miércoles, 16 de octubre de 2019

De ayer . Era un contrato


Aquel atardecer, apareciste,
con un papel azul
y me pediste, que te lo firmara.

Era un contrato.

En él estaba escrito
con tu mejor retórica
y tu particular ortografía,
que me dabas tu amor
deparasiempre.
Tu ternura . Tus sueños...
Tus días mas azules.
Tus tequieros.
Tus dudas. Tus certezas.
Tus sombras...

Que creías en mí
y que tu corazón
me lo entregabas,
porque ya no era tuyo.

Que todo lo que allí
estaba escrito,
era recíproco
y que los dos, tú y yo,
jurábamos cumplirlo,
parasiemprejamás.

-Lo firmé, por supuesto-.

Pero... no reparé,
en la letra pequeña.

21 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La letra menuda siempre nos mata. UN abrazo desde esta ternura colombiana. Carlos

Anónimo dijo...


Encantador, tierno y con una chispa de ironía?... Un regalo tus poemas. Luis.

carlos perrotti dijo...

La "letra pequeña" merece otro poema tan magnífico como éste, Soco, poeta.

Abrazos y más abrazos.

MaRía [Capri ] dijo...

Quien puede fijarse en la letra pequeña, cuando una mirada es poesía y el amor la más hermosa melodía, quien puede fijarse en la letra pequeña cuando se entrega el corazón a pecho abierto y la marea nos envuelve con su calma y nos sacude con su inmenso poderío
Precioso poema Soco, tan veraz como sentido, tan inmenso como ese mar que amamos

besos y abrazos de mar de otoño

MANU dijo...


Mi último cigarro y la luz la calma y la belleza de tus versos, completan un día feliz.

Musu handi

Mirella S. dijo...

Además de ser un poema encantador, también tiene el suspenso final de saber qué decía la letra pequeña.
Un gran abrazo, Soco.

Chelo dijo...

Uf! La letra pequeña, hasta en los poema aparece. Precioso poema. Un abrazo.

Laura dijo...

Maldita sea.
Con lo bien que iba... ese final me sorprendió.
Siempre hay que leer la letra pequeña, venga de quien venga.
Besos.

José Manuel dijo...

Una vez más tu poema, Soco, extraordinario. Me encanta.
El suspense de la letra pequeña, como nosotros mismos, nuestros sueños y promesas, pueden ser superados por la vida, el tiempo, o la distancia. La firma, como el contrato, como el aquí y ahora, deben ser cada mañana actualizados.
La vida es eso, vida.
Muchas gracias.

Ernesto. dijo...

¡Maldita letra pequeña!

En cualquier "contrato" de la vida... Éste parecía único, bello, de por vida. Ya también lo hubiese firmado...

Un bonito poema. Un retazo de vida contado con dulzura. ¡Realismo!

Fuerte abrazo Soco.

TORO SALVAJE dijo...

Ay... esos dos versos finales.
Dos puñales escondidos.

Besos.

PIEL ROJA dijo...


De cualquier motico, hecho, consecuencia, sentimiento, tú, un bello poema. Vives en, por, de, en, porque...la poesía.

Siempre el mismo placer. Osvaldo

Ana Muela Sopeña dijo...

Un gran poema, Soco:

Me da mucha alegría volver a pasar por tu blog. He estado un tiempo algo inactiva por tener que cuidar de mi madre (93 años). Sigo con esa tarea, pero ahora tengo algo más de tiempo porque estoy de vacaciones.

Este poema es para enmarcar. Sirve como reflexión.

Con gran elegancia nos adentras en los territorios del amor y el compromiso. Ay, ay... que muchas veces esos contratos no se cumplen...

Bellísimo
Un abrazo enorme
Felicidades
Ana

Maru dijo...

Ay, ay, ay, cuántas veces nos saltamos la letra pequeña, la mayoría, diría yo. Buen relato convertido sabia poesía con visos de realidad. Un abrazo Soco.

Sandra Figueroa dijo...

Un poema precioso y que me llega al alma al recordar que tampoco repare en la letra pequeña. Saludos.

María Dorada dijo...

Es así, a veces, no damos importancia a la letra pequeña, y es la que más importancia tiene.

Besos.

Ángela dijo...

No se puede expresar el amor más bonito, más real, y más vivo de lo que tu nos lo brindas.
Los contratos...creo que también existen con "grandes palabras".
Un inmenso abrazo Soco.

PAUL dijo...


C'est si magnifique... Merci, avec mon amour.

Joaquín Galán dijo...

La letra pequeña no existía entonces,estoy seguro.Surgió con el tiempo,fue apareciendo letra a letra cada día que pasaba.En este tipo de contratos suele ocurrir así.Pero es la vida,con todos sus rincones al descubierto.

María Socorro Luis dijo...


Muchísimas gracias a todos, queridos amigos de versos. Y besos para cada uno.

Tesa Medina dijo...

La letra pequeña del amor entre dos para siempre, es que es casi imposible que ambos cumplan ese hermoso contrato que describes hasta el final, Soco.

Un abrazo, poeta,