jueves, 14 de septiembre de 2017

Calles de Buenos Aires




Una ciudad amada
hecha con luz de tango.
Una fecha, una hora
y el nombre de una calle.

El  parque tomado por la gente
y aquel paseo nuestro
intercalado
de pequeños paréntesis

Farolas en alerta.
Una mirada al puerto
-yo velero, tú viento-

La noche irreverente
que nos llega, así,
sin hacerse anunciar
y ese pequeño bar
con ventanas abiertas,
al Río de La Plata.

Tu modo diferente
de hablar y de reírte
y las horas que pasan de puntillas.

Tu tímida sonrisa
para decir,
amor, tengo que irme,
te llamaré mas tarde...

Y otra fecha, una hora
y el nombre de una calle.

24 comentarios:

Maria Rosa dijo...


Que hermoso recuerdo Soco. Buenos Aires y sus calles guardan historias de amores y recuerdos que no se olvidan.

mariarosa

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mirella S. dijo...

Un poema bañado de nostalgia y de imágenes de una Buenos Aires mucho más tranquila de lo que es hoy. Guardala así en tu memoria, querida Soco.
Un enorme abrazo.

carlos perrotti dijo...

Un Buenos Aires que permanece inalterable en tu recuerdo y que tu poesía re-dimensiona con románticos versos...

Abrazo porteño, Soco.

TORO SALVAJE dijo...

Qué delicia...
Dan ganas de pasear una y otra vez por tu poema.

Besos.

Fernando dijo...


Me has hecho ver el farolito de la calle en que nací, de veras.

Todos mis abrazos. Fer

Jota Azimut dijo...

Hola, Soco, además del mensaje en que describes un mosaico de sensaciones visuales y sanguíneas, me atrae principalmente, no sólo las figuras poéticas que creas, sino el ritmo vertiginoso que le imprimes a la escena como si quisieras describir a borbotones cada uno de los sentimientos que atesoras.

Gracias por tu creatividad, Soco y por dejar que pueda acceder a ella.

Es una delicia estar en tu casa.

Un beso.

PIEL ROJA dijo...


Espontaneidad, frescura, delicadeza, ritmo. Como siempre, belleza poética.

Como siempre, mi abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Gran homenaje con excelentes versos a una gran ciudad. Enhorabuena Soco. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

INÉS dijo...

Con el sabor de este bello poema,e dejo mi fuerte abrazo del sábado. t

MALENA dijo...


"Yo velero, tú viento" Me quedo con tan sugerente y bella imagen,

Besos con luz de tango, poeta

Malena

Lichazul oo dijo...

esto es para cantarlo con un bandoneón
nostalgia , pero de la linda


besos

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Yo o conozco Buenos aires, pero he oído mucho sobre la calla Corrientes.

Tu poema es una oda a la nostalgia, un tango Gardeliano.

Abrazos.

AUGUSTO dijo...


Otro de tus encantadores, delicados y especialmentesoco poema.

Es un placer, como siempre, disfrutarlo.

PAUL dijo...


Avec mom amour, bisous.

Sneyder C. dijo...

Hola Soco. Un poema lleno de sensaciones que nos llevan a través de cada verso a sentir esa dulce nostalgia.

Un fuerte y cálido abrazo querida poeta.

Julio dijo...

Me has hecho evocar una vez más las imágenes y las emociones vividas en Buenos Aires, su aire de tango, de ciudad en construcción, de noche y magia de cafés, teatros y librerías... ¡Qué buenos recuerdos! Con un abrazo. Salud.

GRACIELA dijo...

Encantador. Así como es nuestro Baires.

Me lo llevo y dejo besos para vos

danilita21 dijo...

Un romance de veleros, aquel que me encuentro en tus letras. Y como uno de esos barcos regresó por ahora de nuevo a los blog, a leerte, a escribir.

Que bueno verte de nuevo mi querida Soco, espero no me hayas olvidado ;)

Besos

Fina Tizón dijo...

...y cierro los ojos y escucho música y me pongo a bailar. Versos llenos de sensaciones...

Un abrazo, María

Fina

GUSTAVO dijo...


En el abrazo de tu poema, recorro esas calles bañadas en luz de tango.

Besos porteños, soco

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Tu nostalgia de poema nos lleva por la ciudad, sus calles y el amor. Siempre habrá un bar, y una despedida. UN beso desde mi cubil colombiano. Carlos

Mª Socorro Luis dijo...

Gracias y abrazos para todos. Feliz semana.

Mª Socorro Luis dijo...


Feliz regreso, Danilita. Claro que no te he olvidado. Besos