jueves, 28 de junio de 2018

Requiem
















Lo decidió una tarde de otoño
evocando aquel blues.
Se vistió, como si fuera fiesta.
Acarició el retrato.
Pasó, lentos los dedos
por las cuerdas dormidas,
de la guitarra muda.
Y se lanzó a la calle
con el  paso resuelto.

Compró una flor
que regaló a una niña.
Saludó a un viejecito,
como si fuera amigo.
Siguió el vuelo de un pájaro.
Envidió a una pareja.
Dio su último billete
a un pequeño mendigo.

Cristales rojos
mas allá de la arena.
-era otoño y la tarde moría-
Pensó en una familia
como si la tuviera...
Hizo un guiño a la primera estrella,
y silbando aquel blues,
se perdió por el agua.

Solo el mar, lo sabía.

                                         * Publicado en la Revista Kaixo, tiempo ha

23 comentarios:

SARA dijo...


Trágicamente bellísimo, Soco. En ti la poesía.Un abraza y mas,

carlos perrotti dijo...

Dramático poema-relato, repleto de tus hallazgos, y de esa atmósfera melancólica tan tuya, Soco. Hermosa pintura también con la que ilustras.

El placer siempre de leerte. Abrazos.

TORO SALVAJE dijo...

Me recordó a Alfonsina...

Besos.

Ernesto. dijo...

Bonito poema amiga... Con ese toque tan real y a la vez personal con el que tintas tus expresiones.

La palabra «tarde» evoca al recordado Machado.

Fuerte abrazo Soco.

Fernando dijo...


Me ha impactado en serio. He sentido la frialdad del agua. Yo también como Toro, he pensado en Alfonsina. Abrazo. Fer

PAUL dijo...


Autre fois, chapeau, poète. Et bisous

Arantza G. dijo...

Jolines, que bonito
Besos, Soco

Maria Rosa dijo...



Parece la historia de Alfonsina Storni. Bellos tus versos querida Soco.

mariarosa

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Veros hilados con una capacidad para contar una historia sensible y de decisión del destino, en la muerte. Un abrazo, y mis respetos. Carlos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

*versos hilados, corrección. Carlos

GUSTAVO dijo...


..."Pasó lentos los dedos
por las cuerdas dormidas
de la guitarra muda"...No sabes cuanto me dicen estos versos.

Besos porteños. Muchos.

INÉS dijo...

Me has llevado a los años de la clase de lengua en 8º y me he emocionado muchísimo, profe.

Como siempre, mi abrazo de sábado y mi cariño

RECOMENZAR dijo...

que bello escrito me has dejado pensando en tus palabras
con magia de una noche de silencios...

Elisa Alcántar dijo...

todos nos iremos tropezando con la luz final
hermoso y sentido poema Soco

besitos de sol

Anónimo dijo...


Mi felicitación mas sincera. Sabes que te admiro y mucho. X M

Ángela dijo...

El mar también abraza, ¿qué sabe nadie?
Gracias por venir.
Un abrazo Soco, linda.

Anónimo dijo...


"Y silbando aquel blues
se perdió por el agua.

Solo el mar lo sabía"... Adoro siempre tus finales.

Adriana Alba dijo...

El mar...fiel testigo de sentimientos.
También me recordó a Alfonsina.
Abrazos Soco.

Julio González Alonso dijo...

Hay maneras de despedirse y hay maneras... pero hay que saber. Enhorabuena, Soco.
Salud.

Tesa Medina dijo...

Oh, Soco es bellisimo, conmovedor. Hay que saber vivir pero también morir.
Despedirse de la vida con tanta ternura, ritmo y elegancia es sólo cosa de poetas.

Un ligero chapoteo, el rumor del mar y fundido a negro.

Sin remedio me llevó a la canción tan versionada como hermosa dedicada a la poeta argentina Alfonsina Storni

...Te vas Alfonsina con tu soledad
¿Qué poemas nuevos fuiste a buscar?
Una voz antigua de viento y de sal
Te requiebra el alma y la está llevando
Y te vas hacia allá, como en sueños
Dormida, Alfonsina, vestida de mar.

Me encantaría poder estar en esa terraza de Donosti frente al mar, Soco, charlando y riendo contigo. Pero voy a trabajar un poco en mi novela, y con ello a conjurar el verano que, pese a todo, también está siendo más suave en Madrid.

Soco, que tu verano rime con amor, placidez, emoción y poesía a ritmo de un buen blues. Nos leemos en Otoño.

Un abrazo,

Sandra Figueroa dijo...

Un poema trágico y hermoso...me encanto leerlo....saludos

Mª Socorro Luis dijo...


Gracias a todos y un abrazo a cada uno con mi cariño

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Solo el mar lo supo
y tu... que nos lo has contado

Bellas letras

Paz

Isaac