martes, 26 de julio de 2016

Poemas de ayer : Tardes en Palermo




Recuerdo
aquellas tardes en Palermo.

Eran tardes de sol
con olor a glicinas.

Recuerdo
aquel sendero solitario.
-los árboles burlando
la luz reverberante
del ocaso naranja-

Recuerdo
tu tímida ternura.

El examen del día siguiente
y las pequeñas discusiones
sobre la teoría de Lombroso
que a mi me apasionaba.

La pena del regreso:
Espérame mañana...

Recuerdo
aquellas tardes de Palermo
Y aún
yo no sabía que te amaba.

30 comentarios:

SARA dijo...


Me encanta ser la primera en leer tu bello poema, aunque casi siempre ando tarde. Pronto tengo vacaciones y recuperaré lo perdido. Gran abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Lombroso fue duramente criticado.
Con el tiempo he comprobado que tenía razón en casi todo.
Lo que ocurre es que es "políticamente incorrecto".

Besos.

Amapola Azzul dijo...

Besos.

María Socorro Luis dijo...


A mi me convence bastante, Xavi. Lástima que la vida me apartó de esos temas tan apasionantes.

Gracias por tu cercanía. Besos, siempre.

FERNANDO dijo...

Por fin algo en común, las tardes en Palermo.
Vivo cerca y muchas tardes andamos por ahí, en el Jardín Botánico, preciosa en sus "senderos solitarios" y en sus bancos bajo los árboles.

Siempre un placer tus hermosos poemas. Fer.

FERNANDO dijo...

"errata": precioso

GEMMA dijo...


"Y aún
yo no sabía que te amaba"...

Como me gustan tus versos, Soco querida. Muchos besos.

María Socorro Luis dijo...


Sí, Fer, hablamos de Jardín Botánico. Abrazo

Daphnelaluna dijo...

Bella poesía, plagada de nostalgia, llena de ayer, de hoy, donde fluye ese dulce encanto de recuerdos sin ropaje ni aditamento alguno.
Como siempre mi admiración Soco.

Besos querida poeta.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

ahh recuerdos viejos colgando del morral
con esa inocencia que nunca vuelve

abrazos Soco

carlos perrotti dijo...

Me encanta la sonoridad, la cadencia de tus versos, esa melancolía... De ahora en más me quedo por aquí, con tu permiso.

María Socorro Luis dijo...


Bienvenido, Carlos. Estás en tu casa.

Gracias y abrazo hasta el Sur

L MARCELO dijo...


Ay, Soco.

Cuando te pones tierna y nostálgica, me puedes ...

Abrazo de siempre.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Lombroso y sus teorias de criminalística, bien pueden estar en esa nostalgia de un amor que no era, y era. Encantas tu versos de Palermo, porque la nostalgia, siempre será bella, sobre todo cuando la salpica el amor. UN abrazo, apreciada Soco. Carlos.

MARICARMEN dijo...


Musicales y rítmicos, tus versos a la añoranza y al recuerdo. Siempre destacables tus finales

Besos y un ramito de glicinas.

SUSANA dijo...


Me encanta que sea precisamente Palermo tu lugar de referencia, donde descubriste el amor...Es así ¿no?...

Un abrazo enorme desde tu-mi Baires.

JUAN A dijo...


Paso a pasito llego a ti y el remanso, la calma, la caricia de tus versos.

Mi abrazo

María Socorro Luis dijo...


Es así, Susana, este vez sí, autobiográfico. Sin que sirva de precedente, eh?...

Otro abrazo, también enorme, para ti

Elsa dijo...

Cuando uno aún no sabe que ese "lugar",al cabo del tiempo, será "su lugar en el nundo"..

Cariños, más rosas y glicinas,desde buenos aires.

Elsa dijo...

debe decir: MUNDO

Mª Jesús Muñoz dijo...

Recuerdos que siguen siendo presente continuo, amiga...Muy bello y nostálgico.
Mi felicitación y mi abrazo siempre, Soco.
Feliz finde.
M.Jesús

Ernesto. dijo...

Coincidimos en el dibujo:) Creo que nos debemos un café! jajjajajaa...

Bonito poema, Soco. Siempre con esa calidad natural.

Un gran abrazo.

INÉS dijo...


Nuestros abrazos del sábado, con nuestro cariño y admiración, profe.

María Socorro Luis dijo...


El dibujo, Ernesto, lo "robé" de tu blog, y te lo advertí.

Gracias y abrazo. Café pendiente para otoño

Maria Rosa dijo...


Se acerca el tiempo de primavera y los paseos en Palermo serán la gloria de muchos de nosotros. Si vieras el rosedal como lo están arreglando, en unos meses el perfume de las rosas se convertirán en un placer para el caminante.

mariarosa

Ita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Socorro Luis dijo...


Lo siento, Ita, desconozco esos datos de Jose.

Saludos

Lujan Fraix dijo...

Me dejas sin palabras querida amiga. Esa dulzura que tienen tus versos, es como dejar tu alma al descubierto.
Un gran poema como todos los tuyos.
Besos grandes.

AUGUSTO dijo...

Delicioso. Siempre un placer. Besos

María Socorro Luis dijo...


Gracias miles a todos y a cada uno por vuestra amabilidad y afecto.