viernes, 10 de junio de 2016

Aún están ahí



Son muchos.
Vienen del horror
de su tierra hecha escombros.
Inseguros.
Con fiebre. Con pena.
Huelen a miedo. A llanto.

Algunos se quedaron
vagabundos del mar
Allí, donde el silencio
se duerme en el latirdecaracolas.

Otros caminan
por tierras de orillas infinitas.
Y nadie los despide.
Nadie sale a su encuentro,
para ofrecerles agua
para el camino incierto.

Solo encuentran silencio,
fronteras con cuchillas,
portones con cerrojos...

Solo el frío, la lluvia,
lanocheensimismada  los contempla.

Pero no pasa nada.

Que es
morir de frío, hambre, orfandad?




27 comentarios:

MALENA dijo...

Gran poema, Soco. Inmenso.

!Y no pasa nada!... Besazo

P MPilaR dijo...

'Oler a miedo'
incomparablemente peor es el oler a 'no pasa nada'
Vaya, Soco, otro escalofrío,
y de nuevo, belleza, el poema
Musu

P MPilaR dijo...

'Oler a miedo'
incomparablemente peor es el oler a 'no pasa nada'
Vaya, Soco, otro escalofrío,
y de nuevo, belleza, el poema
Musu

Elisa Alcántar C dijo...

el miedo paralogiza voluntades
así como el egoísmo
por eso el mundo humano repite y repite esclavitud y abuso

abrazos

Mirella S. dijo...

Un poema lleno de humanidad, cuando la humanidad se ha olvidado de los que escapan para vivir.
Precioso, Soco.
Un enorme abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Solo encuentran a los hijos de puta que somos...

Fina Tizón dijo...

Una triste realidad...
Como siempre, impecables versos, Maria.
Lindo fin de semana para ti
Fina

Daphnelaluna dijo...

Tu poema llega hasta el alma Soco.
El horror de las imágenes hombres mujeres niños, sin miramiento de edad que huyen aterrorizados del dolor el hambre la tortura, la muerte y todas estas miserias, tienen origen en los gobiernos corruptos, y en todos los borregos que nos cruzamos de brazos.

Besos poeta.

ANÓNIMO II dijo...

Por esos miles de vagabundos del mar. Por su recuerdo...

Gracias, poeta

MARTA N dijo...


Llaman a la justicia del mundo. pero no pasa nada...

Me uno a tu mensaje y te abrazo.

Maria Rosa dijo...


El papa ha dado el ejemplo, pero los países no los quieren recibir. ¿Qué nos pasa a los humanos?

mariarosa

Elsa dijo...

Los huérfanos por falta de solidaridad social peregrinan...

Un gran poema,Soco!!
Cariños

Elsa dijo...

Los huérfanos por falta de solidaridad social peregrinan...

Un gran poema,Soco!!
Cariños

María Socorro Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Socorro Luis dijo...


Nos pasa, Mariarosa, que hemos perdido la capacidad de amar.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Mientras ellos están ahí, nosotros estaremos aquí confundidos, sin sentir la libertad del espíritu, ciegos y aferrados a la materia...Ojalá nuestros gobiernos aligeren decisiones y trámites y todos puedan llevar una vida digna...Ojalá pare la guerra, ojalá...
Mi abrazo y mi cariño, Soco.
M.Jesús

AUGUSTO dijo...


<<pero no pasa nada,
¿qué es morir de frío, hambre y orfandad?...

Mil aplausos a tu poema, con un gran abrazo

CARLOS dijo...


Aparcados en las fronteras, olvidados. Ningún país los quiere.

¿Donde les Tratados internacionales?... buenas noches, poeta

Anónimo dijo...

Millones necesitan urgente un refugio, unas manos tendidas... Ayudadles!!!

Amapola Azzul dijo...

Frío, lluvia, y todas las demás inclemencias de la vida para los huérfanos de amor.
Bello poema Soco.

Un abrazo.

JAVIER dijo...

Refugiados, casi cinco millones de seres humanos sin futuro. Y no pasa nada...

LUIS dijo...


Vergomzoso. España, por ejemplo, tiene el compromiso de acoger a 18.000 refugiados y no ha llegado, ni con mucho a esa cifra. Salud

virgi dijo...

Tan triste y penoso, Soco, que me parece increíble que estén pasando esas desgracias con seres como nosotros, seres que huyen o simplemente quieren una vida mejor.

SIL dijo...

Y nada pasará.
Las entrañas de la Tierra se han vuelto de piedra.


Mil besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Aquí en Colombia, por lo lados del Golfo de Urabá, se volvió paso de migrantes. En Europa desplaza la guerra. Aquí en Colombia, dentro del mismo país, la gente emigra del campo a las ciudades. Los llamamos desplazados de la guerra paramilitar y narco. Pero, bien lo dices. Qué indolente se es con ellos, como si no fueran seres humanos, condenados al hambre, el desarraigo y la orfandad. UN abrazo grande. carlos

Verónica Calvo dijo...

Es una vergüenza mundial.
Se abren las buenas palabras y se termina con malas acciones.

Abrazos

María Socorro Luis dijo...


Abrazos para todos con mi agradecimiento y cariño