miércoles, 18 de septiembre de 2013

Mis poemas : Al final de la lluvia



Te acercaste
a la parada del bus,
al final de la lluvia.
Y un pájaro azul,
ensayó en tus ojos
mil reflejos.

Apenas sonrisa,
apenas susurro,
me preguntaste
una dirección.

Tu voz sonaba extraña

y tu acento extranjero
desenterró recuerdos
de lugares lejanos.

- queda algo lejos
pero ya te indico -

Y subimos al bus.

Me señalaste
un asiento vacío
y quedaste a mi lado.

La ciudad en crepúsculo
nos envolvió en su magia...

Tu tímida sonrisa
y mi sonrisa tímida,
se abrazaron temblando
en un lugar incierto de la tarde

y yo, apenas mirada,
supe en ese instante

que ya nunca te irías de mi vida.

32 comentarios:

AUGUSTO dijo...


Preciosa crónica de un encuentro. Pura delicia, querida Soco.

Un merecidísimo abrazo

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Que bonito Socorro, es un cuento de amor en una poesía.

mariarosa

LOLA dijo...

"la ciudad en crepúsculo
nos envolvió en su magia"...

bella imagen. bellísimo poema.

gracias por el regalo de tus versos.

JUAN A dijo...

Vengo de una belleza a otra belleza. De una nostalgia a una promesa.
Que placer tus poemas. Escribe más...

Mirella S. dijo...

El culpable de todo fue el pájaro azul... Me gusta mucho tu forma de narrar la poesía.
Besos, Socorro.

Sarco Lange dijo...

Bienaventurados los que no tenemos coches...

bs.

mónica pía dijo...

apenas "susurro" y apenas "mirada"... con tan poco, tanto...! Bello.

besos!

ANDER-ANÓNIMO dijo...

Desde este poema, creo en el amor.

Isolda dijo...

Creo que algo parecido me pasó al acercarme a tus palabras: te quedaste a mi lado.
Precioso el encuentro entre sonrisas tímidas.
Muchos besos, querida.

L MARCELO dijo...

Quiero un amor así.

Adoro tu ternura, tu manera de meterte en el alma.

MARICARMEN dijo...

Al final de la lluvia, un arcoiris de belleza y de luz. Tú, siempre.

mariajesusparadela dijo...

Qué buen comienzo para un amor eterno.

Darío dijo...

El encuentro perfecto. El tatuaje indeleble. Un abrazo.

Chelo dijo...

Nos hablas de una situación tan cotidiana como puede ser un encuenttro y, con toda la naturalidad de que eres capaz, no dejas un estupendo poema.
Te admiro.

Mertxe dijo...

Con tus versos me tomo el último café del día. Acabo de actualizar mi lectura y me voy tranquila a otras cosas. Me ha gustado especialmente esa imagen de las dos sonrisas abrazándose. Un abrazo, mi poeta.

Pilar dijo...

Escribes tan bonito, que pasar a leerte es siempre un premio.

Buenas noches, poeta

elisa lichazul dijo...

pura magia crepuscular en el bús SOCO
además ese instante se hace inolvidable

quizá por ello es que nos mantenemos con el asombro en los ojos por mucho tiempo

besitos y feliz fin de semana

PIEL ROJA dijo...

Gracias Soco por el regalo. Con café y tostadas sabe buenísimo.

Eloy Sánchez dijo...

Yo quiero vivir en tus poemas.

MALENA dijo...

Yo también; son alimento para el alma.

virgi dijo...

Un encuentro propicio para un corazón delicado como el tuyo.
Es tan precioso, Soco, que casi ni quiero escribirte, como si se pudiera romper la sensación que me has dejado.

Amando CARABIAS MARÍA dijo...

Cuando algo tiene que suceder, sucede siempre, y sólo hace falta una sombra, o el reflejo de un pájaro en la mirada para que sepamos que algo será para siempre.
Hermoso.

PEPE LASALA dijo...

Un flechazo que Cupido capturó para siempre. Me ha encantado tu poema Socorro. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Sandra Garrido dijo...

Como yo Soco, que ya nunca quiero irme de tu poesía, porque es caricia , a veces nostalgica pero caricia. Yo quiero ir a ese lugar donde se paró la lluvia. Belo belisimo

Besos

FERNANDO dijo...

Qué lindo regalo de primavera nos deja hoy mi poeta favorita.

Un abrazoapretado desde un Baires con sol

ALDO dijo...

Ando atrasado, pero llego. Una delicia.

Xuso dijo...

Guau!!! Una escena normalvista y sentida con ojos de poeta. Enhorabuena.

TORO SALVAJE dijo...

Dos sonrisas felices para siempre.

Besos.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

El amor es así, llega de repente y en cualquier lugar y, generalmente, se queda con nosotros.

Tu poema es una bella evocación.

Un abrazo.

VivianS dijo...

Yo soy una tonta, cursi, sentimental, media-pelotudina (Bue, tampoco me voy a seguir desmoralizando, eh jajaj) pero terminé de leer y me latía el corazón; es tannn bonito!
Puedo sentirlo, hace poco me pasó algo muy parecido, sí, a mí que digo que el amor no existe y que nunca más me enamoraré, y que los hombres son una porquería (a mitad del comentario los hombres que te comentan no leerán esto, lo hacen cuando son dos líneas) y que bla bla. Fue un encuentro así, efímero, pero tan fuerte que aunque no volví a verlo…¡No dejé de verlo! Y quién sabe adónde andará mientras a mí, como a ti, aún me late el corazón. Puf, me puse melodramática, sí, también soy melodramática.
A mí todo lo que tú escribes me gusta, lo dije mil veces. Me gustaría ser tu vecina y sentarnos en el patio a tomar una cerveza _mientras corren los conejos_ (en mi patio imaginario hay conejos) y reírnos del mundo. Si después te quedas a almorzar, o cenar, pues pedimos hecho; no es cuestión de usar las cacerolas.
Un besote Soco!

María Socorro Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SARA dijo...

¿Como haces para escribir tan bonito?...

Otro tequiero,Soco.