sábado, 3 de julio de 2010

MIS POEMAS : ESCENA





Los dos
son muy educados.

El salón de la casa. Ella teje.
Dos ovillos - blanco y negro -
bailan en un cestito.
Hay rosas rojas en una mesita.

Él mira la tele.
A menudo alarga el brazo
y acaricia la nuca - la de ella -
Ella sonríe. Lo mira y sonríe.

Él saca un cigarro.
Lo enciende.
El humo toma el espacio vacío.
Se adueña. Se expande.
Se recrea. Se demora.
Se queda...

Ella tose:
Podrías ir a fumar afuera.
- susurra -
Él apaga el cigarro
con un gesto de amable concesión.
Y el humo queda allí a mirarlos,
tranquilo...

Hay rosas rojas sobre una mesita.

Ella mira el reloj. Se levanta.
Sonríe.
Qué quieres para cenar ?

Los dos son muy educados...

27 comentarios:

Rosa María dijo...

La monotonía es la muerte de las nuevas ilusiones, el luto adelantado y la tumba abierta a la alagría. Una caricia por sistema es como el roce molesto de un zapato en un hermoso pie.
Bello relato amiga Soco. La verdad que me me recuerda a la noria que dando vueltas y más vueltas; siempre está metida y centrada en su eje. Los espacios son lugares para indagar, buscar usar y escudriñar.
Besiños desde mi Ferrol(Galicia)
Rosa María

virgi dijo...

¡Uf, demasiada educación huelo!
No llegará ese humo muy lejos.
Mi querida Soco, eres una delicia.

malena dijo...

Me parece que se trata de una pareja que ha pasado mucho tiempo juntos, que han conservado la amistad...quizá la pasión se perdió pero que existe el cariño y respeto que se adquiere al vivir toda una vida juntos.

Muy bello, dejas que cada quien interprete.

Saludos abrazo, te quedó lindo.

malena dijo...

Me parece que se trata de una pareja que ha pasado mucho tiempo juntos, que han conservado la amistad...quizá la pasión se perdió pero que existe el cariño y respeto que se adquiere al vivir toda una vida juntos.

Muy bello, dejas que cada quien interprete.

Saludos abrazo, te quedó lindo.

egomanías dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
egomanías dijo...

Hoy he encontrado tres poemas que, no sólo son estupendos, me han dejado cuadros pintados en la mente.
Leyendo tu poema, querida Soco, he visto las imágenes como si fuera dentro a una película, donde el ritmo acompasado de la cotidianidad, queda suspendido como el humo, en espera del huracán que rompa tanta densidad.
Como siempre tu poesía me deja prendido, vuelvo a leerla.
Besos.
Leo

mariajesusparadela dijo...

Demasiada educación y poco sentimiento. Creo.

Susana dijo...

Me parece un poema buenísimo. Bajo la apariencia tierna y educada veo una tremenda denuncia, ante la desconsideración y el egoísmo del fumador activo...
" el humo toma el espacio vacio.
Se adueña. Se expande.
se recrea, Se demora,
Se queda..." Me parece genial

Besos para vos. SU

FERNANDO dijo...

"Él apaga el cigarro
con un gesto de amable concesión"

Desconsideración e hipocresía teñida de educación. denuncia y fina ironía. Como siempre me sorprendes y me dice mucho y bonito. Fer

Pedro F. Báez dijo...

Retrato fiel y verosímil de la cotidianidad y la costumbre. No sólo entre parejas. Podría incluso ser un monólogo. Impecable y delicioso como todo lo tuyo. Besos para ti, Soco.

Marta N dijo...

Escena cotidiana. Hay humo y ella tose.
¿educación o sumisión?
El fuma, solo apaga cuando le insinuan
¿educación o dominio?...

Un poema magnífico, muy bien presentada la escena.

Marta

migli2007 dijo...

Estupendo tu poema, Soco.
Mucha educación....poca pasión.
Es casi como un film!
Un abrazo. Migli

Piel Roja dijo...

Me recuerda lo de "porque te quiero te aporreo"
Es muy común el abuso contra los fumadores pasivos, que por no atreverse o por "educación" soportan el mal que les están haciendo.

De una manera delicada, sutil, y fina ironía, lo describes en este poema.

Besos sin humo. Osvaldo

rubén dijo...

Haces que vea la monotonía en un poema sencillo.Versos con imágenes.
Besos

Montxu dijo...

Veo quemarse el tiempo entre tristeza amable de quién se a dicho ya todo.

Me gustó Soco, muxus

AROBOS dijo...

Este poema es como un cuadro pintado con cuatro hermosísimos brochazos. Esa es la escena cotidiana, dibujada en sus rasgos más llamativos. Cada cual la observa y la interpreta a su leal saber y entender. Como siempre, una maravilla de versos.

Maria Sanguesa dijo...

Como una estampa de costumbres, el tiempo se teje y se quema, al igual que un viejo film en blanco y negro... precioso poema de rutinarias caricias y tareas. Un abrazo muy fuerte.

Jose Zúñiga dijo...

Me sorprende el poema, Soco, tan narrativo. Y me gusta.
Muxu

Paloma Corrales dijo...

En realidad más que una escena es un corto, lo he visto, con todo detalle. Lástima que la educación apuntale a veces lo que ya se derrumbó.

Besos multiplicaos ;-)

Juanma dijo...

Pero qué maravilla, Soco, amiga mía. Es tan difícil hacer algo así. Dice más en lo que no dice y enseña que en lo que dice. Es una barbaridad el poema. Es tremendo. Me encantó.

Besos.

beker dijo...

El amor pasa por distintos estados durante la vida, yo lo veo perfecto. Besos

MiLaGroS dijo...

Genial. Me encanta. Muchos besos

Anónimo dijo...

Un poema casi visual que sugiere mucho mas de lo que dice.
la mujer que asume el humo que le hace toser, como una parte de la convivencia y el hombre insensible que se aprovecha por comodidad de esa sumisión. Como dice Juanma un poema tremendo. Un placer.

Luis

INMA dijo...

Me ha gustado mucho este poema que describe una escena aparentemente normal, pero con la presencia de ese humo que los domina. Yo sé mucho de eso...

Abrazos y geacias. Inma

ADELFA MARTIN dijo...

El paso del interès al aburrimiento,suele estar escarchado y ser àspero,
aunque a veces-con frecuencia- queda cubierto
por la indiferencia...

abrazos

Mikel dijo...

A veces la "educación" impide decir lo que se siente...

Esre poema sugiere mucho, me ha encantado. Mikel

Mertxe dijo...

Fíjate, mientras leía, tenía en la cabeza 'Le déjeuner' de Prévert. Aquél, cruel en la forma; y éste peor, mucho peor, porque es cruel en el fondo.

Soco, hermosa mía, has sido un nuevo placer.