sábado, 2 de junio de 2018

Devuélveme




Quiero que me devuelvas
el rumor de la lluvia.
El olor a fresquito del alba
y la fe deshojada.

La agenda de tapas amarillas
donde anoté tu dirección,
aquel otoño.
Y el hueco de tus brazos
donde apoyé mi vida,
cuando la añoranza.

Devuélveme
losvuelvepronto y lostencuidado,
lostequiero y lostenecesito
y aquellos clandestinos
viernes, juntos.

Quédate tu
con las coordenadas de mi espacio,
con la nostalgia
de los sueños cumplidos,
con los trocitos de metáforas
que quedaron rotos en la almohada.

Con el humo que queda
del amor que tuvimos
y se apagó lentito.
Con todas tus contradiciones.

Y con mi incondicionalidad.


20 comentarios:

SARA dijo...


Una vez mas, querida Soco, gracias por regalar belleza. Besos y sonrisas.

SUSANA dijo...


Clarísimo, preciso, contundente.

Y sobre todo, bello, tierno, rítmico y musical... Un poema total.

"Y con mi incondicionalidad"...Mil besos

Mª Jesús Muñoz dijo...

...Y es que tus poemas nos dejan el rumor de la lluvia, el olor fresquito del alba y...el amor a la poesía...Todo lo tienes, porque todo lo que damos vuelve, Soco.
Mi abrazo y feliz fin de semana.

TORO SALVAJE dijo...

Este poema es para aprenderlo de memoria.
Es una pasada.
Me gusta mucho.
Te felicito.

Besos.

Adriana Alba dijo...

Dicen que donde hubo fuego...cenizas quedan
Como el ave fénix cada verso sobrevuela al calor de la nostalgia.
Bellísimo!

Besos Soco.

Maria Rosa dijo...


Ay Soco, te buen poema, expresas en poesía lo que alguna vez pensamos y no hemos sabido decir tan bien. TE DEJO MI APLAUSO Y MI ADMIRACIÓN.

mariarosa

Fernando dijo...

Siempre untequiero y unteadmiro para mi poeta favorita.

Y besos.

GUSTAVO dijo...


Vivo tus poemas y tantas veces me identifico...

Abrazo de otoño porteño

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

En mi agenda de tapas amarillas guardare tu maravillosamente bello poema.

Abrazos.

Tesa Medina dijo...

Ay, Soco que maravilla de principio a fin...pero estos versos me anclan en la historia...
Devuéveme...

...el hueco de tus brazos
donde apoyé mi vida...

Ese hueco por donde dos amores se hicieron uno, el mismo hueco por donde se fue escurriendo el amor adelgazado de sueños, de anhelos y de misterios...

Como podemos amar incondicionalmente y no saber cómo amarrar ese amor a la cintura.

Eres genial, poeta. Me encanta leerte.

Un abrazo,

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Una lírica partición de bienes amorosos. Cuánto lleva a separar las cosas del amor, cuando este se distancia, no vuelve o abomina. UN abrazo, querida Soco.

AUGUSTO dijo...


Tan bello como siempre, tan lírico y musical, tan Soco... Besosyamapolas.

Alicia dijo...

Es un poema intenso, profundo, maravilloso... Como tu sabes hacerlo. Besos

Anónimo dijo...

Vale, te devuelvo todo lo que me pides, pero me quedo con el poema y con tu sonrisa...

Bello, bello, bello. Y mas.

PAUL dijo...

Toujours l'amour, ma cherie. Et bisous

carlos perrotti dijo...

Extrañaba leerte, Soco, pero qué bueno es volver a hacerlo. Tuve que irme lejos por trabajo, al Iberá, adonde ni siquiera hay electricidad ni llegan los satélites...

Impecable poema lleno de hallazgos (la fe deshojada, magnífico) que releo a ver si son contagiosos tus versos.

Abrazo grande.

INÉS dijo...


Siempre mi emoción y mi gran cariño, profe. Con mi abrazo de sábado.

Jota Azimut dijo...

Por momentos se disparan los sentimientos dulcemente, es el rescoldo de la memoria tras una ruptura. Imagino que el deseo intensísimo de que permanezcan todos aquellas emociones, todos los detalles de generosidad, de la nostalgia, al fin y al cabo me llegas con la ambiciosa idea de que todo lo que se dio, de que todo lo que se hizo por amor y desde el amor, no se diluya.

Tu poesía es dulcísima, íntima, deliciosamente profunda.

Gracias por transmitirla, Soco.

Un beso.

Mª Socorro Luis dijo...


Muchísimas gracias a todos. Sed muy, muy felices.

Anónimo dijo...

Bellísimo. Me ha encantado encontrarte. Gracias por compartir emoción.

Saludos. X M