miércoles, 7 de noviembre de 2018

Tiempo de crisantemos



Estos días, amor,
-tiempo de crisantemos-
pienso mas en la muerte:
En como será no estar aquí.

En como llegará:
Lluviamansa o tormenta?
Pedernal o caricia?
Tal vez como cometa
buscando luz mas allá de la luz?...

Aunque, cada día,
pienso mucho mas en la vida:
En como es estar aquí.

En  lo hermoso que es, 
ver como sale el sol 
y como se nos va,
cuando el ocaso,
dejándonos paisajes imposibles.

Contemplar a los niños,
sus carreras, sus risas,
sus sueños de colores,
sus dibujos
de hacer mundosmejores...

En todo lo que aún
me queda por hacer...

Y en que no he aprendido casi nada.




24 comentarios:

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Son estados de ánimo, Socorro, pero mejor pensar en la vida y ver los niños jugar y seguir aprendiendo y disfrutar del ratico en este mundo.

Un abrazo.

Jota Azimut dijo...

Hola, Soco, pienso que tienes tanta sensibilidad que de cualquier tema en el que te adentres sacas destellos de belleza y profundas emociones y en este caso abordas la idea de la muerte que tanto se suele esquivar. Sí, meditar sobre ella desde una visión natural, desde la aceptación de un suceso inevitable pero, como haces tú, para regresar a la vida, a los latidos vitales que nos rodean, la hermosura que está a nuestro lado y la curiosidad, ese deseo inacabable de aprender, de conocer, de revitalizarnos con todos los milagros que resucitan a nuestra vera.

Gracias por tus regalos, Soco.

Un beso, compañera.

carlos perrotti dijo...

Por qué no pensar, de alguna manera evaluar un asunto con el que alguna vez tendremos que vérnoslas, sin miedo, a consciencia, por supuesto sin dejar de valorar y disfrutar de nuestra vida y de todos los sueños que vamos cumpliendo o tenemos en marcha... Para mí se ha convertido es un asunto importante, saber morir por ejemplo, enfrentar ese hecho inevitable, sin dejar ni por un instante de ser, alguien lo dijo ya mejor que yo, "partidario de vivir".

Otro de tus bellos reflexivos poemas, Soco. Para releer.

Abrazo gradne.

Alcántar Cereceda dijo...

aprender a diario es un regalo
y compartir lo aprendido es la mejor herencia que podemos dejar


besitos de sol

Sandra Figueroa dijo...

Hay días así en que nos asaltan esos pensamientos.....y es cuando mas debemos aferrarnos a este momento de vida que tenemos......bellas letras que me hacen reflexionar...saludos

Ernesto. dijo...

Sensibilidades entre la vida y la muerte... Ese espacio "no real", pues todo vendría a ser lo mismo.

Aún así, tus letras, tus expresiones, embellecen y endulzan la vida del momento.

Fuerte abrazo Soco.

PAUL dijo...


Comme toujours, c'est magnifique. Bisous.

idoia dijo...


Muy interesante tu poema a la muerte que es mas bien, un hermoso canto a la vida.
Gracias, siempre, Soco

TORO SALVAJE dijo...

No estará mal ser cometas o estrellas fugaces... incluso polvo estelar... pero no sé, no tiene pinta de ser algo bonito, no...

Besos.

AUGUSTO dijo...


Vivir con intensidad la vida. La muerte, "lluviamansa o tormenta", llegará inevitable y seguiremos viviendo en el corazón de los que nos aman.

Gracias, Soco por el siempre placer de leerte.

JUAN A dijo...


Un gran poema. Detrás de ese ritmo y bellas palabras, hay una sabiduría que hace paladearlo varias veces. Un regalo, Soco.

José Manuel dijo...

Soco:
Aunque te leo, no soy habitual en comentar tus poemas.
Si hoy me acerco es porque hoy, desconozco el motivos, tus palabras me llegan como lluvia fina, que cala y termina estremeciendo.
Sueles hilvanar imágenes muy bellas, que siempre nos atrapan en la tela de araña original que tu regalas, entre el amor, la vida, los recuerdos y las flores de la naturaleza.
Muchas gracias,
Un fuerte abrazo,
José Manuel

GRACIELA dijo...


Vos siempre me emocionás. Una mirada cálida al misterio de la vida y de la muerte.
Abrazo de primavera porteña

MANU dijo...

Entrar en tu txoko es asomarse al lado mas hermoso de la vida donde hay belleza, serenidad, equilibrio, calma...

Musu milla, beti

Ángela dijo...

Así estoy yo.
Y qué bonita el alma con esos colores!
Un beso Soco.

Mª Jesús Muñoz dijo...

En este tiempo de crisantemos es inevitable sentir el misterio de la muerte y la vida...Ambas van unidas en tu poema, Soco...Y como siempre, es un placer leerte.
Mi abrazo y feliz semana, amiga.

Anónimo dijo...


Sublime, Soco. Aquí hablo con mi alma sin miedo a equivocarme. Gracias por regalar belleza y emoción.

Luis

PIEL ROJA dijo...


Hola Soco.

Sabes que en mi trabajo. la muerte es "amiga cotidiana"... Bridemos por la Vida!!!

Manuela Fernández dijo...

Tus palabras no dejan indiferente. Saludos.

Mª Socorro Luis dijo...


Encantada, Manuela. Gracias por tu visita.

Dos besos

Gustavo D´Orazio dijo...

GRACIAS, MARIA SOCORRO. DESDE CASTELAR, ARGENTINA, CON UNA PRIMAVERA MUY LLUVIOSA, SE SIGUE EN EL SENDERO DE LA LITERATURA DE DIFERENTES MODOS. APRECIO TU VISITA Y COMENTARIO. ABRAZO CORDIAL. GUSTAVO.

Maria Rosa dijo...


Cuanto sentimiento en cada verso querida Soco, elegiste las mejores pruebas de que la vida es bella; los niños, las flores y tus ganas de estar y disfrutar.

mariarosa

ANÓNIMO II dijo...

Toques el tema que toques, siempre lo llenas de luz y de dulzura. Viva la vida,

SARA dijo...

Aunque tarde, no dejo ninguno de tus poemas. Los necesito¿sabes?...

Besos y sigo.