martes, 12 de agosto de 2008

Y AHORA ALGO MÍO

TARDES DE DOMINGO

Íbamos a su casa
las tardes de domingo.

Eran las amigas de mi madre.

Tenían una casa en el campo
con jardín.
Una galería de cristales.
Y niñas de mi edad.

Mamá se ponía guapa,
con tacones muy altos
y vestidos alegres.

Y llevaba una caja con pastas
que ella misma hacía.

Tomábamos el té bajo los árboles.

Hablaban de mi padre
y mamá se ponía un poco triste.
Cuando lo nombraba,
salían mariposas de sus labios,
que venían a posarse en mis manos...

Luego, sonriendo,
jugaba con nosotras a la comba.


POR ESO Y PORQUE SÍ

Por compartir conmigo
días de lluvia y paraíso.

Porque coges mi mano
y me retienes,
cuando vuelo sin rumbo.

Porque aprendí contigo
a sonreír por nada,
a ser distinta.

Porque eres sencillo,
irreverente
y mágico.

Porque pintas grafittis
en la luna.
Porque es completamente otoño.
Porque te quiero

Por eso, y porque sí,
ahora estoy contenta.

2 comentarios:

Una compa dijo...

Me encantan estos dos poemas.
La naturalidad del primero, y su hermosa metáfora Salían mariposas de sus labios, que venían a posarse en mis manos.
Y la sensibilidad y el optimismo del otro.
Eso de...Por eso y porque sí...

bakar dijo...

dice Ilu que que bonito eso de las mariposas, un poema muy nostálgico que te hace ponerte en el lugar del que habla.
besos