martes, 12 de agosto de 2008

REFLEXIONES IV ¿ POR QUÉ NO SE LEE POESÍA?

En la actualidad, la poesía está dedicada a poca audiencia: pequeñas editoriales, pequeñas tiradas, pequeño público... Aún para los que tienen el hábito de leer, la poesía no está incluida en su cesta familiar.
Parece que la poesía está en otra parte: en un pequeño espacio reservado a una minoría.
¿ Por qué?
Recuerdo de niña, que ya en la escuela primaria, aprendíamos a leer poesía. Recitábamos poesía. Y nos gustaba la poesía... ¿ Por qué ahora no es así?
Me gustaría recibir opiniones.

Afirman "malas lenguas" que fueron los poetas modernistas quienes se apartaron voluntariamente de los lectores "corrientes", para encerrarse en su torre de marfil, consagrados a escribir poemas tan originales como crípticos, que tienen la virtud de no inspirar sentimientos, de no hacer reír ni llorar... De no decir nada al lector...

En realidad, desde hace más de siglo y medio, la poesía dejó de ser el vehículo natural del romanticismo y fue perdiendo en el camino, las reglas de versificación tradicionales, para hurgar en la más profunda interioridad del poeta, sin apenas concesión para el lector.
Libre de toda métrica, audaz en el manejo del espacio y del tiempo, pone el acento en lo más conflictivo del ser humano, intentando develar el misterio de su esencia; el porque de su "estar" en el Universo. Y si bien esto amplía el campo a explorar, crea el problema de su comprensión.

Por eso se le sigue pidiendo al poeta, claridad de expresión, lealtad a los sentimientos, la sinceridad de la experiencia... Una poesía, que haga sentir.

Y, de hecho, es la única poesía que ha triunfado entre los lectores.


Como ejemplo de una poesía clara, sensible, sincera... unos poemas

DE RAYMOND CARVER : UNA MUJER SE BAÑA

Río Naches. Justo debajo de las cascadas.
A cuarenta kilómetros de cualquier ciudad.
Un día de lenta luz solar,
cargada de olores de amor
¿ Desde hace cuanto?

Ya tu cuerpo, perspicacia de Picaso,
se seca al aire de esta zona montañosa.
Te seco la espalda, las caderas
con mi camiseta.
El tiempo es un león de montaña.
Nos reímos de nada,
y cuando te toco los pechos,
incluso las ardillas
quedan deslumbradas.


DE TESS GALLAGHER: DEJO DE ESCRIBIR EL POEMA

Dejo de escribir el poema
para doblar ropa. Da igual quien viva
o quien muera. Sigo siendo una mujer.
Siempre tendré mucho que hacer.

Doblo las mangas de su camisa. Nada
puede frenar nuestra ternura.

Volveré al poema.
Volveré a ser
una mujer, pero por ahora,
tengo una camisa, una camisa enorme
entre las manos. Y en algún lugar,
una niña pequeña
al lado de su madre,
que mira para aprender como se hace.

7 comentarios:

lagun bat dijo...

Sobre tus reflexiones:
Me gusta la poesía, pero soy alérgico a tan modernas tendencias.
El poema debe llegar al lector, conmoverlo.
Desde otro rincón de Euskalerría, te felicito.
Un abrazo amigo.

Una compa dijo...

Me gusta tu blog, tus poemas. Los que eliges y las reflexiones que haces.
Sin menospreciar la poesía de " altos vuelos", yo pienso que se lee poca poesía porque no se entiende.
Adelante.

paula dijo...

NOTA DISCORDANTE

Sobre, por qué no se lee poesía.

Primero, creo que quien quiere leer poesía, sigue leyendo poesía.

Desde la escuela, supe que no quería leer poesía, niña aún, no sabía por qué.
Después de muchos, muchos años, descubro que existe, hoy, otra poesía, que como otras cosas, no se tiene que limitar.
Quizá también haya lectores diferentes, pues diferentes somos todos, que sí quieran cuestionar otras cosas, que sí quieran penetrar en las entrañas del ser y que también se merezcan leer poesía.
Ni por ello el lenguage tiene que ser menos claro, ni haber menos sinceridad.
¿Qienes somos nosotros para subestimar al lector?

María Socorro dijo...

Quiero dar laz gracias a todos- as- los que mandais comentarios.

A una compa-para mí "la compa",
le recuerdo las amables charlas del 99. Abrazo especial.

A Paula, la felicito por sus certeros razonamientos.
Pero quiero decirle: De acuerdo que cualquier lector, tiene derecho a leer lo que desee, y que no se puede limitar nada; faltaría más...
De acuerdo que hay lectores diferentes, que les apetezca entrar en las entrañas del ser, en los entresijos más profundos del alma humana. Estos,afortunadamente, tienen tambien poesía donde recrearse.
Pero nadie trata de subestimarlos.¿ Quien ha dicho que los subestima?
Se trata simplemente, de dar datos, razones de por qué actualmente, se lee tan poca poesía...
Son opiniones, la tuya, la de otros; todas igual de respetables.
Hasta pronto

bakar dijo...

no sabía que me gustara leer poesía y lo he descubierto gracias a tí. gracias!
besos

Inés dijo...

Leo cada poema y cada palabra de este blog.Gracias.
Soy Inés de Pasajes ¿ me recuerdas?

María Socorro dijo...

Para Bakar
Me das una alegría , de veras.Te quiero.

Para Inés
Claro que te recuerdo, entre tantas niñas ¿ de sexto? ¿cuanto tiempo?...
Un abrazo