viernes, 23 de julio de 2010

MIS POEMAS



PARÍS ... OH, L´AMOUR ...


Una tarde de lluvia,
una cafetería de París.

Lo miré. Me miró.
Sonrió. Sonreí...
Se acercó.
Preguntó,
no recuerdo qué fue...

Un saco sport a cuadros
gris oscuro.
Corbata azul ?... Tal vez.

Ojos enamorados,
pelo rubio
y una sonrisa cien.

El chico de mi vida - decidí -

Y en un minuto
inventé su nombre,
su historia,
sus costumbres,
sus libros favoritos...

Completé su perfil.

Pero de pronto
una mujer hermosa
apareció...
Lo abrazó. Lo besó
La besó. La abrazó...

Lo miré. Me enojé.
Me miró...
Estoy segura
que se avergonzó...

Los miré. Los odié...
Y me marché.

Decepción.

21 comentarios:

egomanías dijo...

Soco, me quedo embelezado ante la belleza que logras con tus versos. Los tuyos son versos vivos, con música propia, como te he dicho cuando leo tu poesía, delante a mi aparece una escena, la vivo, y esta vez, no se porqué he sentido hasta la voz de Edith Piaf que canta el estribillo de "La Vie en Rose" cuando se besan. Simplemente me encantas aunque cuentes la decepción.
Un beso.
Leo

SARA dijo...

! Qué bueno! !Qué simpático! !Qué festivo!...
Y ese tono tan travieso... Un poema justo para el verano.

Eres genial... Un montón de besos. Sara

Anónimo dijo...

Coincido con Sara. Me gusta ese tono travieso, desenfadado, informal, que das a este poema. Muy acertado el título.

Encantador. Besos. Luis

Pedro F. Báez dijo...

Divino este poema-drama en lenguaje coloquial, Soco. Ocurrente y conciso, con un toque de negrísimo y refinado humor. Otro triunfo que te anotas. Pasa un hermoso feliz fin de semana junto a los tuyos. Beso grande para ti.

Juanma dijo...

Ja! Genial. Toda una historia de amor, al completo.

En mi futura novela (ay, cuándo será...) hay un pasaje algo similar. También en París. Coincidencias.

Besos, coincidentes. De los cuatro.

Jose Zúñiga dijo...

Me gusta cuando juegas porque te haces más niña.

Piel Roja dijo...

Mi segunda lectura, con mi segundo café. momentos poéticos dobles y doble felicitación.

!!!Delicioso!!! Osvaldo

Rosa María dijo...

Querida Soco: Lo que no te ha podido llevar, ha sido el momento que le dedicas para formar su perfil a la par de la ilusión del instante. ¿Decepción? ... ¡no!; decepción sería si ves a la personas que te trasmite el fuego de la idolatría y lo apagas con el agua de la indiferencia. Es bello ser feliz, aunque sea fugaz, efímera y con el fin de la película; "Chico y Chica no se Besan". Conclusión; los sueños, sueños son.
Un biquiño.

AROBOS dijo...

Con lo bello que hubiera sido en París...

virgi dijo...

Enamorarse y desenamorarse.
Genial.
No todo el munco tiene esa capacidad, reversible en un momento.
¡Ah, Soco, eres una delicia!
Mis besos, mis sonrisas.

Amante de la poesía dijo...

Oh, L'amour...
.Te paseas por cualquier registro, en este caso por el humor, con una soltura envidiable. Siempre hay belleza.

Susana dijo...

Que lindo enamorarse en París, aunque sea solamente por unos minutos...

Me gusta el tono irónico y juguetón.

Un beso. SU

beker dijo...

Un paseo de puntillas por un encuentro de amor, con frescura y con un toque de gracia; maginifico. Besos

Mikel dijo...

Eso hay en este poema, frescura y gracia, coincido con Beker...

Eres asombrosa. Mikel

Graciela L dijo...

Un poema hecho para sonreir, liviano y sincero. ¿ Quien no sintió alguna vez, un amor así, repentino y espontáneo, y tan fugaz...?
Me ha encantado. Y por supuesto me lo llevo.

Besos para vos.

Paloma Corrales dijo...

Tiene la frescura de la ilusión, me encanta.

Besos ilusionados.

Pilar dijo...

Te dejo una sonrisa y un abrazo muy fuerte.
Encantador...
Pilar

INÉS dijo...

Pues a mi me ocurre, eso de enamorarme de pronto..Ja ja ...Y no es broma.

Una gozada.

Javier dijo...

Me ha gustado mucho. El embrujo de París, una ilusión, la decepción...

Hay mucha vida en tus poemas.

Un abrazo Javier

María Socorro Luis dijo...

Mil gracias por vuestra presencia y palabras. Sois todos muy amables y buenos amigos. Besos y besos

Marta N dijo...

París, la ilusión, el amor...

Encantador, símpático, tierno...y la decepción.