miércoles, 25 de junio de 2014

Poemas de hoy : Aura



No creo en ese"cieloprometido"
ni en los ángeles
tal como los pintaba
el catecismo,
de mis tiempos
de ingenua colegiala.

Pero si creo en ángeles
que a veces,
encontramos, sin mas,
por esas calles:

El chiquillo -diez años -
que vende en los semáforos,
pañuelos de papel.

Aquella niña chica
que pide sin palabras,
y sin brazos.

Un vagabundo ciego
que nos regala,
improvisadas melodías,

o Timmy, el muchachito negro
que va con sus bolsillos
repletos de monedas,
para mamá cansada.

Son pequeños  ángeles,
sin aura?...

-  yo a veces, se la he visto -

domingo, 15 de junio de 2014

Txantxangorria naiz



            

Vuelve
como todas las primaveras.
El pecho rojo, alas azules.

En lo mas alto del abedul
canta y canta
como soplo de brisaydeluz.

Canta su propia levedad.
su finitud,
su minúscula vida
de alas viajeras.

Tan liviano. Tan libre.

Inquieto. Confíado.
A saltitos
llega hasta mi txoko
- casi siento en mis dedos
su trémulo latido -

Y de pronto se escapa,
componiendo preludios,
como estela de ternura en el aire.
Acaso soñando
con el árbol mas alto,
con torres de cienpisos.

Préstame tus alas, pajarillo,
quiero volar contigo.

miércoles, 11 de junio de 2014

Poemas de hoy : Requiem



                      ***  Para Juan


Desde una estrella  errante
nuevecita,
me  sonríes,
ahora alma libre
en ese cielo en nebulosa
que te acoge,
desvestido ya
de este barro finito
que nos hace tan efímeros
aquí,
en este mundoentránsito.

Me cuentas de la paz
donde habitas ahora
rodeado de amores recobrados,
quimeras y certezas.

Y sonríes.
Bromeas y sonríes sin cesar
como lo hacías antes
aquí,
entre nosotros...

Así, por el sencillo placer
de hacer feliz.

domingo, 1 de junio de 2014

Casual



Caminaba solo, como sin prisa

Se le ve  muy bien:
Habías olvidado
lo bien que le sienta,
el saco sport acuadros
y la camisa oscura.

Intentas despistar
- como que no lo has visto -
pero ahí está.
Te toma de los hombros
y te planta un besoenlamejilla
y que guapa estás,
no has cambiado nada...

Venga, tomemos una copa.

El bar está en penumbra.
- en la mesa,
un clavel rojo reververa -

Se queda mirando tus manos;
acaso  busque la huelladelanillo
 - aún se nota -

y tú quedas pensando...

Y tal vez,
vuelven los recuerdos 
y estás a punto de decir
que aún echas de menos
su presencia en tu vida.
y el roce de su piel.

Que aún buscas,
el hueco de su coche en la vereda.
Que aún guardas, su últimoretrato.

Pero sonríes,
dices que tienes prisa...

Y le deseas suerte.