miércoles, 24 de febrero de 2016

Viendo caer la nieve (r)



Me gusta la nieve.

Nos baja las nubes
a pétalos lentos,
curiosos, livianos,
inquietos,
así, como alas
danzandoenelviento.

Nos acerca el cielo
a trocitos blancos
como besos leves.
Como besos sueltos
para quien los quiera.
Para quien le ofrezca
su cara, su pelo, sus manos.

Adoro la nieve
pero es tan fría...

que pienso en los pájaros
perdidos, sin rumbo,
que pienso en losniñossincasa.
Que pienso en la gente
que vive en la calle.

Adoro la nieve.
Pero yo quisiera,
que se hiciera pluma
o espuma caliente
paralossintecho,
                 paralossinpatria.

o pan recién hecho
para tanta gente.

Adoro la nieve, pero yo quisiera
que no fuera fría.

Que fuera maná.

jueves, 11 de febrero de 2016

Balada para Timmy





Ojitos brillantes.
Pelo de rizos y colorcarbón.

-Hoy cumple nueve años
pero él no lo sabe-

Timmy, negrito desteñido,
sale del refugio
con techo de estrellas
y camina silbando
hasta lagranciudadderascacielos.

 Se acerca a la gente
y extiende su mano
donde van cayendo
monedas y algún billetito,
que alegran
sus ojitosdebuenniño.

Cuando el atardecer
se vuelve malva,
regresa a casa -un decir-
silbando al mundo,
pues, a pesar de todo,
aún le late un corazóndepajarillo.

Y se siente Rey Mago
al volcar los bolsillos ante mamá
y los hermanos chicos.

Luego, cuandolanoche,
 se va a dormir
al edificio abandonado,
con techo de estrellas,
a soñar cometas
remontando nubes...

Y Timmy
-que hoy cumple nueve años,
aunque no lo sabe-

cierra los ojitos cansados.

viernes, 5 de febrero de 2016

Algo de mi



Soy
irremediable aprendizdepoeta.

Colecciono otoños en azul,
días remanso
y sueños imposibles.

-Mi corazón late rebelde-

Me emociona
el arrullo de la lluvia
y el murmullo del viento
en la arboleda.

A veces estoy triste. cuando pienso
lo absurdo de este mundo
y soy un laberinto
entre penas y anhelos.

Tejo y destejo escaleras de dudas
para subir mas alto,
a tocar asteroides con los dedos

-Me late un huracán,
aquí, enelpecho-

Abrazo lo que tengo.
Amo la mar. La noche.
El vuelo de los pájaros.
No me desilusiono
ni me visto de vieja.

Y mis noches se encienden
de música y luciérnagas.