viernes, 9 de octubre de 2009

POEMAS EN OTOÑO



DESAYUNO CON SINATRA


Placidez de otoño en la cocina:

Los armarios respiran tranquilos.
Los grifos están mudos.
Sin restos de cal
el lavavajillas.
Y la vitrocerámica reluce,
casi,
como un anuncio de Balay.

En los estantes, botes de cristal:
pastas inglesas
y otras, con menos pedigrí...

Afuera, en el jardín,
las hojas del otoño son cometas
en búsqueda de algún sueño perdido.

Subo el volumen de la música.

Detrás del frigorífico
veo asomar
la sonrisa total de Frank Sinatra.
Y, me siento volar...

Tomaré un té cargado de recuerdos
- me digo -

22 comentarios:

Julia dijo...

Qué inspirada has estado Socorro. Qué hermosa forma de pintar la calma de una mañanita en la cocina.
Cariños amiga.

arobos dijo...

Has convertido lo cotidiano en poesía de manera sencilla y elegante.

Susana dijo...

Te acompaño con ese té y con Sinatra.
Que bonito sentís el otoño.
Gracias por dejanos tan bellos versos.

Jose Zúñiga dijo...

Llega hasta aquí el aroma, el sosiego.
Bss plácidos.

Mikel dijo...

Un té con pastas ingleas, una canción de Sinatra, un cálido dia de otoño...
Y una poeta para sentirlo.
Encantador. Mikel

José Ignacio dijo...

Me gustaría saber que precedió a ese momento. La cocina de casa no consigo dejarla en ese grado de orden, me refiero sobretodo a los armarios. Es posible que contemplando las primeras cometas de otoño olvide los deberes.
Tienes suerte amiga, la última vez que moví el frigo apareció solo un montón de polvo.
Hasta pronto

MÓNICA dijo...

Que lindo es tomar un te cargado de recuerdos, en una hermosa y gris mañana de otoño, gracias por regalar dicha sensación.
un abrazo poeta

marisa dijo...

Yo también, querida Soco, me tomaré contigo una taza de té cargada de recurdos...besos guapa

ade dijo...

- Hermoso tu poema, hermosa tu manera de volar. Sabes Soco a mi me gusta el otoño con su mezcla de ocres y amarillos y su total desnudez. Besitos. Ade

Piel Roja dijo...

Me gusta Sinatra y me gusta el otoño con sus cambiantes paisajes.
Y me gusta mucho, mucho tu poema, y eso ya lo sabes.

Besos que buscan sueños.

Mertxe dijo...

Y yo me sentaré contigo, cargada de tristezas que relucen como una encimera recién fregada, recordaremos junta, tú desde tu té, yo, café adentro. Y a las dos nos sonreirá ese hombre pequeñito tan enorme.

Soco, un hermosísimo y genial poema.

Malen dijo...

Las hojas del otoño son cometas
en busca de algun sueño perdido...Qué hermoso...
Eres una poeta estupensa.

Inma dijo...

Precioso Soco, precioso.
En esta mañana gris y lluviosa es un placer encontrarse con tus vewrsos.

Abrazos .

La Calderón dijo...

La verdad, es que lo mires por dónde lo mires, el otoño tiene un encanto especial, y tú, una gran habilidad para extraer poesía nada menos que de la cocina ¡¡A mi nunca se me hubiera ocurrido!!
Un abrazo desde mi sur,hasta tu norte.....
Susana.........

ADELFA MARTIN dijo...

¡PERFECTO!, y de fondo, My Way...¿que mas se puede pedir?, esa magia en la que sabes envolvernos, mi querida amiga, vale ORO...

abrazos

ADELFA MARTIN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MiLaGroS dijo...

Que genial Soco. Aunque llego un poco tarde. ¿ Te queda té para mi?. Un beso.

Gustavo dijo...

Una taza de té, unas pastitas inglesas y la voz de Sinatra...¿ me invitas?...

Y un abrazo inmenso para vos.

Juanma dijo...

Inmenso y delicioso. Ya desde el principio con esa "Placidez de otoño en la cocina"...y es que la cocina es la parte má otoñal de la casa, ¿no?

Me ha encantado.

Besos.

Fernando dijo...

Tu modo personal de andar por casa.
Me ha gustado.

Lola Torres Bañuls dijo...

Muy bonito. Me alegra leerte con esa nostalgica taza de té al fondo.

Un abrazo.

ruben dijo...

Si suena extraños en la noche yo bailaría si estuviera solo hasta con la escoba.
Un beso