domingo, 30 de abril de 2017

Poemas de ayer : Indiecita guaraní













Koembiyú era liviana,
diminuta.
Su piel color cacao
y sabor sutildulce de la yuca.

Su voz tenía
el sonido andino de la quena.
Era maiz dorada,
muñequita de lana teñída.

No conocía el mar.

Me enseñó en guaraní
unas cuantas palabras:
Amiga. Río.
Árbol.
Estrella. Nube.
Pájaro...
que laten cada día en mi recuerdo.

Como  tantos niños guaraniés,
estaba condenada
inexorablemente,
al destierro de estemundoroto.

Se la llevó una estrella.

31 comentarios:

SARA dijo...

Dios mio, que triste, pero que dulce y hermoso. Y que tuyo.

Besos, a miles

P MPilaR dijo...

Pájaro que triste vuekas
sin desteñirte de cielos!!!

(hermoso, Socio)

Besos

SUSANA dijo...

su voz tenía
el sonido andino de la quena"...

ese sonido triste del indio. Que bello poema, Soco.

Te abrazo fuerte

Ernesto. dijo...

Pero sólo en el sueño del mundo que sueña que vive una realidad...

Koembiyú sigue "presente".

Abrazos, Soco.

joaquín galán dijo...

Mucha ternura en este poema dulce como el sonido de la quena.No pudo haber mejor compañía que la de una estrella para la partida de tu indita guaraní.

Abrazos

Jota Azimut dijo...

Koembiyú, qué sonido tan de raíces, qué cántico a la naturaleza y cuánta tristeza en estas palabras, Soco, cuánta alegría amputada, cuánto futuro sin mañana. A veces, muchas veces, deberíamos tener el poder de asesinar los relojes y revertir el tiempo, el poder de salvarnos de nosotros mismos porque, intuyo que Koembiyú tenía un libro por escribir y fuimos nosotros, en parte, los que le robamos la tinta.

Gracias por estos sentimientos que entregas, Soco.

Anónimo dijo...


Duele pensar como están viviendo esas pobres gentes indígenas, despojados y arrojados de su tierra. Todos los niños del mundo tienen derecho a ser felices.

Mi abrazo y cariño.

Maria Rosa dijo...


Querida Soco, hace unas horas regrese de Misiones y te digo que muy poco han cambiado la vida de los descendientes de aquellos guaranies de hace años. Siguen viviendo de sus artesnias y muy pobremente. Los gobiernos les dan subsidios mensuales, pero no les enseñan a educarse para vivir mejor, es como decirle, tomen este dinero y déjenme tranquilo.

mariarosa

carlos perrotti dijo...

Lo que son las cosas, aquí de viaje por mis pagos, en Goya, Corrientes, en medio de la mesopotamia argentina, paladeando ahora tus dulces bellos versos e imágenes "en guaraní".

Abrazo chamiga Soco, lo que son las cosas, no?

Lichazul oo dijo...

triste realidad
pueblos originarios , sucumben ante el desarrollo o se hace ghettos subsidarios

abrazos

María Socorro Luis dijo...

a
Pues sí, Carlos y Maria Rosa, a veces ocurren curiosas coincidencias. Hace mil años, anduve por esas zonas, Córdoba, Misiones, Corrientes, Río Negro... y pude conocer la situación penosa -por decirlo suave- de los pueblos indígenas...

Pero , sabeis algo muy positivo? Nunca conocí, en ningún otro lugar, niños mas felices y mas niños, a pesar de todo...

Abrazos para cada uno "en guaraní"

L MARCELO dijo...


Solo decirte que estoy acá triste y emocionado. Lo demás ya lo sabes

Gracias

Paul dijo...


J'adore ton poéme. Bisous.

Verónica Calvo dijo...

Este poema es, además de precioso, una llamada a la conciencia pues así viven miles de personas en este mundo.
Me has llevado a otras tierras, Soco, donde también se le llevó una estrella.

Besos.

Amapola Azzul dijo...

Y ahora brilla en el cielo.
Besos.

LOLA dijo...


Especialmente tierno y delicioso, pero tan triste...

Abrazo grande, Soco

Julio dijo...

Impecable, como todas tus letras, Soco. Yo también tuve algunos alumnos uruguayos. Con un abrazo.
Salud.

TORO SALVAJE dijo...

Jo...
Me voy roto.
El poema me ha dejado KO.

Besos.

GEMMA dijo...

Tu poema nos emociona, nos tambalea, nos hiere...
Y es tan dulce y hermoso...Koembiyú, fue a sus orígenes, allí será feliz.

Besos tristes, Soco

MALENA dijo...


Hace poco tiempo leí un artículo donde se hablaba de la extrema pobreza en la que viven los grupos indígenas en Argentina. Maria Rosa también lo confirma. Es vergonzoso.

Gracias por tu precioso y desolado poema. y mil besos

María Socorro Luis dijo...


Una verguenza histórica y que se ha prolongado a lo largo de los siglos. Ahora mismo, la mayoría de esos niños, cargan el destino de nacer, enfermar y morir pramaturamente. Así de terrible.

Besos, Malena, hasta tu otoño

Kasioles dijo...

Despertar conciencias para lograr una vida mejor.
Un delicado y triste poema que te ha inspirado la luz de esa estrella que aún brilla en el cielo.
Te dejo un fuerte abrazo.
kasioles

GUSTAVO dijo...


"Era maiz dorada". "No conocía el mar"... Cuanta ternura y cuanta belleza en tus versos. Cuanto amor...

Gracias y besos

MaRía dijo...

Sigue siendo estrella a través de tus versos, anidando en tu alma

Hay seres maravillosos, que dicen todo en una mirada

hoy sin verla, la vi

ese es el mismo amor que anida en ti, Soco

Mi abrazo en la noche , tras la lluvia ahí siguen brillando estrellas

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Se la llevó una estrella
y desde allí brilla para ti
y ahora para nosotros

Luz&Estrellas

Isaac

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Bello, tierno y triste pero sinceramente lleno de gran conciéncia.


Un Abrazo.

©Laura Caro dijo...

Es un poema triste, pero precioso, lleno de la sensibilidad finísima a la que nos tienes acostumbrados.
Un abrazo grandote.

joaquín galán dijo...

Ternura y belleza a raudales.Precioso ese final.

Un abrazo

María Socorro Luis dijo...

Gracias y cariños para todos.

Bonitos sueños

Tesa Medina dijo...

Conmovida ante tanta ternura pintada de colores. Río, Agua, belleza y esa estrella desde donde la indiecita contempla este mundoroto.

Maravilloso poema, Soco.

impersonem dijo...

El retrato que haces de ella está lleno de dulces trazos que salen de tu gan corazón... también es dulce tu forma de decir como su inocencia vital se convirtió en luz universal... y ya me callo, que no quiero emborronar lo que tu buen corazón vonvirtió en instantanea para la reflexión...

Abrazo