domingo, 26 de enero de 2020

Koembiyú (r)



Koembiyú era liviana,
diminuta.
Su piel color cacao
y sabor dulce de la yuca.

Su voz tenía
el sonido andino de la quena. 
Era maiz dorado.

No conocía el mar.

Me enseñó en guaraní
unas cuantas palabras:
Amiga, río,
árbol,
estrella, nube,
pájaro...
que laten cada día
en mi recuerdo...

Como tantos niños guaraníes
estaba condenada,
inexorablemente,
al destierro de este mundo roto:

Se la llevó una estrella.

29 comentarios:

Fackel dijo...

La leo como una plegaria, es precisa, medida, avanza un relato, y a pesar del trasfondo uno lo percibe todo como dulce: la niña Koembiyú, la estrella, tus letras. Que no el mundo fiero que es el destino de tantos seres. Uno parece estar viendo a la niña. No mencionar a la Muerte es fantástico, y esa estrella salva.

Me ha gustado mucho. Conozco a una persona de aquí que habla guaraní, aunque no tenga aspecto indio. Sigue por ese camino poetizando.

Amapola Azzul dijo...

Esa estrella que brilla cada día en tu poesía.

Besos.

Anónimo dijo...

Eres tú y tu sonrisa con esa niña que te enseña palabras en guaraní. Y es su mundo tan triste y a la vez tan feliz de esos niños.

Abrazo Coya, con sonido de quena. Fer

soco luis fernandez dijo...


Gracias, Fackel. Koembiyú significa Estrella y es una palabra preciosa que sabe a Cerro, a cóndor, a baguala...

Gracias también a ti, Amapola, Tú, tan dulce como era Koembiyú.

Fernando, tú sabes de su vida, de su mundo... Y a pesar, sus niños son tan felices, tan niños...

carlos perrotti dijo...

Conmovedor poema de un no menos conmovedor corazón de poeta...

Abrazos, Soco. Muchos.

Ana Muela Sopeña dijo...

Tierno y lleno de sentimientos tu poema, Soco:

Es tan bello lo que cuentas en tus versos... Pero a la vez tan triste.Todos los niños del mundo deberían tener un futuro y recursos para poder alimentarse,vestirse y educarse.

Un fuerte abrazo

Sandra Figueroa dijo...

Tierno y hermoso poema, una niña preciosa que adorna en el cielo como lo que es, una estrella que brilla en tus letras. Saludos amiga.

TORO SALVAJE dijo...

El poema iluminaba mis ojos hasta que llegué al último verso y subí con él hasta el cielo.

BEsos.

Anónimo dijo...

Uy, gracias a ti bella dama de las palabras; gracias mil por comentarme :)

soco luis fernandez dijo...


Ana, Sandra, Xavi. Muchas gracias. Koembiyú os sonríe. Besos.

soco luis fernandez dijo...


Anónimo, me gustaría saber quien eres.
No recuerdo cuando te he comentado , pero seguro que fue porque me gustó lo que leía.

Saludos poéticos, Y gracias.

José Manuel dijo...

Gracias Soco.
Koembiyú, tal vez no te enseñó la palabra más hermosa, en guaraní "Sy", "madre". Tal vez no la había conoció y ante el desamparo... se la llevó tu estrella. Te hubiera gustado, porque tu lo eres y así te expresas siempre.
Tu poema me ha recordado una familia amiga paraguaya. Además de sus 4 hijos naturales, han adoptado -temporalmente a 14 bebés más.
Me he referido a ellos varias veces, la última el día de la madre de 2017.
http://belmontajo.blogspot.com.es/2017/05/hoy-amor-y-siempre-sy-madre.html

Un fuerte abrazo.

soco luis fernandez dijo...


Sí, José Manuel, conocía esa hermosa palabra. En un tiempo, anduve por esa zona de asentamientos y pude conocer la situación penosa de los poblados indígenas; una verguenza histórica prolongada a lo largo de siglos. Ahora mismo, la mayoría de esos niños, cargan el destino de nacer, enfermar y morir prematuramente. Así de terrible.

Gracias a ti y abrazo. Pasaré a leerte.

GUSTAVO dijo...


Para despertar conciencias. Un delicioso y triste poema, que te inspiró la luz de esa estrella, Koembiyú.

Siempre, un regalo leerte.

celebrador dijo...

Cuenta la leyenda / que en un árbol / se encontraba encaramado / un indiecito guaraní...

soco luis fernandez dijo...


Hola, celebrador.

La historia del pueblo guaraní es el relato de bellísimas leyendas, La que mencipas, será la de Choguí, el indiecito guaraní que se perdió en la selva y un buen dios lo convirtió en pájaro, para librarlo de los animales salvajes... Desde entonces, se escucha su canto: Choguí, Choguí...

Gracias por tu visita, encantada.

soco luis fernandez dijo...

Perdona el error; quise decir, mencionas.

idoia dijo...

Tristísimo pero tan hermoso y tan dulce, que conmueve y duele. besosmiles

PAUL dijo...


C`est magnifique. Chapeau. Merci et bisous.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Creo que no se necesita más para decir en un bello y tierno poema el sentimiento de la amistad. UN abrazo, desde Colombia, querida Soco.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Creo que no se necesita más para decir en un bello y tierno poema el sentimiento de la amistad. UN abrazo, desde Colombia, querida Soco.

soco luis fernandez dijo...


Gracias, Carlos. Hacia Colombia viaja hoy para ti, un pequeño montoncito de versos que espero que te gusten.

Otro abrazo para ti,

soco luis fernandez dijo...


A todos gracias con mi cariño.

impersonem dijo...

El final es triste... aunque no sabemos si liberalizador de una realidad hostil...

Me la he imginado enseñándote esas palabras en guaraní y a ti escuchándola... prefiero imaginar esa imagen de ternura que su otra realidad...

Creo que en nombre de la "civilización" a nuestra imagen y semejanza, hemos roto, destrozado, la esencia de todas las demás civilizaciones... dogmas que han apuñalado la libertad de otros pueblos, de otras gentes... de otra forma, creo que mejor, de vivir...

Elegiré una estrella de la bóveda celeste y para mí sera Koembiyú a partir de ahora...

Abrazo

soco luis fernandez dijo...


Creo exactamente igual que tú, Imper y agradezco y me emociona, ese bello homenaje a Koembiyú. Han pasado muchos años pero su Estrella, sigue brillando.

Siempre mi abrazo grande, grande.

Joaquín Galán dijo...

Se la llevó una estrella y ella misma se hizo estrella,seguro.Desde arriba podrá ver ese mar que no conocía.Delicioso poema,tierno y sentido.

Julio González Alonso dijo...


Mis felicitaciones, Soco. El poema contiene toda la emoción propia de la poesía. Salud.

soco luis fernandez dijo...

Gracias, Julio. Quiero decirte que desde hace un tiempo, no puedo entrar en tu blog. Te leo pero no puedo comunicarme contigo. Y lo siento,

Un abrazo desde la cercanía.

soco luis fernandez dijo...


Muchísimas gracias y abrazos para todos. Feliz febrero.