martes, 31 de enero de 2017

Momentos












                    Laberinto

La nada.
El antes y el después de la nada.
El espacio.
El misterio del tiempo.

La mágica aventura de la vida

Los recuerdos que llegandelayer
-y tal vez del mañana-
El después de la muerte.
La razón de vivir. Elporquédequererte...

Dímelo tu, conoces la salida?...


                      Muros


No puedo entender
por que ahora, y en mi país
se habla tan mal del muro de Trump.
Acaso no es un muro 
las alambradas con cuchillas,
que impiden cruzar nuestra frontera?
No son la misma vaina
                             -que diría Gabo-?...

Yo a eso, lo llamo hipocresía.

Y detesto los muros
sean de alambre, acero u hormigón.


                    Escríbeme


Es medianoche,
y no sé lo que quiero.
Dormir? Soñar?
Escribir un poema?

Dime algo, amor,
Ven. Siéntate aquí conmigo.
Un gin-tonic? café?
Solo un abrazo?...

Escríbeme una nota.
Anda... Escríbeme untequiero.

29 comentarios:

SARA dijo...


!Cuanta belleza querida Soco! Me enamora siempre tu poesía, tu mirada certera y sabía, tu sentimiento... Tres momentos, tres magníficos mensajes.

Tres abrazos

Maru dijo...

El momento MUROS es tan auténtico como tú. Bellos y sabios tus pensamientos Soco. Fuerte abrazo.

Paul dijo...


J'aime beaucoup cette tendresse. Bisous.

MANU dijo...


"Anda...Escríbeme untequiero"...

Gabon ta musumila

carlos perrotti dijo...

Cada momento pero en especial el primero me han conmovido. Tal vez por identificación en cuanto a temática, digo... Pero la idea de que las grandes preguntas que los humanos nos hacemos desde el fondo de los tiempos son un laberinto es maravillosa. Nos hacemos esas preguntas y pese a las respuestas que venimos dando por los siglos de los siglos no encontramos la salida a cada interrogante.

Abrazo, Soco.

Mª Jesús Muñoz dijo...

La mente y el corazón mano a mano entre tus versos...Ahí estamos todos, tratando de encontrar ese equilibrio entre la idea y el sentimiento, mientras vislumbramos el misterio de la vida...
Mi abrazo y mi cariño, Soco.
M.Jesús

Maria Rosa dijo...

Tres bellos poemas donde el lector se ve reflejado en uno u otro verso. Maravillosa imaginación de poeta que vive la actualidad y sufre, no sólo por lo propio, también por la sociedad qu nos rodea.

mariarosa

Sneyder C. dijo...

La belleza siempre anida en tu espacio, entre recuerdos del ayer y esos muros que aprisionan la libertad. Mientras dejas que el alma se ponga a soñar para que los bellos momentos se sienten a tu lado prendido a un tequiero…

Siempre mi cariño y un cálido abrazo Soco

Carolina dijo...

Cada poema es precioso y de una de belleza entrañable, que me gusta.

Me quedo por aquí, para seguir leyendo.
Muchas gracias por tu visita.

Besitos de luz

Mirella S. dijo...

Qué suavidad para decir, pero también qué firmeza y convicción.
Tres momentos tuyos que se quedaron conmigo.
Besos, Soco.

L MARCELO dijo...


Así es tu poesía, Soco. Es suave, profunda y casi tan dulce como tu.

Besos y tequieros.

Maria Rosa dijo...

Hola Soco; vengo a agradecerte tu comentario. Me ha emocionado.
Mis personajes van surgiendo de una realidad a la que yo le agrego mi imaginación. "La niña del subte" es real, a cierta hora de la noche, los trenes de vienen de Retiro hacía el suburbano, traen niñas y mamas cargadas de bolsas que retiran de las panaderías céntricas.
Y "El duende de los libros" nace de un personaje verdadero que encontré en una libraría de Bariloche. Los diálogos, fueron reales, lo demás es pura imaginación de cuentera.

Un abrazo.

mariarosa

Amapola Azzul dijo...

Yo quisiera soñar pero ya no soy capaz.

Un abrazo.

Besos.

Amapola Azzul dijo...

Yo quisiera soñar pero ya no soy capaz.

Un abrazo.

Besos.

GRACIELA dijo...


Si, son la misna vaina, y la misma hipocresía. , Me encantan los tres, pero eso ya lo sabés.

Abrazo porteño

ANÓNIMO II dijo...


Sinceros y directos, de lo espiritual a lo terrenal. Y siempre con esa sencillez y ternura tan tuya.

Mi abrazo, poeta

TORO SALVAJE dijo...

Lo que daríamos por un tequiero de verdad...

Besos.

PEPE LASALA dijo...

Es toda una trilogía poética Soco. Muy bonita. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

PIEL ROJA dijo...


Mi café sabe hoy a Universo, a mundo desquiciado y a corazón.Gracias, siempre por el regalo de tu poesía.

SUSANA dijo...


Pienso igual que vos. Por eso me cautiva leerte.

Abrazo desde un tórrido Baires.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

la vida toda es ese sentido...el momento
no hay de otra
somos el compendio artesanal de un instante consciente

enhorabuena Soco, tus poemas siempre dejan buen sabor de boca
abrazos de sol :D

Anónimo dijo...

Hola Soco.
Soy Maricarmen C. Me encantó escucharte recitar el pasado mes de diciembre en el Altxerri.
Espero enterarme cuamdo vuelvas. Es preciosa tu poesia.

Saludos y abrazos. Maricarmen

Verónica Calvo dijo...

Los laberintos siempre nos llevan a una espiral.
En cuanto al poema del muro, qué verdad. Y mucha hipocresía y olvido, que Clinton ya empezó a construirlo.
Y terminando: un te quiero mejor que nada.

Besos, Soco.

Tesa Medina dijo...

La magia de la vida que está hecha de pequeños instantes, de algunos recuerdos que la memoría selectiva se encarga de perservar, de intuiciones de futuro que mantiene engrasada la esperanza.

Un te quiero y la soledad se habita de golpe.

Los muros con cuchillas, los simples e ineptos, a los que muchos les dan carta blanca con su voto, la zafiedad por encima de la sutileza, el desprecio a la cultura, los jóvenes sin futuro, los empleos por días, los sueldos de miseria... De todo eso tenemos en casa, y mucho.

Me quedo con tus hemosos versos, Soco, con tu sensibilidad que siempre me conmueve.

Muchos besos,

PILAR dijo...


Cada vez que me acerco encuentro mas belleza y mas emoción. Tus poemas abrazan.

Un montón de besos.

Lujan Fraix dijo...

Cuánta cercanía en estos versos que envuelven el alma.
La poesía como eje para enfrentarlo todo; la vida es eso: un ir y venir de secuencias divididas.
Belleza total.
Besos mi querida amiga.

Elsa dijo...

SIEMPRE ENLAZADA con la vida...con sus luces y sombras.

cariños SOCO.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Tres poemas que se conectan: la nada, un muro y un escríbeme.En los tres hay angustia: en el primero el descifrar el enigma de la nada y la existencia del mundo y las cosas. Un vacío que se llena, quizás con el mismo amor conque pide a su otra parte que resuelva la incógnita?. En otro, el muro, angustia humana por la hipocresía. Aquellos que se duelen del muro de Trump, también ponen muros, tapias, valladares para separar el amor. Y ese escríbeme, una bella angustia por una respuesta epistolar, como en los bellos tiempos de las cartas que uno esperaba abrir con el corazón al punto de eclosionar. Un abrazo. Carlos

María Socorro Luis dijo...

Gracias a todos por vuestras bellísimas palabras, siempre tan generosas. Os quiero.