domingo, 13 de septiembre de 2009

IMPUNIDAD (Un relato de Ilune Díaz)



El asesino se acercó lenta y cuidadosamente, a la que pronto iba a ser una de sus muchas víctimas. Pese a su manso y sumiso aspecto, él sabía que no era una presa fácil: estaba más fornida y corpulenta que el resto de sus hermanas. Y por eso, precisamente, prefería matarla a ella.

Giró la manilla de la puerta que daba a su habitación, y entró sin emitir ni un solo sonido. De lo contrario, se le escaparía y eso sería nefasto para él, pues desbarataría todo su empeño por degollarla...

Una vez frente a Gina, pudo comprobar lo profundamente dormida que estaba, y aprovechando esta situación, se abalanzó sobre ella como una fiera sedienta de sangre.
Para sorpresa del cazador, Gina era mucho más escurridiza que las anteriores.
Protegida por el grueso manto de oscuridad que bañaba la habitación, logró salir de ésta, y tan sobrecogida como asustada, corrió hacia el huerto, permaneciendo escondida durante unos breves segundos que a ella le parecieron eternos.

Oculta entre los girasoles, advirtió los siniestros pasos del asesino que se le acercaban sigilosamente. No obstante, decidió permanecer quieta hasta estar segura de la dirección que debía tomar para esquivarle y salvar su vida. Era demasiado tarde; estaba tan cerca, que de ninguna manera le iba a ser posible escapar... Sintió estremecida, la respiración del asesino sobre su nuca y despavorida, forcejeó sin demasiado éxito... hasta que desistió en su último intento por sobrevivir.

Sin escrúpulo alguno, éste le cortó el cuello, decidiendo más edelante, que había quedado demasiado exhausto, como para despellejarla también. Éso lo haría mañana, a primera hora, después de limpiar la espeluznante escena del crimen.

Se sentía satisfecho por el logro de haber matado a la gallina más gorda y deliciosa del corral. De esta manera, ya tenía una suculenta comida que ofrecer a las visitas que esperaba al día siguiente.



*****************************
Ilune es mi nieta. Está despertando su afición por la escritura. Gracias, Ilu.

15 comentarios:

arobos dijo...

Tiene una buena maestra.

Mikel dijo...

Muy interesante.
Me ha encantado la sorpresa.

Un beso para cada una.

Mikel

Juanma dijo...

Mi mayor enhorabuena para Ilune, no sólo ha contado una historia de esas con final sorprendente (que es una de la claves principales), sino que la ha narrado muy, muy bien.

Besos a las dos.

ilune dijo...

Gracias abuela, me alegro de ver aqui un cuento mio. La pena es que casi todos los demas estan escritos en euskera y no los puedes leer pero bueno ya te los traducire. muchos besos de parte de Irati y mia.
Ah, y gracias a esos tres comentarios :)

Arantza G. dijo...

Muy bueno...
Felicidades por la artista.
Besos para ambas

ADELFA MARTIN dijo...

¡AHHHH JIJOS!, a mi ya se me habìan erizado todos los pelitos de mi cuerpecito, jajajaja


està ...no bueno, genial (una lecciòn para los mal pensados y ademàs algo sòrdidos)

abrazos

Inma dijo...

Felpcitaciones, Ilune. Has escrito un cuento redondo.

Gracias por compartirlo. Un beso.

Inma

Piel Roja dijo...

Muy bien contado. Te mantiene el suspense hasta ese final sorprendente...
Me ha gustado mucho, Ilune. Sigue escribiendo, tienes un lector seguro...

Osvaldo

Maria Sanguesa dijo...

Illune tiene buena madera, es un estupendo relato en el que consigue jugar con el lector hasta el sorprendente final. Muy bien. Os mando muchos besos a las dos.

Mertxe dijo...

Anímala, Soco, no la dejes de la mano. Ella no podria soñar mejor musa de tú, y tú, por supuesto, a nadie más a propósito para iluminar.

Un abrazo, guapa.

beker dijo...

Tiene madera y la inquietud para juntar palabras con sentido... muy bien.Un abrazo

Susana dijo...

Ya sabés Ilune. Vos a seguir escribiendo, que lo hacés muy bien.

Abrazos para las dos.

Su

Pilar dijo...

Excelente tu cuento Ilune. Me ha mantenido en vilo hasta ese final inesperado.

Felicidades y abrazos para repartir.

Pilar

Graciela L dijo...

Un bello cuento Ilune. Gracias por compartirlo. Y seguí escribiendo.

Desde B.Aires, un abrazo.

ruben dijo...

Pues que no lo deje nunca.
Imaginación y estilo ya lo tiene.
Un beso para Ilune