lunes, 11 de abril de 2016

Y era abril



De aquel día tan triste,
amor,
recuerdotuimpaciencia.
Tus argumentos
para consolarme,
en aquel bar del puerto
con ventanas al mar.

Recuerdo que era abril.
Que era un día sin sol.
Sin música.
Un día sin poemas,
sin flores y sin tacto,
con el árbol,
  el puente y la bruma,
de una tarde
  queparecíainvierno.

Recuerdo que llovía
Que era un día de abril
                  y que llovía.
Que la calle tenía
olor a tierra eterna.

Recuerdo que era abril
y yo no deseaba
                  ni siquiera
que estuvieras conmigo.
Que hubiera
amapolas impacientes
creciéndole al camino.

Ni siquiera,
deseaba quefueraprimavera.

25 comentarios:

MANU dijo...

Es difícil describir la tristeza.Tú sabes encontrar las palabras, las imágenes y el tono. Y haces sentir al lector, ese sentimiento. Muy buen poema. Gabon ta musu, beti bezala.

JAVIER dijo...


Te he visto allí, en ese día tan triste de abril. Tus versos son fotografías. Besos y amapolas

P MPilaR dijo...

Quién no ha tenido a manos. llenas
todo un hondo
triste abril
y parirlo más tarde de vida!
At, mi abril
El 3, el 5, el 14, el 16..

Musu

impersonem dijo...

Un recuerdo que ha dado pie a un precioso poema... se percibe hasta el tiempo que describes: un abril lluvioso, melancólico y hasta plomizo...

Abrazo.

Fina Tizón dijo...

Tristeza, momentos de horas bajas acechan al personaje de tu poema, pero incluso desde esa tristeza, tus versos fluyen llenos de vida con tu saber hacer que consigue siempre llegarnos muy hondo.

Abrazo grande, María

Fina

Maria Rosa dijo...


Como siempre tus poemas son una historia de amor en poesía. Bellamente escrito.

mariarosa

Mª Jesús Muñoz dijo...

Tu poema me habla de la prisa de la vida, de esas amapolas incipientes, de ese fluir hacia adelante, que a la vez nos envuelve en quietud y silencio...Qué difícil calmar los sentimientos y adaptarlos, aceptando todas las circunstancias...Mi gratitud por compartir tu profundidad y belleza y lírica, amiga.
Mi abrazo y mi cariño.
M.Jesús

Amapola Azzul dijo...

Parecía invierno. Pero salió el solen tu vida. Besos.

GRACIELA L dijo...

Me admira como describís un día de honda tristeza. La hacés vivir. Sos maravillosa .Besos y amapolas

ANALUISA dijo...


Adoro tus poemas. Su frescura, delicadeza, ternura. Y ese ritmo, tan logrado.

Muchísimos besos, feliz semana.

Ramón María Vadillo dijo...

Mi querida maga, siempre vendrá un estupendo mayo....... (sí, lo sé) y un Junio......Siempre tuyo amiga mía.... Muxu bat

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Hay un poema de Braba Jacob, uno de nuestros poetas mayores colombianos, que se acerca a ese estado inexplicable, donde nada se quisiera, ni siquiera un dulce beso. Diría barba, "hay días tan lóbregos..." Un abrazo grande. Carlos

SIL dijo...

Aquí hace 11 días que llueve (Santa Fe, Arg). Y no es invierno (peroparece) Y no hay poemas.
Y él se ha ido.

Muchos besos.

Eme dijo...

Bellísimo y triste poema, Soco. Esa tremenda soledad del desamor, ese despecho hacia la vida... lo has reflejado como un espejo pulido en lágrimas.
Besos.

L MARCELO dijo...


No hay estaciones para la tristeza. Cuando llega, a veces sin saber por qué, es invierno en el alma.

Precioso. Soy feliz de leerte, siempre.

GRACIELA L dijo...

Sí, maga como dice Ramón.
Maga de las palabras, de la ternura, de la sencillez, del ritmo.

Besos y amapolas para vos

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

En un aciago día como el tuyo, leo tu poema y desde mi ventana miro caer la lluvia... es un día de abril, triste y gris.

Abrazos.

LOLA dijo...

Qué hermoso poema a la tristeza, ese sentimiento que a veces nos atrapa, por tantos motivos... Lo he sentido mio. Abrazo

PAUL dijo...


bonjour tristesse. avec bisous

TORO SALVAJE dijo...

Está clavado ese día de abril en tu recuerdo.
Que no te duela.

Besos.

Taty Cascada dijo...

Será que Abril refleja los estados del alma. Será que nos sabe, que nos intuye y encuentra la forma de llorar por nuestros ojos.
Precioso Soco. Precioso. Escribes de maravilla poeta.
Un gran abrazo.

MARTA N dijo...

Tengo días así, cada vez con mas frecuencia...

Me siento dentro del poema. Eres genial describiendo sentimientos. Besossiempre, poeta.

MaRía [PieL] dijo...

Hay días que permanecen en el hondo de nuestra alma para siempre
hay abriles que son vidas, adioses sin remedio
que mojan las calles y calan el alma
hay días que una no quisiera estar para no ver o escuchar
aún así hay que estar y abrazar ese mar donde la memoria de lo que fue sigue latente y vida

besosdesolymar

María Socorro Luis dijo...


Gracias a todos y como siempre mis mejores deseos.

Montxu, ongi etorri etxera. Ta musu

Tesa Medina dijo...

Esos días que quedan en el recuerdo de una maera nítida en imágenes y de sentimientos desdibujados...como si el continente fuera más importante que el contenido.

Y es que nos sabes qué hacías allí, ni por qué la primavera se parecía al invierno ni a donde querían ir las amapolas...

Muy hermoso, Soco.

Un beso, poeta.