martes, 25 de noviembre de 2014

Cuando la noche



Cuéntame en sueños
otra historia, madre,
como cuando niña
o escríbemela
con tus dedos de bruma
y aleteo.

Llévame de la mano
como si sola,
como si noche.

Y átame.
Átame con hilos de ternura
para que nada pueda.

Déjame
que regrese contigo
a esos días de patio
y de higos,
de malvones
y dulces azaleas,
de pan y chocolate.
Y recrear
la ternura de tu abrazo
cuando reírllorar
era tan fácil.

Y cuéntame.
Cuéntame los misterios
del  allá
para por fin saber

de que luz o tinieblas estoy hecha.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Niños sin mañana



Nunca tuvieron juegos
casa, cuna,
tequieros ni cometas.

Tal vez nunca,
canciones infantiles,
el tacto suave
de unas manos tibias,
ni las alas de un beso.

Viven un mundo
de charcos
y pies descalzos en verano,
de zapatillas rotas
y pies mojados en invierno.

Sin baños de burbujas
ni zapatos de marca.

Van a la escuela
sin embargo, felices,
a pie limpito
o flotando en un sueño.
Sin mochila
ni rotuladores fluorescentes.
Sin libros de dibujos fascinantes.

- tienen un solo lápiz
y solo un cuaderno -

Sin embargo felices.

Niños de piel de humo,
pan duro y papa asada,
os veo sonreír
con la mirada limpia.

Una estrella celeste os saluda.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Teselas amordesamor



Entonces yo adoraba,
que tuvieras
unas manosguitarra.
Un niño
corriendo por tus ojos.
Tu aire de bohemio.

Entonces,
cuando el amor y eso...


          ***

Era domingo y lluvia,
ni siquiera era invierno.
Y tú no sonreías.
Y no hubo palabras
ni tampoco abrazos.
Era mayo,  el cielo brillaba.

Y en el aire viuncorazónroto.


                   ***

 A veces mi corazón se enoja
y se aleja de mi, como gaviota
en busca de otro amor.

A veces, me desvisto de ti.
Me odio por quererte

y mejuroamimisma amoreterno.


domingo, 2 de noviembre de 2014

Aroma a caléndulas



He borrado tu nombre
de todas las paredes
espejos y ventanas.

He pintado gaviotas,
versos,
notas,
estrellas...
y he colgado del techo
unrojoroto corazón de lata.

He tirado tus fotos,
tu colección de sellos,
tu pipa
y las milcosastontas
que me regalaste.

Te he tachado
de todos los instantes.

Olvidé tus tequieros
tusseráparasiempre,
mis llamacuandollegues
y conduce despacio.

Olvidé nuestro tango.

De par en par he abierto
balcones y persianas
y un aroma a caléndulas silvestres

va llenando la casa.