miércoles, 29 de abril de 2009

MALVINAS



De pie, apoyado en la barandilla de cubierta, miras sin ver la hermosa inmensidad verde-azul que te rodea.
Con el horror en el alma. Con escenas bélicas que ya nunca dejarán de acompañarte, deseas y temes llegar a tierra.

Qué diferente el viaje de ida... Llenos de inconsciente entusiasmo, hacíais planes de victoria: íbais a hacer morder el polvo - el agua en este caso - a los prepotentes ingleses...

La imagen de Carlos, tu amigo y compañero de facultad, se hace nítida en tu mente. El recuerdo de su cuerpo destrozado, perdíendose en el agua, se te hace insoportable e intentas pensar en otra cosa. Evocas tu casa, tu cuarto... la guitarra, los discos , los libros, la moto... el barrio porteño que cobijó tu vida, durante casi veinte años... Tu madre... ¿ Y la madre de Carlos ?... ¿ Qué le vas a decir?... ¿ Cómo la vas a consolar ?...

El resplandor del alba, descubre el perfil desdibujado de la gran ciudad de Buenos Aires. El agua del Rio de La Plata, ahora es oscura, casi marrón y miles de aves marinas, acuden a daros la bienvenida. Por fin la patria; la patria de verdad. donde has nacido y tienes tus amores.
Pero te sientes solo y vacío. Sabes que ya nunca volverás a ser el chico despreocupado, alegre y comunicativo... ¿ Con quien prepararás ahora tus examenes ?... ¿ Quién te acompañará en la moto, cargada de libros y de sueños a la facultad ?... Allá quedaron, perdidos en las aguas de la remota y helada Antártida, Carlos y otros muchos compañeros que como tú, se dejaron seducir por el sentimentalismo de unos ideales ... por un manipulado patriotismo, cuando menos, sospechoso.

Ahora lo comprendes. Lo ves muy claro. Fue el momento oportuno que los altos mandatarios explotaron, para desviar las críticas de una opinión pública, cada vez más contraria a su nefasta acción de gobierno. La Razón de Estado, que hiciera olvidar, gravísimos problemas internos...
Y vosotros, abiertos a ideales, os dejásteis arrastrar... y al grito
" Las Malvinas son Argentinas", os ofrecisteis como carne de cañón, para una lucha desigual e inoportuna.

El puerto. Mucha gente se amontona para recibiros como a héroes... Gritan. Os vitorean agitando banderas. Escogidas autoridades, os prenderán medallas... Prepararán homenajes a los caídos...

Y tú, sientes una gran náusea y los ojos se te llenan de lágrimas amargas.

*********

La guerra de las Malvinas, se inició en Argentina en Abril de 1982 En esos años, la Dictadura Militar (1976 - 1983) había llevado al país, al caos económico y social, después de instaurar el terror en la población, por la implacable represión llevada a cabo sobre todas las fuerzas democráticas. Estudiantes, sindicalistas, intelectuales, profesionales de los medios de comunicación... fueron secuestrados, asesinados, desaparecidos.
Vuelvo a traer este poema como un pequeño homenaje a los miles de desaparecidos, muchos de ellos, arrojados vivos al Río de La Plata.


RÍO HERIDO


Hay un río tan triste
que fluye en el silencio,
hundido
en la pintura del paisaje.

Un río que está herido.

Que esconde el corazón
de luto,
y no se atreve
a reflejar estrellas.

Un río
que jamás quiso ser tumba.
Que jamás quiso oír
el grito de los muertos.

Hay un río muy triste.

Un río que está herido,
en un país que amo.

19 comentarios:

José Ignacio dijo...

Recuerdo aquella perversidad.
Y el contraataque del Imperio.
Hasta los príncipes montaban en el reactor para salir en la foto.
Los militares golpistas exaltaban patriotismos que pretendían camuflar dictaduras.
Los militares constitucionales acudieron a salvar la dignidad de su poderío histórico.
Conclusión: Dale un arma a un imbécil y corre.
Hasta pronto.

Fernando dijo...

Doblemente hermoso...
El texto, extremacedor y el poema no menos extremecedor.

Te felicito dos veces.

Graciela L dijo...

En aquellos años terribles yo estudiaba en la facultad de Derecho. Varios compañeros fueron desaparecidos. Así que podés imaginar lo que he sentido al leer tu post.
Es algo que no se puede olvidar...
Creo que en boca de tu personaje hacés un análisis certero de aquellos acontecimientos que sufrimos acá.
Y el poema, me hizo llorar.
No sé si sabés que a veces tiramos flores a las aguas de ese rio tan triste.

Un millón de gracias.

Mertxe dijo...

Tengo mucha familia en Buenos Aires. Nos lo contaron todo. Cuando venían a visitarnos, costaba mucho trabajo sostenerles la mirada. No llegó a ocurrir ninguna desgracia entre ellos, pero sí hubo muchos sobresaltos. Pura suerte. A veces ocurre. Pero dudo mucho que lleguen a olvidarlo.

Tu texto y tu poema son emocionantes y se los enviaré a mi prima Aurora, que todávía no se cree la suerte que tuvo.

Rio Oria dijo...

Tal como le explicas, lo vivimos en su momento, fue una gran majadería, pero los jerifaltes siempre estan preparados para que mueran otros, ellos en sus poltronas casi ni se enteran. Me he estremecido al leer tu poesia, todo lo que tuvo que ver ese pobre rio. No me parecía que hacía tantos años, un buen recordatorio.
Un beso. Olalla.

MiLaGroS dijo...

Hola. Te visito y te enlazo a mi blog. Un beso grande. milagros

Susana dijo...

Me ha conmovido, extremecido, impactado el texro. Me parece tan real, tan vivido...

El poema bellísimo
"oculta el corazón de luty no se atreve
a reflejar estrellas"...

Gracias por dejarnos participar en estas emociones.

poemas de ruben dijo...

Me acuerdo de todo aquello.Esos
jóvenes embaucados por una Junta Militar que quería salvar el pellejo.Que pensaba que la guerra era su salvación.La sangre todavía esta caliente...

Inma dijo...

Un placer como siempre pasar un rato por tu página.

Unos cuantos besos

María Socorro Luis dijo...

JOSE IGNACIO:
Mis dos hijos mayores,en aquellos años, andaban por esa edad... Son argentinos.
Afortunadamente, ya estábamos aquí.

FERNANDO:
Gracias dos veces.

GRACIELA:
Tiraremos flores y poemas.

MERTXE:
Nosotros, también, pura suerte, así es.

OLALLA:
No se pueden olvidar esas barbaridades.

MILAGROS:
Bienvenida. Un gusto conocerte.

SUSANA:
Real y vivido, sí.

RUBËN:
La poesía ¿nos salvará del horror?...

INMA:
Otros cuantos pare ti.

impersonem dijo...

Tremendos hechos...como todas las guerras con sus propios muertos... y en cuanto a la dictadura militar y sus tropelías ¡qué decir!... tendria que decir tanto que prefiero callar y recordar a las víctimas inocentes que desaparecieron.

Besos.

beker dijo...

Profundo amiga, con un hondo sentimiento... yo también recuerdo esa catastrofe, de luchas inservibles que tanto dolor acarrean, un abrazo

Javier dijo...

Impresionante tu texto y tu poema.

Terrible vivir esos años allí. Me he quedado sin palabras.

marisa dijo...

Un río que está triste en un país que amo...Soberbio, aplicable a todas las dictaduras, a todas las injusticias, a todo el dolor. Un abrazo amiga querida y poeta genial.

Gustavo A dijo...

En el año 82 yo tenía 14 años, era muy chico , pero conozco todo lo que estaba ocurriendo en ese tiempo.

El poema es un homenaje precioso.

María Socorro Luis dijo...

Para Impersonem, Beker, Javier, Marisa, Gustavo, un abrazo agradecido. Gracias.

Piel Roja dijo...

Flores y poemas a un Rio que está herido.

Gracias por el emotivo recuerdo.

Leznari dijo...

Precioso poema.....Soco
Estén donde estén esas personas que dieron su vida por la libertad, esbozaran una sonrisa al leerla.
Besitos dulces preciosa.
LEZ

Sara dijo...

Qué triste, y qué bonito recuerdo.

Muchos besos