema. cotidiano y creíble.

(me gustaría tener tu libro, ¿cómo puedo conseguirlo?)

Gracias. Jorge A

María Socorro Luis dijo...

Jorge A.

Te regalo uno. Mándame tu dirección y te lo envío. Pero el próximo me lo compras
¿vale?...

marisoco@terra.es

JORGE ANGEL dijo...

Gracias!!!

Te mando correo.

J.A.

Rosa María dijo...

Cuando el hablar pasa factura, el sueldo da la razón escupe verdades
Un abraciño.

ARO dijo...

La rutina cotidiana en tus versos suena muy bien.

Kimbertrancanut dijo...

Hay lágrimas que no consiguen salir y mueren en nuestro interior

INÉS dijo...

Me parece estupendo y muy real.

Tengo ganas de verte profe, te dejo mi abrazo del sábado.

Inés

Mertxe dijo...

Maravilloso.

Un gran abrazo, poeta.

LUIS dijo...

Me ha encantado, ese reflejo tan sutil y exacto , de interpretar las diferentes maneras de asumir las responsabilidades.

El placer de siempre.

Luis

María Socorro Luis dijo...

Gracias a todos y mil abrazos.